‘THE FLIGHT ATTENDANT’: REVIEW (TEMPORADA 2)

REVIEW: The Flight Attendant – Temporada 2.

Las miniseries están en peligro de extinción. No son pocas aquellas series que se promocionaron como miniseries o cuya trama solo estaba planteada para una temporada y que más tarde anunciaron su renovación, como Big Little Lies o 13 Reasons Why. Estas suelen ser series con una gran primera temporada que al tener una continuación que no estaba planeada bajan mucho en calidad, dejando claro que continuar fue un error y que con una sola temporada habrían sido recordadas como grandes series, algo que se lastra con la existencia de una segunda temporada mediocre. The Flight Attendant podría haberse quedado como miniserie ya que cerró todas las tramas de su primera temporada, pero sin embargo HBO Max decidió darle una continuación que se estrena el 22 de abril. Creo que una miniserie es una miniserie, debe quedarse como tal y que darles una segunda temporada es siempre un error. Sin embargo, está la excepción que confirma la regla y su nombre es The Flight Attendant, que regresa tan bien o mejor que su primera entrega.

THE FLIGHT ATTENDANT
Photograph by Jennifer Rose Clasen/HBO Max.

AVISO: SPOILERS DE LA T1 A CONTINUACIÓN.

Ha pasado un año y la vida de Cassie (Kaley Cuoco) ha cambiado considerablemente. Tal y como prometió a su hermano Davey (T.R. Knight) y a su mejor amiga Annie (Zosia Mamet) ha dejado el alcohol, llevando ya un año sobria. Por otro lado, tiene una nueva pareja, Marco (Santiago Cabrera), con quien acaba de comenzar una prometedora relación. Sigue además con su trabajo de azafata pero con una pequeña diferencia, y es que ahora es también una informante para la CIA, usando sus viajes para recopilar información para su agente al cargo, Benjamin, interpretado por Mo McRae. En uno de esos viajes Cassie ve algo extraño, una mujer que luce exactamente igual que ella, por lo que se obsesiona con que hay alguien que se está haciendo pasar por ella. ¿Pero por qué alguien querría hacerse pasar por una simple azafata?, y sobre todo, ¿de verdad Cassie ha visto a alguien como ella o es producto de su imaginación?, y es que verse a ella misma se convierte en algo habitual durante la temporada, ya que comienza a tener alucinaciones donde varias versiones de ella conversan entre sí, como una mezcla de Inside Out y Orphan Black, a cuyos productores de esta última se pidió consejo para la realización de estas escenas.

Varios personajes de la primera temporada regresan, como Annie y su novio Max (Deniz Akdeniz), a quienes Cassie pronto confiesa su doble vida como espía, haciendo que estén más presentes durante la temporada acabando viéndose involucrados en todos los líos de Cassie, lo que es mucho más divertido que verlos perdidos y sin saber nunca qué está pasando. También regresa Shane (Griffin Matthews), el compañero azafato de Cassie que al final de la pasada temporada se reveló que era un agente infiltrado de la CIA investigando a Megan (Rosie Perez), otra de las azafatas, porque se sospechaba que estaba pasando información y tecnología al gobierno norcoreano. Al ser esto cierto, Megan está en busca y captura y lleva un año huyendo por el mundo del gobierno estadounidense, que la acusa de traición. En cuanto a los nuevos personajes, además de Benjamin se introducen dos misteriosos villanos interpretados por Callie Hernandez y Joseph Soria, una pareja de cazarrecompensas que aparentemente van detrás de Cassie.

TFA1
Photograph by Jennifer Rose Clasen/HBO Max.

Puede ser cierto que el hecho de que la CIA cuente con una persona tan inestable como Cassie para trabajar para ellos sea algo que chirría, pero a la vez es lo que hace que la temporada sea tan divertida. Cassie tiene un talento natural para meterse en líos, cagarla es su don, y verla trabajando como espía, entrando en pánico ante el mínimo problema y siendo incapaz de mentir convincentemente logra sacar varias carcajadas. La inclusión de varias Cassies es un acierto, ya que da lugar a contrastes muy divertidos y son escenas donde Kaley Cuoco se luce como actriz, y es que muy pocos intérpretes son capaces de interpretar varias versiones de un mismo personaje y dándoles a la vez a cada una sus propios matices y personalidad.

 Al igual que en la pasada temporada, The Flight Attendant logra mezclar el thriller y la comedia a la perfección. Es una serie de espionaje excelente, con un misterio que mantiene su intriga y aumenta su interés episodio a episodio, y a su vez es una gran comedia sobre una mujer experta en meterse en líos, que siempre está en el lugar y en el momento equivocado, y que insiste en tener una vida llena de riesgos, aventuras y emociones aunque eso le dé más problemas que alegrías. La segunda temporada de The Flight Attendant no era necesaria, pero me alegro mucho de que exista y espero que tengamos muchas más aventuras de Cassie en un futuro.

NOTA DE LA TEMPORADA: 8/10

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.