‘ONLY MURDERS IN THE BUILDING’: REVIEW

REVIEW: Only Murders in the Building (Estreno). 

¡WOW! Definitivamente ya tengo una nueva obsesión y con ella una nueva serie favorita. Tenía muy buena pinta, pero Only Murders in the Building ha superado todas mis expectativas. La plataforma americana Hulu ha estrenado este martes este ingenioso y adictivo dramedia de misterio protagonizado por Steve Martin, el cual también sirve como co-creador del proyecto con John Hoffman (Grace and Frankie), junto a otro icono de la comedia americana como es Martin Short, y la cantante y actriz Selena Gomez. Por cierto, su maravillosa actuación es una de las grandes atracciones de su puesta en escena.

Titulada como Solo asesinatos en el edificio, la serie está disponible en nuestro país a través de Disney+. Eso si, señalar que, pese a que su estreno ha sido simultáneo, solo hay dos episodios colgados a diferencia de los tres que se han lanzado en EEUU, por lo que a partir de ahora su emisión regular irá con una semana de retraso. Según las notas de prensa que recibimos durante las últimas semanas, este no era el plan inicial. Aún así, es una gran noticia que la plataforma empiece a estrenar sus adquisiciones cada vez más cerca de sus emisiones originales.

Only Murders In The Building (Photo by: Craig Blankenhorn/Hulu).

La trama que explora Only Murders in the Bulding está protagonizada por Mabel (Gomez), Oliver (Short) y Charles (Martin), un trío de personajes tan excéntrico como peculiar que, pese a tener una larga lista de diferencias, tienen en común los elementos necesarios para poner en marcha la misma: los tres residen en el Arconia; un lujoso edificio residencial del Upper West Side neoyorquino, y los tres son grandes seguidores, prácticamente fans obsesivos, de los podcasts de crímenes reales (true crime). ¿Quién les hubiera dicho esa misma tarde cuando coincidieron de forma totalmente casual en el ascensor que acabarían embarcándose en esta apasionante aventura?

Mabel es una joven independiente quien, tras años y años pasando las vacaciones en el piso de su tía, ha acabado como inquilina del Arconia mientras trabaja en la reforma de la vivienda. Por otro lado, pronto entenderemos que tanto para Oliver Putnam como para Charles-Haden Savage -dos viejas glorias del mundo audiovisual- los tiempos pasados siempre fueron mejores. Tras muchos éxitos, Oliver acabó estrellándose cuando decidió convertir su última extravagante idea en un musical de Broadway. Eso le llevó a perder muchas cosas, dinero y familia incluidas, y desde entonces es todo apariencia. ¿El típico vecino arruinado y sin trabajo que basa su existencia en utilizar un falso carisma para simular que sigue estando en la cima? Pues ese. La realidad de Charles; un ex actor que en su día se hizo bastante famoso por interpretar a un reconocido detective en una serie de televisión, tampoco es mucho más animada, aunque al menos no tiene tantos problemas que su nuevo compañero de investigaciones. Charles es el típico señor mayor del que nadie acaba de entender como lleva tantos años viviendo solo. Cae bien e incluso da cierta ternura. A Mabel le transmite lo mismo…

Only Murders In The Building (Photo by: Craig Blankenhorn/Hulu).

Hechas las presentaciones, pasamos a lo importante. La trama de la serie es bastante sencilla, aunque eso no significa, ni mucho menos, que no vaya a estar plagada de giros y sorpresas constantes. En ese sentido, estos primeros episodios son toda una declaración de intenciones de que nos podemos esperar cualquier cosa. Literalmente. Pese a que las primeras pinceladas de sus misterios nos pueden dar algunas ideas sobre hacía donde irán los tiros, estoy seguro -y espero estar en lo cierto- de que ni nos imaginamos como se acabará desarrollando todo y especialmente, quien será el asesino.

Todo empieza una noche como cualquier otra, mientras nuestros protagonistas están en sus respectivas hogares preparándose para una nueva cita con “All is not OK In Oklahoma”, el podcast al que están enganchados. Suenan las alarmas. Hay que evacuar el edificio. La razón es que han encontrado sin vida el cuerpo de Tim Kono (Julian Cihi), el vecino con el que los tres coincidieron en el ascensor unas horas antes. Pese a que la policía califica su muerte como “un claro caso de suicidio”, los detectives que llevan dentro les dicen que hay algo más. Sus sospechas les llevan a formar este particular equipo. A partir de aquí, empieza una curiosa investigación por todo el edificio en el que habrá que encontrar al supuesto asesino con el que comparten techo, una investigación que documentarán de forma minuciosa en su nuevo podcast: “solo asesinatos en el edificio”.

La serie hace un excelente trabajo a la hora de combinar sus conceptos y propuestas iniciales. Igual que su continua mezcla de drama, realidad, humor y semi-surrealismo es perfecta, la forma en la que a medida que avanza la investigación vamos descubriendo que nada es lo que parece y que sus propios protagonistas tienen muchos secretos ocultos -especialmente uno de gigante relevancia para todo- le da un plus ideal a una historia que ya de por sí tiene todo lo necesario para mantener al público enganchado a la pantalla. Incluso hay un cameo de primer nivel totalmente inesperado. ¿Estamos delante de una de las mejores series de lo que llevamos de año? Sin duda. Only Murders in the Building lo tiene todo; desde unos personajes reales con el que es súper fácil empatizar hasta unas actuaciones impecables o una banda sonora perfecta. Se va a hablar mucho de esta serie.

NOTA DEL ESTRENO: 9/10

Un comentario en “‘ONLY MURDERS IN THE BUILDING’: REVIEW”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .