‘EXPRESS’: REVIEW

REVIEW: Express – Temporada 1.

Starzplay arranca un prometedor 2022 con el estreno de su primera serie original producida en nuestro país: Express. Tras asentarse en España gracias a un sólido catálogo en el que las series de la cadena estadounidense Starz sirven como una base perfecta complementada con constantes adquisiciones tanto americanas como internacionales, la plataforma propiedad de Lionsgate entra de lleno en uno de los mercados que más ha crecido en los últimos años, el de la ficción nacional.

Para esta primera incursión en el mismo -siempre es fundamental empezar con buen pie- desde la plataforma han recurrido a uno de los guionistas más reputados del panorama, Iván Escobar, creador de Vis a Vis y Vis a Vis: El Oasis, entre otras series. Producida por The Mediapro Studio, Express también supone su reencuentro con Maggie Civantos, la cual se quita el mono amarillo que tan maravillosamente lució durante los años que encarnó a Macarena Ferreiro para ponerse en la piel de Bárbara Vázquez, una reputada psicóloga criminalista especializada en el análisis del comportamiento de todo tipo de criminales. En ella, Escobar forma equipo con Antonio Sánchez Olivas (Aída) y Martín Suárez (Centro Médico) mientras que en cuanto a su elenco principal destacan las participaciones, entre muchos otros, de actores como Kiti Mánver (La Casa de Papel), Loreto Mauleón (Patria), Omar Banana (Veneno), Alba Planas (SKAM) o el interprete argentino Esteban Meloni (Esa Mujer).

Express - Season 1 2021
© 2021 The MediaPro Studio

Nuestra protagonista, Bárbara (Civantos), es una brillante pero a la vez inestable agente de policía, tan valiosa para el cuerpo por su mente como problemática por sus métodos a la hora de resolver según qué situaciones. Años atrás, Bárbara fue víctima de un «secuestro express», un traumático evento que la dejó marcada de por vida. Pese a que no hay día en el que no recuerde una y otra vez lo que sufrió durante esas horas, ha conseguido salir adelante… aunque su realidad sea un caos absoluto, la educación de la mayor de sus dos hijas -Gus (Alba Planas)- la esté llevando por la calle de la amargura, y su relación con Santa, su ex marido y compañero en la policía, se haya enrevesado de tal manera que ni siquiera la terapia a la que acuden regularmente parece ser la herramienta adecuada para dar un paso definitivo hacía la dirección que sea. Eso si, como se suele decir en estos casos, al menos tiene salud. Y trabajo. Aunque en términos laborales su vida está a punto de dar un nuevo vuelco totalmente inesperado.

Hablando claro, Bárbara está hasta el coño tanto de su superior como de tener que estar demostrando constantemente su valía en un mundo rodeada de hombres que la cuestionan constantemente, por lo que, después de que su último operativo acabe bastante mal, decide cortar por lo sano y dejar el cuerpo. Curiosamente, parece que alguien estaba esperando que tomara dicha decisión. Aquí es donde entra en juego la enigmática Señora Ortega (Mánver), la dueña de Zentral Risk, una multinacional de los seguros cuyo producto estrella es una póliza con cobertura anti-secuestros; una mujer poderosa y pragmática cuya filosofía se reduce a que todo en esta vida tiene un precio y ella tiene el dinero suficiente para comprarlo que sea. Bajo su supervisión y apoyo, Bárbara formará un excéntrico equipo cuya misión será la de responder y resolver los secuestros relacionados con sus clientes; sin papeleo, sin límites, y fuera de la ley.

