“AHS CULT : ELECTION NIGHT”

REVIEW : AHS : Cult 7×01 – Election Night (Premiere). 

Como cada año por esta época, una nueva temporada de la ya mítica American Horror Story llega como uno de los estrenos más esperados del otoño. En esta ocasión, Ryan Murphy y su equipo han elegido un tema tan actual como polémico como base de esta nueva entrega de su antología, la América de Trump y como su victoria en las pasadas elecciones ha cambiado las vidas de los ciudadanos americanos. Sin duda este un tema perfecto para alguien como Murphy, productor quien siempre sabe exprimir al máximo el material del que dispone, ofreciendo a su público un producto de calidad, siempre fiel a su particular estilo de entender la televisión. Durante estos años, la evolución de AHS ha sido digna de destacar. Sus responsables han conseguido sorprender en la mayoría de sus entregas, pese a que, al final, algunas de ellas acabaran desinflándose antes de tiempo. La pregunta que nos hacemos es la misma de siempre : ¿conseguirá esta convertirse en una de las mejores temporadas de la serie?

Antes del siempre escalofriante opening y del primer baño de sangre a cargo de Twisty The Clown (John Carroll Lynch), la serie consigue comprimir de forma perfecta como distintas partes de la sociedad americana vivieron los minutos posteriores al anuncio oficial de que Donald Trump había ganado las elecciones presidenciales. Republicanos y demócratas, hombres y mujeres, homosexuales y heterosexuales, matrimonios con la misma afiliación y parejas de posturas encontradas. La elección de Trump despertó algún tipo de sentimiento, temor o abatimiento dentro de cualquier persona. Nadie fue capaz de sentir indiferencia. Todo el mundo tenía en mente alguna pregunta sobre su futuro o el de algún conocido o ser querido y eso es algo que Cult consigue reflejar de la forma más cruda y real posible en sus primeros minutos de emisión. No es sólo que Donald Trump sirva como villano o catalizador de algunos de los eventos que veremos posteriormente, sino que la llegada de su persona al poder sirve como excusa perfecta para explorar una larga lista de fobias, conductas erráticas y brechas sociales. Murphy tiene ante si muchísimo material que explotar y demuestra rápidamente tener muy claro lo que pretende hacer con él.

La mayor parte del episodio se centra en Ally Mayfair-Richards (Sarah Paulson), demócrata acérrima, liberal, lesbiana y madre. Ally no es sólo uno un fiel espejo para muchas de esas personas cuya vida y esperanzas se vinieron abajo con la derrota de Hillary Clinton, también es el personaje que nos introduce al mundo que nos propone Cult. Después de los eventos del 9/11, Ally desarrolló una serie de fobias (sangre, payasos y objetos con agujeros o cavidades), las cuales consiguió superar en gran parte gracias a la ayuda de  su mujer Ivy (Alison Pill). El tema está en que la victoria de Trump ha vuelto a activar esas fobias, haciendo que su vida vuelva a convertirse en un caos absoluto. Durante el capítulo somos testigos de varios brotes psicóticos por su parte, la mayoría de ellos con macabros payasos como protagonistas. Ally teme constantemente por su vida, aún no sabemos si de forma racional o no, mientras que Ivy es su único punto de apoyo, la única parte capaz de aportar algo de cordura al momento en el que les está tocando vivir.

Junto a ellas nos encontramos al pequeño Oz (Cooper Dodson), un niño con una misteriosa obsesión por Twisty The Clown y otros temas más bien oscuro, totalmente impropios de un crío de su edad. La llegada a la casa de Winter Anderson (Billie Lourd), su nueva canguro y probablemente el mejor personaje de este primer capítulo, no hace más que disparar dichas obsesiones. Winter es una joven extraña, con un toque oscuro y misterioso que hace que tenga muchísimas ganas de descubrir más de ella. Ambos acaban siendo testigos de la segunda gran matanza del capítulo, la del matrimonio Chang (Tim Kang y Amy Carrero). En los últimos minutos del mismo vemos como ambos son brutalmente asesinados por un grupo de… ¿lo adivináis? ¡PAYASOS! En este caso, además de introducirnos al detective Samuels (Colton Haynes), quien parece que será el responsable de investigar todos los sucesos que vayamos viendo, la serie vuelve a jugar con la realidad ya que, igual que en el caso de Ally, nos encontramos con dos puntos de vista. Uno nos dice que los payasos son reales y están llevando a cabo una serie de eventos macabros, mientras que la otra lo deja todo como simples imaginaciones de los personajes. Seguro que pronto sabremos mucho más sobre el tema.

Por último, mencionar a Kai Anderson (Evan Peters), otro personaje peculiar y misterioso del que apenas sabemos mucho por ahora. Kai es la otra parte de la historia, una de esas personas que sienten la victoria de Trump como algo propio, algo que les otorga un poder o un protagonismo especial dentro de la sociedad. Él se siente cómodo con conceptos como el caos o el miedo como protagonistas de la sociedad y pretende explotarlo de su propia manera. Casualmente, Kai es el hermano de Winter, la cual, además de tener una ideología mucho más cercana a la de Ally que a la de este, confiesa que vive aterrada de su persona. Sin duda, la relación entre los hermanos Anderson y su rol en la trama global son otros temas a tener muy en cuenta de cara al futuro.

El resultado final de esta primera toma de contacto con Cult es bastante convincente. La serie ofrece la mayoría de cosas que esperábamos de ella, trasladando de forma correcta su esencia a un mundo mucho más real del que nos tenían acostumbrados en las pasadas entregas. Aún es muy pronto para hacer conjeturas pero, a primera vista, parece que Murphy y compañía pretenden crear una trama algo más coherente en esta ocasión. Uno de sus grandes aciertos es esta especie de relevo generacional en cuanto a sus protagonistas. Sarah Paulson y Evan Peters, ambos magistrales en sus respectivos papeles, toman el relevo en la primera temporada sin veteranas como Jessica Lange o Kathy Bates. Las adiciones a su elenco principal de actores como Alison Pill o Billie Lourd también parecen efectivas por ahora. Como es habitual, sólo nos queda ver cual es su propuesta a largo plazo. Si los once capítulos no se le hacen largos y consigue mantener este nivel de tensión y locura, seguro que Cult dará mucho de qué hablar. ¿Qué os ha parecido a vosotros?

NOTA DEL ESTRENO : 8/10

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s