“CHICAGO FIRE” : UN REPASO A LA 5º TEMPORADA

Chicago Fire regresa con su sexta temporada el próximo 28 de septiembre, pasando a la noche de los jueves de la NBC. A una semana de su regreso, te refrescamos la memoria (con SPOILERS) de lo ocurrido en la temporada anterior.

Como recordareis, allá por el capítulo número 100 de la serie nos colaron la aparición del padre biológico de Louie (ese niño con cara de tristeza y confusión permanente al que Dawson adoptó), la relación Brett y Antonio, y una paciente con leucemia que tiene una médula compatible con la de Severide. Pues bien, en los 14 capítulos siguientes ha pasado de todo y de nada a la vez.

Empezando por lo random, como siempre: Brett y Antonio cortaron 4 capítulos después, y ella se mudó con Cruz y Otis 8 capítulos más tarde.  A Boden volvieron a putearle (es un gag recurrente, cada temporada pasa.) sólo por dar sin querer una orden a los bomberos de otro Jefe (de verdad, aquí los hombres se ofenden muy fácil) y por eso éste decide agradecérselo mandando a Brett, Kidd, Herrmann, y Otis a Estaciones distintas y a Cruz y Capp a la Central de llamadas. Lo único bueno de eso fue volver a ver a Chout; lo malo es que sólo duró un episodio porque, casualidades de la vida, uno de los hombres que rescatan en un incendio resulta ser un teniente de alcalde que arregla las cosas para que Boden recupere a su equipo. Obviamente se encargaron de dejar bien claro que los demás bomberos de Chicago son bordes, vagos, y están empanados, y que los de la 51 son perfectos en todo, por supuesto.

Por otro lado, Dawson y Brett tuvieron que asistir a un curso de re-entrenamiento después de que el chico en prácticas que les asignaron no pudiera evitar reanimar a una víctima en lugar de limitarse sólo a observar. Supongo que tuvo su gracia ver a Gaby de alumna rebelde y Sylvie de alumna aplicada. Además conocimos a Marcy, la sustituta temporal de Connie; a Jason Kannell, un amigo bombero de Casey que une al equipo; y de paso los guionistas volvieron a desaprovechar la oportunidad de hacer limpieza de personajes en un episodio en el que unos pandilleros secuestraron la 51.

También tuvimos un crossover aburridísimo con Chicago PD en el que intentaron hacernos creer que Severide había tenido un accidente de coche estando borracho, provocando la muerte de una niña. Y un cuádruple crossover (un One Chicago en toda regla) bastante entretenido en el que la hija de Olinksy moría tras ser rescatada de un incendio.

En cuanto a Severide, justo cuando pensábamos que por fin iban a dejarle ser un poco feliz, le meten un drama aún más grande. A raíz de la operación empieza una relación con Anna, la chica con leucemia. Aunque en un principio ella regresa a Springfield y él está a punto de aceptar el puesto de Jefe de Batallón allí, finalmente es ella quien toma una plaza libre en la unidad de pediatría del Chicago Med. Pero como en esta serie no podemos tener cosas bonitas (acordaos sino de lo que pasó con Shay), el cáncer reaparece y Anna muere. Lo peor de todo es que realmente me parecía que hacía muy buena pareja con Severide. Al contrario que la mayoría de sus novias, Anna no era pesada ni imbécil, sino tranquila y bastante maja. Y hablando de pesados, después de tanto rollo con lo del padre de Louie, Dawsey decide que lo mejor para todos es que el crío que se vaya con su familia paterna. Ahora en vez de a Louie tendremos que aguantar al padre de Dawson, que viene divorciado, sin dinero, y provocando tensiones entre Matt y Gaby.

Por eso los últimos minutos de la season finale cobran tanta importancia. Diez minutos que nos tienen en tensión viendo cómo Casey, Mouch, Herrmann, Severide, y Kannell quedan atrapados en el incendio de una fábrica (sí, el final de la segunda temporada fue muy parecido) mientras hay explosiones y derrumbes a su alrededor y a Mouch (que acababa de decidir su jubilación) le da un ataque al corazón. Pero lo importante (para los guionistas) es Casey despidiéndose de Dawson siendo consciente de que las probabilidades de salir de allí son muy bajas… A pesar de que es más que obvio que no va a morir (d’uh). Siendo sincera, tenía la esperanza de que Mouch muriera, primero porque realmente hace falta que se quiten ya de encima a Mouch, Cruz, Otis, y/o Herrmann; y segundo porque es el momento perfecto para ello. Pero la verdad es que no me extrañaría que optaran por matar a Kannell, viendo lo bien que les va siempre a los que llegan nuevos.

Por suerte, ya sólo queda una semana para salir de dudas.

Anuncios

Un pensamiento en ““CHICAGO FIRE” : UN REPASO A LA 5º TEMPORADA”

  1. Que buen review, concuerdo en todo desde Serveride hasta donde deberían de hacer una limpieza de personajes. Espero mejore esta temporada por que estoy considerando dejar se ver una Chicago (Med o Fire) y esta ya está muy desgastada así que a esperar.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s