Ambientada en un mundo en el que todo se mueve con tanta rapidez que la capacidad de comprensión y reacción de las personas se ha visto alterada de un modo que aún no se conoce como nos afectará, la serie propone al espectador una interesante variedad de casos, aunque todos ellos tienen en común lo más importante: una lucha contrarreloj para salvar una vida. Dulce (Mauleón), una dura e inteligente especialista en drones; Malasangre (Bernardo Flores), un violento e imprevisible joven condenado por su participación en más de 15 secuestros capaz de ponerse en la piel de cualquier criminal; Zero (Banana), probablemente el mejor hacker del país; y Maribel (Ana Marzoa), la veterana del grupo, una mujer que ha desarrollado un espectacular sentido del oído a raíz de haber perdido casi la totalidad de la vista por culpa de un glaucoma, serán los nuevos compañeros de Bárbara. Ellos y Roldán (Vicente Romero), el fiel empleado de la Señora Ortega, una especie de Torrente contemporáneo definido por sí mismo como un hombre de acción, un verdadero soldado dispuesto a acatar cualquier orden.

Express - Season 1 2021
© 2021 The MediaPro Studio

Aunque su puesta escena parezca más bien sencilla, Express ofrece muchísimo más de lo que esperaba de ella. La serie es una lograda mezcla entre thriller criminal y drama familiar, cuyo pretexto principal, los llamados «secuestros express», sirve como el punto de partida para explorar la vida profesional y personal de su protagonista y las de los personajes que la rodean. Bárbara es el centro de todo, pero a su alrededor orbitan varias tramas ‘secundarias’ tan relevantes como su parte más serializada o el caso de turno. Es verdad que Express tira mucho de clichés; solo hay que ver a su protagonista: una brillante profesional, dura y fuerte pero llena de traumas del pasado, que lucha para sacar adelante a su familia, con la hija adolescente de turno, a la vez que intenta averiguar lo que quiere de su ex marido, un tipo con el que comparte trabajo, hijos, sexo ocasional y algún porro que otro; pero también es cierto que, al final del día, a través de ellos logra construir un universo propio capaz tanto de sostenerse por sí solo, capaz de generar el suficiente interés para que los que estamos al otro lado de la pantalla nos quedemos pegados a ella. Eso es lo más importante. En este sentido, no ofrece nada que no hayamos visto treinta veces en el pasado, pero tampoco necesita hacerlo. Es un cóctel explosivo cuya verdadera gracia no está en los elementos que lo componen (que también) sino en el resultado de su combinación.

Una de las cosas que mas me ha llamado la atención de la serie es su tono. Express es una serie MUY ESPAÑOLA. La forma en la que sus guionistas mezclan el drama y la tensión que generan sus historias con ese ‘frikismo’ tan particular que tienen algunos de sus personajes es sin duda alguna uno de sus grandes alicientes. Por no hablar de que en ella casi cualquier cosa es posible. Que se lo digan a Dulce y a sus drones… Por otro lado, Express sabe que tiene una magnífica oportunidad para ser relevante y la aprovecha siempre que puede. ¿Es una serie de secuestros? Lo es, pero también es una serie que explora temas tan necesarios como empoderamiento femenino, bullying, abusos, sexualidad, autodescubrimiento, la injusta realidad a la que se enfrentan a día de hoy muchos jóvenes LGBTI o, entre otros conceptos, como los traumas del pasado son capaces de condicionar el resto de nuestras vidas. Es una ficción llena de sorpresas con mucho que contar. Lástima que casi cada aparición de Gus y su novia, Triana (Carmen Daza), sea capaz de transportarnos a Las Encinas. Personalmente vivo mejor cuando olvido la existencia de cierta serie de Netflix. Bromas aparte, Express es el enésimo ejemplo del buen momento que vive la ficción española: una serie loca y muy entretenida que no dejará indiferente a nadie que la vea. 

Recordamos que la plataforma Starzplay estrena la serie este próximo domingo 16 de enero. Se emitirá de forma semanal tanto en nuestro país como en Italia, Francia y América Latina.

NOTA (CAPÍTULOS DEL 1 AL 4): 6.8/10

Un comentario en “‘EXPRESS’: REVIEW”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.