“FARGO : LAW OF VACANT PLACES”

REVIEW : Fargo 3×01 – The Law Of Vacant Places (Premiere). 

Fargo ha vuelto a nuestras pantallas, lo que significa que estamos de enhorabuena. Tras el exitazo conseguido con Legion, la sociedad formada por FX y Noah Hawley vuelve a la carga con una serie que hace tiempo que se ha confirmado como una de las grandes antologías de la actualidad. Fargo ya ha demostrado en el pasado que mantener la sensación de continuidad o mantener la tan particular y adictiva esencia de su universo no son problemas para ella, por lo que, probablemente, su gran reto es el de mantener el nivel en cuanto a los actores que van pasando por su elenco (todos seguimos recordando la criticada segunda entrega de True Detective). Tras contar con Billy Bob Thornton, Martin Freeman y Allison Tolman en su primera temporada y con Kirsten Dunst, Jesse Plemons y Patrick Wilson en su segunda, Fargo vuelve a apostar por un ambicioso trío, esta vez formado por Ewan McGregor, Carrie Coon y Mary Elizabeth Winstead.

McGregor, el cual interpreta a los hermanos Stussy, se une a esa cada vez más larga lista de actores que, tras años en la gran pantalla, regresan a la televisión buscando ese papel que les lleve de nuevo al primer nivel de la profesión, mientras que Carrie Coon volverá a deleitarnos con ese talento que lleva demostrando desde hace años en The Leftovers. Por su parte, parece que este será, por fin, el primer gran papel de Mary Elizabeth Winstead en televisión, papel con el que fácilmente podría entrar dentro de las nominaciones a los grandes premios. Ha pasado ya tiempo desde esa pilot season en la que fue considerada como la actriz más codiciada de un ciclo en el que acabó decidiéndose por Exposed, piloto que, finalmente, fue rechazado por ABC. Desde entonces, además de brillar en 10 Cloverfield Lane, la hemos visto liderar los elencos de series como The Returned, BrainDead o Mercy Street, todas aceptables pero lejos de permitirle mostrarnos su talento. Esta es sin duda su gran oportunidad y tras ver su actuación en el episodio inicial, estoy seguro de que la va a aprovechar al 100%. Dicho capítulo, plagado de referencias al film de los Coen en el que se basa la serie, sólo necesita unos minutos para dejar claro que Fargo sigue siendo una de esas series imprescindibles.

Como de costumbre, nos trasladamos a un pequeño pueblo en el que una situación totalmente cotidiana promete desembocar en una sangrienta guerra entre sus complejos habitantes y los outsiders de turno. En esta ocasión nos centramos en Emmit y Ray Stussy, ambos interpretados, como ya he mencionado, por Ewan McGregor. Emitt es un semi-poderoso empresario local. conocido como el rey de los parkings de Minnesota. Por su parte, Ray vive una vida mucho más sencilla. Él es un simple agente de la condicional, cuyo único propósito en estos momentos es el de comprarle un anillo de compromiso como dios manda a su amada Nikki Swango (Winstead), una chica que conoció trabajando ya que, a su vez, es el responsable de su libertad vigilada. Después de que su hermano le negará una ayuda económica para adquirirlo y del descubrimiento por nuestra parte de que este le engañó de jóvenes para quedarse con un valioso sello perteneciente a su padre, Ray no tiene otra idea que la de chantajear a Maurice LeFay (Scoot McNairy), uno de los varios criminales de poca monta a los que le toca controlar, para que robe dicho sello.

Como es lógico, la estupidez siempre he reinado en los personajes de este estilo que nos ha presentado la serie durante los años, el tiro le sale por la culata ya que LeFay, tras perder las indicaciones recibidas, se equivoca de casa. Aquí es donde entra en juego Glora Burgle (Coon), la sheriff del pueblo ya que la casualidad quiso que la víctima del golpe fuera su padre, el cual es encontrado muerto en su desvalijado hogar, una forma bastante fácil y efectiva de unir desde el primer momento los pasos de los protagonistas principales. El otro foco de acción nos lleva de vuelta a Emmit, el cual, también por casualidades de la vida, acaba de convertirse en accesorio de una banda de gángsters alemanes liderada por V.M. Varga (David Thewlis). Estos le dejaron dinero en su momento y lo que Emmit se pensaba que era un simple negocio le ha acabado costando el alma de su empresa. Para acabar de redondearlo todo, igual que les pasó a Lester Nygaard (Freeman) y a Ed Blumquist (Plemons), vemos como Ray se acaba de ver como se le complica aún más la vida gracias a un asesinato, después de que Nikki, recordándonos a los mejores momentos de Peggy (Dunst) en la segunda temporada, decida aplastar al protagonista del robatorio fallido, lanzándole su aire acondicionado desde un tercero. Fargo no sería Fargo sin este tipo de situaciones. Una vez más, tenemos a una excéntrica pareja en medio de una investigación de la que sólo ellos saben la verdad, el cual, como mínimo les provocará una larga lista de dilemas.

Si la historia se repite, cosa que debería ocurrir, tenemos nueve semanas por delante para disfrutar de una temporada que promete mantener el gran nivel que siempre ha tenido Fargo. La premisa de la misma ya está totalmente establecida, por lo que a partir de ahora todo debería ser desarrollo, tanto de tramas como de personajes, algo que Hawley ya nos ha demostrado en más de una ocasión que domina a la perfección. El ya mencionado brillante elenco, unos diálogos impecables y una ambientación, como siempre, perfecta, vuelven a ser otros de los grandes atractivos de Fargo, la cual ha vuelto para enamorarnos de nuevo.

Fargo, todos los jueves en Movistar Series. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s