‘INVENTING ANNA’: REVIEW

REVIEW: Inventing Anna – Miniserie. 

En verano de 2018 el mundo entero se hizo eco de uno de los grandes escándalos de los últimos tiempos. Especialmente en Estados Unidos, el nombre de Anna “Delvey” Sorokin no tardó en acaparar las portadas de revistas, tabloides y demás medios dedicados a informar sobre la actualidad de las altas esferas de la sociedad americana. Pocas semanas atrás, concretamente en mayo, la periodista Jessica Pressler acababa de publicar en el New York Magazine su reportaje de investigación sobre la historia de esta joven «instagramer» de origen ruso que, disfrazada como una portentosa heredera alemana, robó tanto los corazones como el dinero de gran parte del panorama social de Nueva York. Hasta ser descubierta, Anna se pasó meses viviendo a todo trapo, rodeada de todo tipo de lujos; durmiendo en los mejores hoteles y comiendo en los restaurantes, comprando la ropa más cara en las tiendas más exclusivas, y acudiendo a las fiestas y eventos más elitistas de la ciudad, siempre acompañada de gente famosa y/o importante. Mansiones, suites, yates, aviones privados y botellas de champagne formaron parte de su día a día durante mucho tiempo, sin prácticamente nunca pagar un duro por nada. Por muy increíble o surrealista que parezca, Anna consiguió escalar hasta la élite sin apenas pestañear, convirtiéndose enseguida en una de las grandes referencias de Nueva York. A día de hoy, muchos aún se preguntan: ¿es Anna la mayor estafadora de la historia de la ciudad o es simplemente el nuevo retrato del sueño americano?

Pocos meses después, Netflix y Shondaland adquirieron los derechos de la que acabó siendo la tercera historia más leída de la revista en 2018 para convertirla en serie de televisión. Inventing Anna será la primera serie escrita por Shonda Rhimes desde que fichó por el gigante del streaming. Si alguien me pregunta, creo firmemente que no podía haber elegido mejor proyecto para hacer su debut. Cuando alguien menciona a Shonda Rhimes, lo primero que nos viene a la cabeza, al menos a la gran mayoría, es Grey’s Anatomy, uno de las series más importantes de la televisión moderna. Pero, lógicamente, de su cabeza también han salido otras ficciones, entre ellas Scandal, un maravilloso drama que durante años fue la gran obsesión de América. En ese sentido, la serie protagonizada por Kerry Washington tiene mucho en común con la que hoy me toca repasar ya que, salvando las distancias, tiene todos los elementos necesarios para convertirse en una de las nuevas obsesiones seriéfilas del gran público y en una de las grandes series de este principio de año. Inventing Anna es ‘puro Shonda’, una vez has entrado, es imposible dejar de pensar en ella.

INVENTING ANNA1
Inventing Anna – Cr. Nicole Rivelli/Netflix © 2021

Uno de los grandes alicientes de la serie es que la mencionada Jessica Pressler figura como productora del mismo. Lógicamente, como siempre en estos casos, en pantalla veremos una dramatización de los hechos que ocurrieron en realidad, pero el hecho de contar con la bendición y la voz de la persona que lo destapó todo a la hora de escribirla me parece de gran importancia. Al fin y al cabo, siempre le acaba dando más credibilidad. Lo maravilloso de Inventing Anna es verla sabiendo que eso pasó realmente. La suya es una historia fascinante y tremendamente adictiva de la que nunca tienes suficiente.

Dentro de un elenco impecable, la figura de la periodista responsable del caso recae en Anna Chlumsky (Veep), la cual da vida a Vivian, una ambiciosa reportera cuya carrera aún se está recuperando del injusto e inmerecido revés sufrido recientemente después de que un simple reportaje sobre las atracciones de Nueva York le explotara en la cara. Harta de sus jefes y plenamente consciente de que merece mucho más de lo que actualmente tiene, Vivian acaba descubriendo el curioso caso de una joven acusada de haber estafado miles y miles de dólares a una amplia lista de hoteles, tiendas y particulares, un caso que enseguida le llama la atención. La vista preliminar contra Anna Delvey, interpretada de forma espléndida por Julia Garner (Ozark), está a punto de comenzar y su abogado (Arian Moayed) ya se ha dado cuenta de que le ha tocado lidiar con un proceso de una magnitud casi imposible de controlar.

Aquí es donde Vivian entra en juego. Ayudada en todo momento por tres de sus compañeros de redacción; Lou (Jeff Perry), Maud (Anna Deavere Smith) y Barry (Terry Kinney), tres veteranos de la profesión con los que ya no se cuenta demasiado. Tras múltiples llamadas, reuniones y encuentros, la investigación de Vivian empieza a coger forma… pese a que aún no cuenta con el beneplácito de sus jefes. Su primer objetivo es claro: conseguir una entrevista con Anna, la cual está encarcelada a la espera de juicio en Rikers Island.

