“THE INHUMANS” : EL GRAN DEASTRE DE MARVEL”

REVIEW : The Inhumans – Series Premiere. 

The Inhumans es la primera de las tres nuevas series de Marvel que veremos durante los próximos meses. Hablamos de una serie que llega con unas críticas muy duras en su contra por parte de todos los que la han visto desde la pasada Comic-Con. Incluso se habla de que ni Disney apuesta ya por ella. Lo peor es que todo esto se confirma a las pocos minutos de empezar su primer capítulo. No nos engañemos, The Inhumans es un esperpento que en ocasiones incluso roza la vergüenza ajena. No hay nada que sostenga la serie. Su guión es malo, predecible y esta lleno de incongruencias, mientras que sus personajes son planos y totalmente intrascendentes. Salvo Lockjaw, no nos interesa lo que le pase a esta gente. La gran pregunta que levanta la primera toma de contacto con la serie es ¿cómo alguien decidió que hacer esto era una buena idea?

La serie nos lleva a Attilan, una ciudad de la luna en la que habitan los inhumanos, una raza que la mayoría de fans del género en televisión conocemos por Agents Of SHIELD. En Attilan conviven los que podríamos llamar inhumanos llanos con la familia real de dicha raza. Durante la adolescencia, todo inhumano debe pasar por la terrigenesis, procedimiento que o revelará unos extraordinarios poderes o los expondrá ante todos como un ser simple sin ninguna capacidad especial. La gente con poderes pasa a formar parte de la élite de la sociedad, mientras que el resto es condenado a trabajar en las minas de la ciudad. Quien en su día se salvó de eso fue Maximus (Iwan Rheon), gracias a ser el hermano de Black Bolt (Anson Mount), el rey de los inhumanos. Junto a él nos encontramos a Medusa (Serinda Swan), una mujer cuyo largo pelo tiene vida propia. Entre las figuras más destacadas del reino también tenemos a Gorgon (Eme Ikwuakor), jefe de la guardia real, y Karnak (Ken Leung), una especie de mentalista, o algo por el estilo, con la habilidad de moverse en el tiempo o la capacidad de detectar los puntos débiles de los demás, unos poderes sin lógica, explicación o fundamento, que sólo consiguen añadir una dosis extra de risas a su peculiar y semi-cómica caracterización. En un festival de trajes baratos, diálogos sin sentido y las cuanto menos curiosas caras de Black Bolt, el cual es mudo y se comunica a través de los signos de forma bastante ridícula, incluso somos testigos de un tipo cuyo poder es que sus ojos sirvan como una especie de proyector de cine. Una maravilla. Probablemente, lo único potable de esta gente es Crystal (Isabelle Cornish) y su perro Lockjaw, una mascota del tamaño de un todoterreno capaz de teletransportarse a cualquier sitio, llévandose a quien quiera con él.

El tema está en que, por alguna razón, Maximus se ha cansado del status quo y con la ayuda de Auran (Sonya Balmores) y la guardia real al completo, decide dar un golpe de estado. Todo esto ocurre al mismo tiempo que, en la tierra, vemos como Louise (Ellen Woglom), una analista de la NASA, ha descubierto la existencia de Attilan después de que Gorgon aplastara a un robot durante su misión de reconocimiento en la luna. La rebelión de Maximus acaba con Black Bolt, Medusa, Gorgon y Karnak esparcidos por Hawaii, perseguidos por sus enemigos, mientras que Crystal es encarcelada. Eso si, primero Medusa fue despojada de sus poderes cuando, en una escena que roza lo lamentable, Maximus le rapó el pelo con una máquina. Por si no teníamos suficientes agujeros de guión y cosas inexplicables en pantalla, en la tierra, vemos, entre otras cosas, como Gorgon se hace colega de unos surfistas, Medusa llama por teléfono a Black Bolt (si, al mudo) o este entra en una tienda de moda para comprar ropa. ¿Hay una forma mejor de quitarle a la serie la poca seriedad que había tenido hasta ese momento?

Lo peor de The Inhumans es que cuando se te acaban las ganas de reirte de ella sólo deseas que acabe semejante suplicio. Su segundo capítulo puede llegar a hacerse eterno. Si estuviéramos en 2003, probablemente hablaríamos de algo bastante decente pero, actualmente, no llega ni a serie del montón. En hora y media, sus responsables no son capaces ni de sentar las bases para una buena historia, ni de empezar a desarrollar nada interesante sobre sus muchos personajes principales. La ambientación es correcta pero el vestuario y los poderes de los mismos dejan una sensación de pobreza y producto barato. En cuanto a la producción, estos capítulos han sido grabados con cámaras IMAX, pero no hay ni rastro de nada fuera de lo común en ellos. Tampoco convencen las coreografías de combate, a años luz de lo visto en el resto de series Marvel, incluso lejos de las series de la CW. Por suerte para todos, The Inhumans emitirá sus ochos capítulos y desaparecerá de nuestras vidas. La verdad que es lo mejor que podría pasar.

NOTA DEL PILOTO : 4/10

 

Anuncios

Un comentario en ““THE INHUMANS” : EL GRAN DEASTRE DE MARVEL””

  1. Comparto tu opinión totalmente, Inhumans no llega ni a ser mediocre.El problema de las series/películas de superhéroes, es que si no las haces bien y consigues integrarlos en la historia y a los ojos del espectador, lo único que parecen son gente disfrazada paseándose por la ciudad. El único personaje que parece encajar en la serie es mandíbulas y eso ya ..es un punto más que preocupante. Iwan Rheon en su papel de Maximus, después de verlo interpretar a Ramsay Bolton, es una tremenda decepción, a mí me ha recordado a Frodo Bolsón..y eso para un villano, como que no. En fin que han hecho de una serie que esperaba con muchas ganas un capítulo malo de los powers rangers

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s