“AGENTS OF SHIELD : A LIFE SPENT, A LIFE EARNED”

REVIEW : Agents Of SHIELD 5×01 + 5×02 – Orientation. 

Agents Of SHIELD está de vuelta. Tras terminar su cuarta entrega con ese gran cliffhanger en el que, tras ser raptados por un grupo misterioso en plena comida, vimos como Coulson (Clark Gregg) despertaba en lo que parecía ser el espacio exterior, esta quinta temporada llegaba con la gran incógnita de qué les había pasado a nuestros héroes y, sobretodo, cual sería la trama a seguir en esta nueva propuesta de reinvención de la serie. Como era de esperar, todas las grandes preguntas quedan resueltas durante esta doble premiere, la cual nos ha dejado otras conclusiones sobre lo que será la quinta temporada de la serie. Para empezar, queda claro que la semi-milagrosa renovación del año pasado viene con un precio a pagar. Nunca mejor dicho. No hay que esperar demasiado para darnos cuenta que el presupuesto de la serie ha sido recortado, algo, por otra parte, lógico para una serie de bajas audiencias que encima pasa a emitirse en la noche de los viernes. La gran mayoría de la casi hora y media emitida transcurre dentro de los corredores y habitaciones de este enorme complejo espacial, una ambientación que, con todos los respetos, recuerda más a una serie cualquiera de SYFY que a un producto de Marvel. Conceptos como los CGI o la caracterización de los Kree siguen siendo correctos aunque también distan de lo que nos ha ofrecido Agents Of SHIELD en el pasado. Visto lo visto, parece claro que a la serie le va a tocar sostenerse con sus dos grandes bazas, la popularidad y la fe de los fans en su magnífico elenco y la habilidad de sus creadores de seguir sacar buenas historias, interesantes y con sus clásicos giros inesperados, tal y como han hecho durante los últimos tiempos.

El primer capítulo, escrito por Maurissa Tancharoen y Jed Whedon con Jesse Bochco como director, sirve como una simple pero emocionante introducción al lugar en el que transcurrirá esta primera parte de la temporada (imagino que no estaremos 22 capítulos ahí encerrados), mientras que el segundo, escrito por DJ Doyle y dirigido por David Solomon, nos sumerge rápidamente en la realidad y las dinámicas establecidas en el mismo, con un ritmo consistente y una serie de primeras revelaciones y sorpresas que no han dejado indiferente a nadie. En resumen, una premiere sólida y efectiva que sirve como perfecto punto de partida para la trama más imprevisible de la serie hasta la fecha.

Igual que nosotros, la primera misión de los protagonistas de la serie era la de averiguar donde estaban metidos y cual era el propósito de su presencia en ese lugar. Coulson, acompañado al cabo de unos minutos por Simmons (Elizabeth Henstridge), Yo-Yo (Natalia Cordova-Buckley) y Mack (Henry Simmons) se encuentran con un tal Virgil (Deniz Akdeniz) mientras huyen de unos extraños monstruos depredadores. Antes de que uno de estos acabe matando al susodicho, este le explica a Coulson que lleva años estudiándoles, que sabe quienes son y conoce todas sus historias. Según Virgil su destino era el de venir a salvar la humanidad. Al mismo tiempo, Melinda May (Ming-Na Wen) pelea por librarse de Deke (Jeff Ward), otro de los misteriosos humanos de una nave llena de cadáveres. Tras juntarse, nos damos cuenta que el lugar está gobernado por unos viejos conocidos, los Kree. ¿Qué buscan? Sumisión responde Virgil. Justo en el momento en el que empiezan los problemas aparece Daisy (Chloe Bennet) para salvar el día. Con todos unidos (¿dónde está Fitz?) el plan es fácil : hay que escapar y contactar con la tierra o algo parecido, aunque, por desgracia, eso no será posible ya que, tras robar una nave en el primer paso de la huida, Simmons y May descubren una terrible realidad, la tierra, como tal, ya no existe. ¿Conclusión? No están en el espacio, están en el futuro, un futuro en el que lo poco que queda de la humanidad vive en ese gigante complejo bajo la dictadura de los seres azules. La buena noticia es que tanto Daisy como Elena conservan sus poderes. ¿Quién les ha llevado ahí? ¿Con qué propósito? ¿Cuál es el próximo paso? ¿Hay escapatoria? Estas son sólo algunas de las preguntas que acaban tanto en sus cabezas como en las nuestras.

Tras la aparición de Tess (Eve Harlow), la compañera de Deke y, desde estos momentos, la otra cara amiga del grupo, empezamos a conocer los secretos de este sitio tan particular. De un tamaño muchísimo más grande de lo que podríamos esperar, hablamos de un complejo que sirve como una auténtica ciudad. Dividido por varias zonas, la superior es exclusiva para los Kree gobernantes, encontramos desde una especie de mercadillo clandestino hasta una serie de personajes que se encargan de conseguir cualquier cosa a quien pueda pagarlo, los clásicos criminales de poca monta que, con el beneplácito de los guardas, tienen un status superior al del resto. Una de las cosas más extrañas de las que somos testigos es de un concepto conocido por los habitantes del lugar como “A life spent, a life earned”. Todo humano lleva en la muñeca un dispositivo de seguimiento, el cual tiene una luz de color azul. En determinado momento, elegido por la que parece ser la terrorífica líder de los Kree, o al menos una de ellos, algunos se vuelven rojas y en ese momento hay que matar a alguien. Una vida debe ser sacrificada.

En medio de este caso, Simmons decide hacer caso omiso a las advertencias de pasar desapercibida y acaba curando a un chico que había resultado malherido. Este hecho, a priori inocente, acaba con Jemma trasladada al lujoso nivel superior, donde se encuentra con un siniestro y extraño Kree quien la acaba convirtiendo en una especie de esclava que sólo puede oir su voz, en una de las escenas más bizarras que recuerdo de la serie. Por último, decidida a empezar a encontrar algo que pueda servir de ayuda, Daisy acaba descubriendo que el bueno de Deke también tiene un secreto. Este es el dueño de un sistema de realidad virtual, muy similar al que AIDA usó durante la pasada temporada, en el que, quien lo desea, puede transportarse para explorar otra realidad en un intento de olvidar el triste momento en el que están. Aquí llega la gran sorpresa del capítulo cuando Deke se da cuenta que Daisy es Daisy Johnson, la cual describe como “Quake, destroyer of worlds”. En efecto, según Deke fue Daisy quien destruyó la tierra. ¿Será verdad? ¿Que podría haber ocurrido para llegar a este extremo?

Pese a que, personalmente, aún no estoy del todo convencido de esta nueva propuesta de la serie, parece que el público general está más que satisfecho con lo visto hasta ahora. Una vez más, Agents of SHIELD ha conseguido reinventarse aunque, realmente, lo que tenemos en pantalla tampoco va mucho más allá que un reciclado de lo que vimos en la segunda parte del año pasado. Estamos en un mundo desconocido, con la humanidad semi-esclavizada por fuerzas enemigas, alguien de los nuestros ha sido convertido, tenemos a personajes a ambos lados de la historia (suponiendo que Fitz se haya quedado en el presente, cosa que parece bastante clara) y toca ser parte de la resistencia. Dicho esto, no tengo dudas de que esta quinta temporada dará mucho que hablar. Nos esperan muchas sorpresas en esta nueva aventura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s