“SHAMELESS : GOODBYE”

REVIEW : Shameless 7×12 – Requiem For a Slut (Season Finale).

Shameless ha puesto el broche de oro a una séptima temporada que ha estado a la altura de las mejores de la serie. Con la polémica por la renovación de Emmy Rossum cerrada y la octava temporada confirmada por parte de Showtime, sólo nos queda esperar al año que viene para ver que más nos tienen reservado los Gallagher. El cierre de temporada ha sido trágico, cómico y muy visceral, puro Shameless.

Después de llegar al hospital sin pulso e intentar reanimarla, los facultativos no pueden hacer nada por Monica. La muerte de su madre hace que todos los Gallagher se reúnan, incluído Carl, que vuelve de la escuela militar y también Ian, el cual regresa a Chicago después de despedirse de Mickey. Cada uno de ellos muestra una reacción diferente al enterarse de la trágica noticia. Fiona tiene claro que no quiere hacer nada por su madre, considera que no se lo merece porque nunca ha estado allí y así se lo hace saber a Frank. Parece que por fin puede decirle a la cara lo que piensa de ellos como padres y la triste realidad es que ella no sólo se ha tenido que hacer cargo de todos sus hermanos si no que también ha tenido que cuidar a Frank ya que su alcoholismo le impedía cuidar de sí mismo.

shameless1

Frank encuentra una llave en las pertenencias de Monica y, después de acudir a un trastero, encuentra la herencia de la que tanto hablaba Monica en vida. La herencia para sus hijos no es otra cosa que metanfetamina pura por valor de 70.000 dólares. Fiona es la única que se opone a quedársela así que finalmente decide meter su paquete y el de Liam en el ataúd de su madre. Así mismo, sigue decidida a tomar las riendas de su vida y a empezar a pensar más en ella que en todos los demás como ha hecho siempre y, como consecuencia, acaba comprando el apartamento que estaba mirando.

Ian decide ir a ver a Trevor y se sincera con él al decirle que estos días ha estado con Mickey. Todo esto sigue demostrando la madurez de Ian esta última temporada, no sólo al asumir las consecuencias de sus acciones sino que además se ha conectado con la tristeza que le provoca la pérdida de su madre en vez de intentar evadir el dolor que suele ser bastante corriente en gente bipolar. Cabe recordar que Ian tenía una especial conexión con Monica ya que los dos padecen el mismo trastorno psicológico. Por su parte, Debbie siempre ha sido la que ha seguido confiando en la bondad de sus padres  y así se lo hace saber a Fiona cuando le enseña todas las postales de felicitación de cumpleaños que Monica no llegó a enviar pero que seguían en el trastero cuando recuperaron la droga. Eso les hace entender que Monica era una persona enferma y que realmente no tenía la capacidad para hacerse cargo de sus hijos pero eso no justifica el haberlos abandonado. Para Fiona realmente es una liberación que su madre haya muerto.

shameless2

Lip lleva tiempo dándose cuenta que ha tocado fondo y que tiene que encontrar la manera de reconducir su vida. La muerte de Monica no hace sino confirmarle que no puede seguir por ese camino porque, además no es lo que realmente desea. Por tanto decide seguir yendo a las reuniones de alcohólicos anónimos para poder desintoxicarse. Carl siempre ha sido el Gallagher más sensible aunque su actitud diga lo contrario. Parece que el alejarse del barrio e ir a la escuela militar le ha venido muy bien aunque la escena final pintando el grafiti para Monica con Frank tiene un gran paralelismo con la escena final de la cuarta temporada en el lago donde parecía ser el Gallagher que más números tenía de seguir los pasos de Frank.

El funeral de Monica lo decide pagar su padre no sin antes culpar a Frank del tipo de vida que ha llevado su hija. Contra todo pronóstico y tras escuchar las palabras de Frank en el funeral, podemos ver que realmente estaba enamorado de Monica y que quizá fue ella la que le arrastró al tipo de vida adictiva que tiene en la actualidad. Como Frank dice en sus últimas palabras para Monica, por mucho que Fiona, Lip, Ian, Debbie, Carl y Liam odien a su madre, ella forma parte de ellos y hay una parte de ella que siempre estará allí, por tanto, no es descabellado pensar que esta muerte les puede afectar más de los que ellos esperan. Lamentablemente, no nos queda otra que decir “Hasta pronto” a los Gallagher y esperar al año que viene para resolver todas estas dudas.

Una review de Amanda Jacinto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s