‘AHS APOCALYPSE’ : REVIEW

REVIEW : AHS Apocalypse 8×01 – The End (Premiere).

American Horror Story es una serie que nos tiene acostumbrados a un inicio de temporada potente. Las expectativas suelen ser altas y sus premieres no suelen defraudar. La curiosidad por ver que se le ha ocurrido esta vez a Ryan Murphy siempre suele ser alta. Durante su larga trayectoria, uno de los problemas de la antología ha sido su desarrollo, perdiéndose muchas veces por un camino más bien demasiado complicado, estirando sus tramas y dando más vueltas que las necesarias entorno a un mismo concepto. En las próximas semanas veremos si Apocalypse consigue convertirse en una de las mejores temporadas de la serie, algo para lo que tiene potencial, o acaba relagada al nivel de Freak Show o Hotel. Por ahora, esta primera toma de contacto confirma que podemos mantener intactas las esperanzas de ver algo destacable. El esperado crossover entre Murder House y Cove, el cual tengo mucha curiosidad por ver como será introducido, será el que, probablemente, empiece a ayudarnos a hacer una idea sobre su éxito. También hay que recordar que Ryan Murphy contó recientemente que hay “algo grande” preparado que convertirá Apocalypse en algo “totalmente distinto” a lo que hemos visto hasta la fecha. Resumir todo esto en una palabra es fácil : HYPE.

Este primer capítulo, escrito por Ryan Murphy y Brad Falchuk, máximos responsables de la serie, y dirigido por todo un veterano de la factoría como es Bradley Buecker, sirve como una magnífica introducción tanto a la multitud de nuevos personajes que se nos presentan como al concepto que servirá como base de su trama. Hay mucha información que procesar y varios personajes con un potencial más que suficiente para un extenso desarrollo. Siempre que consigan sobrevivir más de tres episodios. Apocalypse genera rápidamente una atmósfera tan perturbadora como intrigante, ambientada en un mundo devastado e inhabitable, el cual, en ocasiones, parece la versión de Murphy de lo que quedó del planeta en The 100 cuando llegó el Praimfaya. Por cierto, ese no es el única paralelismo que podríamos trazar con serie de CW…

Todo arranca en lo que, a primera vista, parecía ser un día cualquiera en la ciudad de Los Ángeles. En pantalla conocemos al trío formado por Coco St. Pierre Vanderbilt (Leslie Grossman), una aspirante a influencer de familia rica que, aparte de subir fotos a Instagram, apenas sabe valerse por si misma, Mallory (Billie Lourd), la asistenta que le hace la vida mucho más fácil, y Gallant (Evan Peters), un pintoresco peluquero / esteticista de gente adinerada. Sus respectivas realidades se derrumban cuando llega la noticia de que una nueva guerra nuclear acaba de estallar. Varias de las principales ciudades del globo han sido ya destruidas y Los Ángeles será la próxima en ser arrasada. Sólo queda una hora para el impacto y el caos se desata. Coco es avisada por parte de su familia de que existe un refugio especial para gente como ella. Los suyos están de viaje en Hong Kong por lo que hay cuatro plazas disponibles. Tras dejar a su novio en la estacada, minutos después vemos como, acompañada de Mallory, Gallant y Evie (Joan Collins), la abuela de este último, los cuatros suben a un avión (sin piloto) rumbo a lo que parece ser su salvación de la muerte.

Posteriormente, conocemos a Timothy Campbell (Kyle Allen), el cual se encuentra con su familia cuando se conoce la trágica noticia. Sin apenas tiempo para asimilar su destino, un misterioso grupo entra en la casa, llevándose a Timothy bajo la premisa de que es uno de los elegidos para sobrevivir al apocalípsis, Una especie de privilegio genético le hace candidato para ser trasladado a un lugar seguro, lugar en el que se encontrará con Emily (Ash Santos). Tras el estallido de la bomba, ambos son trasladados a un misterioso lugar conocido como Outpost 3, el cual está bajo el estricto mando de una siniestra señora llamada Wilhemina Venable (Sarah Paulson). Aquí es cuando empezamos a obtener las primeras respuestas. Un grupo de visionarios conocido como The Cooperative se ha dedicado a reclutar a los genéticamente preparados para el nuevo mundo. Ellos mismos se describen como visionarios y ven el fin del mundo como el comienzo de una nueva era. Wilhemina parece ser uno de sus representantes. El complejo, un oscuro búnker subterráneo, cuenta con todo tipo de lujos para sus huéspedes. Sólo hay dos normas, está prohibido salir al exterior y no se pueden mantener relaciones sexuales. Los elegidos son conocidos como purples. Protegiendo el mismo hay un grupo de personas llamados greys. Gente corriente que ha recibido una segunda oportunidad como sirvientes de un supuesto bien mayor. Su miembro más destacado es Miriam Mead (Kathy Bates) la cual, además de servir como mano derecha de Wilhemina, parece ser cómplice de sus, por ahora, propias intenciones secretas. Cuando la pareja es llamada a comer, descubrimos que están en el mismo sitio que los personajes que habíamos seguido al principio del episodio. En resumen, los seis anteriormente mencionados más Dinah Stevens (Adina Porter), Andre (Jeffrey Bowyer-Chapman) y Stu (Chad James Buchanan) son los seleccionados para este Outpost, uno de los únicos que quedan en pie después de que los restantes hayan sido atacados por una ser / fuera desconocido que también parece haber llegado aquí. La situación no es para nada ideal. Calling Occupants Of Interplanetary Craft de Carpenters suena una vez tras otra y sólo hay comida para dieciocho meses pero al menos están vivos.

Tras dos saltos temporales, los dieciocho mencionados meses han pasado y las cosas empiezan a ponerse feas. El episodio cierra con la llegada al lugar de Michael Langdon (Cody Fern), uno de las figuras principales de The Cooperative. Este viene con la noticia de que existe otro complejo, un santuario, mucho más equipado, con recursos para sobrevivir una década entera, pero que, antes de ir al mismo, tendrá que hacer una (mortal) selección.

La sensación principal que deja este primer episodio de la temporada es que aún no hemos visto nada de lo que Murphy y compañía nos tienen preparado. Todo lo presenciado durante estos cuarenta minutos sugiere que hay lago mucho mayor a la espera. ¿Tardaremos mucho en abandonar Outpost 3? Conociendo como funciona la serie, la verdad es que nos podemos esperar cualquier cosa. Intentar adivinar hacía donde va a encaminarse Apocalypse es prácticamente imposible. El único riesgo es que la trama se acabe desinflando, algo que ya ha ocurrido en el pasado. Si se logra mantener lo conseguido en este capítulo, podemos estar contentos. Antes de dar por terminada la review me gustaría destacar un año más el nuevo opening de la serie, el cual me parece brillante. También aprovecho para recordar que AHS : Apocalypse se estrena en FOX (VOSE) este mismo viernes.

NOTA DE LA PREMIERE : 8/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.