FRINGE – 5×09 Review

Imagen

FRINGE 5×09 – Black Blotter

¿Os acordáis del capítulo “Brown Betty” en la segunda temporada? Pues eso.

El capítulo empieza con Astrid despertandose de madrugada al escuchar una sintonía rara en el laboratorio, la radio que encontraron en el “pocket universe” ha empezado a emitir una señal, y se encuentra a Walter sentado en su silla bajo los efectos del ácido.

Imagen

En este capítulo tenemos por una parte a Walter combatiendo sus demonios, su propio demonio aka el Walter que nunca quiso ser, en su nuevo viaje con las drogas dónde se le aparece su ex asistente de laboratorio, la doctora Carla Warren y el seguimiento de la señal de la radio, que nos trae varias sorpresas, por parte del grupo.

Peter y Olivia con la ayuda de la tecnología que les da Anil logran localizar la señal de la radio de Donald en un bosque de Connecticut dónde antes de sus descubrimientos vemos una bonita escena con Peter disculpandose de nuevo con Olivia diciéndole que no la merece, que es maravilloso lo que llega a aguantarle, etc. y que acaba con un nuevo beso entre ambos.

Localizan varios cuerpos de observadores abatidos, parece que llevan ahí 10 o 15 años, para después encontrar un cadáver humando en una furgoneta, el supuesto objetivo de los observadores muertos, que tras encontrar su cartera identifican como ni más ni menos que Sam Weiss que parece que estaba protegiendo un amplificador de la señal.

Imagen

Imagen

Mientras en el laboratorio Walter sigo peleandose con el fantasma de su ex ayudante que intenta convencerle de quien es realmente, de que el Walter antiguo, el que destruyó el mundo para salvar una vida, sigue ahí lo que lleva a Walter a encontrar su antiguo cuaderno de trabajos con el que empieza a acordarse de muchas cosas de su pasado.

Imagen

Walter y Astrid se unen a Olivia y a Peter para ir hasta una islita que esta vez si es la localización exacta de la señal que están siguiendo a la que llegan tras un encuentro – tiroteo con un grupo de “Loyalists” que sospechaban demasiado al verlos y estaban a punto de crear problemas a nuestros héroes.

La sorpresa es al llegar a la isla dónde descubren una casita en medio de la nada en la que encontramos a un matrimonio custodiando, sorpresa, al niño observador que tenía que estar escondido en el “pocket universe” y Donald cambió de lugar.

Ellos saben de que va la historia pero antes piden al grupo que demuestren quienes son, que el mensaje que emitía la radio tenía una contraseña la cual Walter recuerda tras una secuencia de dibujos animados con Walter, Gene, una rana, un caballito de mar, etc. que personalmente me hizo gracia pero nose si era del todo necesario esta parte .

Imagen

Imagen

Tras aclararlo todo la pareja les cuenta que cuando empezó la invasión ellos eran parte de lo que podríamos llamar el origen de la resistencia y que se dedicaban a ayudar a gente con alimentos, medicamentos y cualquier tipo de ayuda que necesitará hasta que un día Donald llamó a su puerta, con este niño, pidiendoles que lo cuidaran, que algún día alguien vendría a buscarlo y les entregó la radio emisora de la señal para que la encendieran cada 5 días hasta que llegará un científico de Boston, Walter, a ellos.

El niño observador, llamado Michael por sus “padres”, tras una bonita despedida por el amor que estos han desarrollado hacía él, vuelve al laboratorio con los nuestros, ya tienen una nueva parte del plan, y vemos como a pesar de no hablar el niño asienta con la cabeza cuando Olivia le pregunta si se acuerda de ella, si la conoce, tras conocerse en el capítulo de la primera temporada ya mencionado al respecto muchas veces “Inner Child”.

El episodio acaba con Walter, como últimamente nos tienen acostumbrados, en una nueva escena del hombre volviéndose a conocer a si mismo y enfrentándose a su pasado primero quemando su antiguo cuaderno y después sentado en el suelo recordando imágenes y conversaciones con Clara Warren, Elisabeth, Nina sobre el momento en que cambió su chip, el momento en el que decidió jugar a ser dios, el momento en que decidió cruzar a otro universo para llevarse a un hijo que no era el suyo dándole igual las consecuencias que podría tener eso, el momento de máxima exponencia del Walter que nunca quiere volver a ser.

Al final, el fantasma de Carla en su última aparición le hace mirar al cubo dónde arrojo el cuaderno a las llamas para hacerle ver que ahí no había nada, que daba igual, que el Walter antiguo siempre ha estado ahí y está volviendo con muchas más fuerza de lo imaginable.

” I may go to church every Sunday, Walter, but I also have three degrees in theoretical physics, and I am telling you you cannot do this. We both know the amount of energy required to create a portal will forever ruin both universes. For the sake of one life, you will destroy the world. Some things are not ours to tamper with. Some things are God’s.”

“There’s only room for one God in this lab, and it’s not yours.”

Imagen

Imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.