“QUANTICO: DOUBLE CROSS”

El secreto de Alex y Ryan fue descubierto en el capítulo de Quantico de esta semana, pero a cambio, los agentes se llevaron otra información y un posible nuevo aliado, o un problema más.

Esa persona es Harry, que desde el principio del capítulo sigue en su misión paralela, investigando a Alex y Ryan y a sus contactos del pasado. Concretamente a Will y Shelby. Pero sus sujetos no son tan ingenuos como podría pensar, y Alex y compañía aprovechan la lección del día para girar la tortilla y deshacerse del problema. La misión que les manda Owen es, a priori, investigar a Tom Crawford, un periodista que podría haber vendido secretos de estado; pero en realidad, les lleva a una habitación de hotel con un cadáver y en la que han dejado múltiples objetos con el ADN de Alex, Ryan y Harry y tienen 12 minutos para borrar todas las pruebas; si no lo consiguen, tienen una tarjeta de la CIA que les sacaría de la cárcel, pero no podrán volver a The Farm.

Pronto, Harry se deshace de las pruebas que lo implicarían a él, pero Alex y Ryan le convencen para que les ayude a cambio de contarle la verdad sobre por qué están en The Farm. El plan es implicar a Owen, y Harry le roba la cartera para ponerla en la habitación, pero cuando el chico vuelve, Alex y Ryan no están y la policía llega y detiene a Harry. Al mismo tiempo, Owen ha llevado una misión con Leo, para implicar al periodista en un escándalo, y le chantajea para conseguir una lista de nombres, los que le señalaron para un artículo que acabó con la carrera de Owen como agente en el exterior.

El alivio al deshacerse de Harry dura poco, puesto que puede deshacerse de la policía sin usar la tarjeta de la CIA. Sin más opciones, Alex y Ryan acceden a hablar con él y confiesan que están en el FBI y la CIA, Harry les explica que es del MI6, y está allí en un programa de intercambio entre agencias. Por otro lado, también les dice que fue él quién plantó el micrófono que encontraron en la habitación de Alex y, aparentemente, otro en la de Ryan (en teoría sólo podía haber uno en todo el edificio, sospechoso). En otras cosas, Shelby ha empezado un juego de flirteo con Leon, algo con lo que Nimah no está de acuerdo, y la acusa que querer meterse en la acción cuando, como encargada de Alex, no debería hacerlo.

En el futuro, Alex consigue un teléfono de los terroristas y descubre los mensajes que avisan que ella está dentro. Cuando la descubren, una terrorista mata a su compañero y le pone el brazalete de Alex; le dice que escape y que fingirá que la han matado. En su huida, la chica se encuentra con Lydia, que no sabemos como ha escapado de los terroristas. Por otro lado, y sabiendo que Boyer ha muerto, Miranda pide a Shelby que localice a Will para que hackee lo que haga Eric Boyer y descubrir el plan de los terroristas, pero tiene que hacerlo en secreto. Shelby se reúne con el chico en privado y le explica que Miranda está implicada con el ataque, pero Will cree que es inocente. Cuando finalmente se encuentran, Will le dice a Miranda que podía haber contactado directamente con él y que está dentro, y ha convencido a Shelby de que Miranda es inocente.

El capítulo nos ha dado varios dobles giros en la trama de esta semana. Primero, en el pasado con la emboscada a Harry, y después en el futuro, con la terrorista que ayuda a Alex y una posible trampa para Miranda de Shelby, o simplemente el engaño a la rubia, que aparentemente vuelve a estar en la ignorancia sobre lo que ocurre. Conociendo la serie, va a haber más giros de este tipo, así que no podemos asumir nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s