‘THE GILDED AGE’: REVIEW

REVIEW: The Gilded Age – Temporada 1.

Seis años después del final (televisivo) de Downton Abbey (ITV) y cuatro años después de que este proyecto recibiera su primer encargo, Julian Fellowes regresa a la pequeña pantalla -y a sus raíces- con otro ostentoso drama de época; The Gilded Age, ficción titulada en nuestro país como La edad dorada. Cada vez es menos extraño encontrarnos con nuevas series que han pasado por una larga odisea de cambios, traslados y piedras en el camino antes de convertirse en realidad, y esta es una de ellas.

Si tiramos de hemeroteca, ¡NBC! dio luz verde a The Gilded Age en enero de 2018 con un encargo directo para serie de 10 capítulos. Pese a que fue adquirido por NBCUniversal en 2012, el proyecto se puso en pausa hasta que el aclamado productor terminara de trabajar en la ficción británica que le puso en primer plano de la industria. Posteriormente, tras meses y meses de silencio, en mayo de 2019 se hizo oficial su traslado a HBO. No había que ser muy listo para darse cuenta de que una cadena en abierto no podía/puede asumir ni el coste ni la ambición de una serie de este calibre. Y menos mal que a alguien se le iluminó la bombilla antes de que fuera demasiado tarde. Unos meses después, tras anunciar un elenco estelar del que Amanda Peet acabó cayéndose en detrimento de Carrie Coon, parecía que todo estaba listo para que, por fin, The Gilded Age arrancara su producción. Pero aún faltaba otro elemento con el que nadie contaba: la pandemia. Esta fue una de las producciones que más sufrió a raíz de las restricciones y demás normativas que se pusieron en marcha para frenar la expansión de la misma.

Eso si, la historia tiene un final feliz. Finalmente, tras mucho esfuerzo y mucha paciencia, ha llegado el momento. La esperada serie se estrena este lunes 24 de enero en Estados Unidos y el día siguiente en nuestro país a través de HBO Max.

GILDEDAGE1
The Gilded Age – Photograph by Alison Rosa/HBO.

A grandes rasgos, hablamos de lo que perfectamente podría ser la hermana pequeña -por tiempo, no por magnitud- de Downton Abbey, o lo que esta habría sido si se hubiera emitido una década más tarde, cambiando el verde de Yorkshire por la Nueva York de finales del siglo XIX. Pese a que cuenta con un elenco multitudinario y eso, lógicamente, convierte a la serie en una historia muy coral llena de tramas y subtramas, su protagonista principal es Marian Brook, personaje al que interpreta Louisa Jacobson, la hija menor de Meryl Streep. Tras la repentina muerte de su padre, el cual, sorprendentemente, la ha dejado sin nada, Marian no tiene más remedido que mudarse a casa de sus tías. Decepcionada y aún en proceso de asumir su triste realidad, la casualidad hace que en su viaje hacía la gran ciudad Marian se cruce con Peggy Scott (Denée Benton), una joven y ambiciosa aspirante a escritora con la que acaba formando una bonita relación, la cual sirve desde el primer minuto como uno de los motores principales para el desarrollo de la serie.

Ya en Nueva York, la gran mayoría de la acción, al menos del inicio de la serie, transcurre entre La Quinta Avenida y la 61, una de las principales arterias del centro de Manhattan, repleta de apartamentos de lujo y de mansiones históricas. Allí, a un lado de la calle viven Agnes (Christine Baranski) y Ada (Cynthia Nixon), las tías de Marian. ¿Os acordáis de Zelda y Hilda, las tías de Sabrina? Pues más o menos. Agnes es la adinerada de las dos y eso se nota. Recta, obstinada y más bien chapada a la antigua, es todo lo contrario que su hermana, una mujer más distendida y cercana siempre capaz de aportar un toque de humor en medio del drama. Sea cual sea su forma de ver la vida, tienen en común lo más importante: ambas quieren lo mejor para su sobrina… aunque tengan ideas un tanto distintas sobre su futuro.

Cruzando al otro lado, la espectacular mansión de enfrente acaba de ser adquirida por los Russell, una familia de ‘nuevos ricos’, cuya fortuna proviene de los negocios de su patriarca, George (Morgan Spector), un audaz magnate del ferrocarril. Junto a él, su bella esposa Bertha (Carrie Coon), una mujer que pese a reunir todas las cualidades necesarias para ser prácticamente una institución dentro de la alta sociedad de la ciudad, no consigue ser aceptada por sus figuras más destacadas. Lo que nadie sospecha es que su llegada marcará un antes y un después. Para todos. Las cosas están a punto de dar un importante giro, tanto para ellos como para el resto de personajes cercanos a la pareja, incluidos su hijo Larry (Harry Richardson), un recién graduado con ganas de comerse el mundo que acaba de volver a casa; su hija Gladys (Taissa Farmiga), una inocente y bella joven harta de vivir bajo las estrictas normas sociales de su madre; y Oscar van Rhijn (Blake Ritson), el carismático hijo de Agnes.

GILDEDAGE2
The Gilded Age – Photograph by Alison Rosa/HBO.

Como decía al inicio, la serie cuenta con un extensísimo reparto de personajes, algo que también le permite explorar múltiples tramas a la vez de forma dinámica y atractiva. Eso si, primero hay que situarse y a mi me ha costado un poco. Pese a que su primer episodio, el piloto, tiene una duración aproximada de una hora y media, la sensación que deja es que incluso debería haber sido un poco más largo. Hay muchísimo que poner encima de la mesa. Los mencionados personajes son el eje central de la serie, solo faltaría, pero a su alrededor nos encontramos a gente como Bannister (Simon Jones) y Church (Jack Gilpin), los mayordomos de los respectivos hogares; el Señor Baudin (Douglas Sills) y la Señora Armstrong (Debra Monk), el reputado chef de la familia Russell y la veterana asistenta de Agnes; o una amplia lista de mujeres adineradas, la élite neoyorquina de la época, entre las que destacan, solo por nombrar a algunas de ellas, Dorothy Scott (Audra McDonald), Sylvia Chamberlain (Jeanne Tripplehorn) o la Sra. Astor (Donna Murphy), una de las personas más influyentes y poderosas de la ciudad, y su hija Caroline (Amy Forsyth). Sin olvidarme de Tom Raikes (Thomas Cocquerel), el joven abogado del difunto padre de Marian, otro recién llegado a la ciudad que conquistará el corazón de más de una. 

Como buen drama de época, tanto ellos como los no mencionados son parte activa de las historias que cuenta la serie. No solo tienen su rol en las tramas importantes; servicio, cocineros, mayordomos, amas de llaves, etc. todos tienen sus subtramas correspondientes, ya sea para examinar sus problemas, sus alegrías o sus complejos pasados. Carrie Coon es la auténtica reina de la misma, tanto por el papel que interpreta como por los lujosos vestidos que luce en cada una de sus escenas. Ella y su marido no son solo firmes candidatos a convertirse en la pareja de moda de los próximos meses, también son los más guapos y los más elegantes. La verdad es que el elenco de The Gilded Age es una bestialidad. Lo mires por donde lo mires. ¡La cantidad de Premios Tony que acumulan entre todos es espectacular!

En resumen, esta ficción es una auténtica delicia. Si a un contrastado y impecable reparto le sumamos una atractiva historia y el clásico sello característico de HBO el resultado es maravilloso. En términos visuales es sobresaliente. Los vestidos, la ambientación, los escenarios… la serie recrea el glamour y el sentimiento de prosperidad de la época de forma excelsa. Es cierto que hay que darle un pequeño margen para situarse, pero una vez te sumerges en su mundo, es imposible salir. No hay tiempo para aburrirse. Los guiones de Fellowes y su colaboradora Sonja Warfield (Will & Grace) son tan sólidos y consistentes como las labores detrás de la cámara de Michael Engler -responsable también de la primera de las dos películas de Downton Abbey– y Salli Richardson-Whitfield, directora entre cuyos créditos recientes figuran episodios de The Wheel of Time (Prime Video), Altered Carbon (Netflix) o See (Apple TV+). Por si no había quedado claro: The Gilded Age es una de las grandes series de este inicio de año y una clara aspirante al Emmy y a todo lo que se le ponga por delante.

NOTA DE LA TEMPORADA: 8.3/10

Un comentario en “‘THE GILDED AGE’: REVIEW”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.