INVENTING ANNA3
Inventing Anna – Cr. Nicole Rivelli/Netflix © 2021

A partir del momento en el que ambas se sientan frente a frente por primera vez, exploramos en primera persona la fascinante odisea de esta chica que pasó de no tener nada a tenerlo todo de la noche al día, gracias, sobre todo, a una tremenda capacidad de manipulación y a su habilidad a la hora de adoptar cualquier actitud o emoción según la situación en la que estaba metida. Anna era tan capaz de dar un épico discurso motivacional como de ponerse a llorar como si el mundo se estuviera acabando a su alrededor. Poco tardó en acostumbrarse en salirse siempre con la suya. Anna era intocable. O eso creía ella. La mayor parte de su aventura nos es narrada a través de sus charlas con Vivian, aunque en ocasiones puntuales también examinamos algunos de los eventos clave de la misma a través de las conversaciones de la periodista con las personas que vivieron de prima mano su mentira. Ambas acaban formando un oscuro y divertido vínculo de amor/odio gobernando por los intereses personales de cada una. Su relación y la química que surge entre ellas es otro de los puntos fuertes de la serie.

Capítulo a capítulo, vamos profundizando en los últimos meses de la vida de Anna, lo que nos ofrece la oportunidad de conocerla a ella pero sobre todo a la gente que engañó. Una larga lista de personajes aparecen para contar sus experiencias a su lado, entre ellos Chase Sikorski (Saamer Usmani), un fraudulento emprendedor del mundo de la tecnología con el que además de un intenso romance compartió la afición de estafar a cualquiera que se cruzara por su camino; Nora Radford (Kate Burton), una adinerada «socialité» de Manhattan a la que Anna robó miles de dólares después de que esta la introdujera -casi como mentora- en los círculos sociales más importantes de la ciudad; Talia Mallay (Marika Dominczyk), una prestigiosa empresaria mundialmente famosa por ser lo más de lo más en términos sociales; o Alan Reed (Anthony Edwards), uno de los abogados financieros más importantes de Nueva York y parte clave del golpe definitivo con el que Anna podría cumplir todos sus sueños. Y estos solo son unos cuantos… Todavía falta hablar de los más importantes, esos a los que nuestra protagonista llamaba ‘amigos’.

La primera en formar parte de este selecto grupo de contactos fue Neff (Alexis Floyd), una de las recepcionistas del exclusivo hotel en el que Anna vivió varios meses. Las generosas propinas se convirtieron en confidencias y estas en algo más. Anna salía de fiesta o de compras y Neff la acompañaba. Por supuesto que Anna lo pagaba todo. Hasta el día en el que, obligada por las circunstancias, su compañera de aventuras dijo basta. Posteriormente, otras dos mujeres fueron una parte esencial de su vida; Rachel (Katie Lowes) y Kacey Duke (Laverne Cox), la cual podríamos definir como la entrenadora personal de los famosos. Ambas fueron testigos directas tanto del auge de Anna como de su caída a los infiernos después del tumultuoso viaje a Marruecos que hicieron las tres junto a Noah (Chris Lowell), el responsable de grabar su estancia en uno de los complejos hoteleros más lujosos del mundo como si de un documental se tratara.

INVENTING ANNA2
Inventing Anna – Cr. Nicole Rivelli/Netflix © 2021

Como decía al inicio, Inventing Anna tiene todo lo que se le puede pedir a una producción de este estilo. Su historia es impactante y atrayente, cuenta con un reparto tan multitudinario como maravilloso, y viene de la mano de la que para muchos -entre los que me incluyo- es la auténtica reina de la «mamarrachismo», un concepto protagonista desde el primer minuto de la serie. Ese también es uno de sus encantos. Si, narra una historia real, pero esto es televisión y hay que dar espectáculo. ¿Quién mejor que Shonda Rhimes para adaptar su historia? Nadie.

He tenido la oportunidad de ver seis de los nueve capítulos que componen la miniserie y la verdad es que las sensaciones son casi inmejorables. Es justo lo que esperaba. Inventing Anna no pretende ni juzgar ni que juzguemos a su protagonista. Nos muestra unos hechos y a partir de aquí que cada uno haga lo que quiera. Eso también me parece algo a tener en cuenta. Incluso creo que hasta cierto punto nos hace comprender a Anna. No hasta el punto de sentir empatía por ella, no va por ese camino el tema, sino más bien mostrándonos como ella misma acabó creyéndose sus propias mentiras. La bola cada vez se le hizo más grande hasta que llegó a un punto de no retorno. Por muy estridente que sea su acento, Julia Garner demuestra enseguida que es la elección perfecta para encabezar este proyecto. También Anna Chlumsky. No os sorprendáis si las nominan al Emmy. Por último, si tenéis tiempo, os recomiendo profundizar un poco en el caso real de Anna “Delvey” Sorokin. Es una auténtica pasada la forma en la que la serie ha cuidado hasta el más mínimo detalle. Incluso los selfies de su Instagram se han replicado de forma idéntica. Inventing Anna va a gustar. Y mucho. Prepararos para vuestra nueva serie favorita.

Cierro recordando que la miniserie estará disponible al completo este viernes 11 de febrero en Netflix.

NOTA DE LA TEMPORADA: 8.4/10

Un comentario en “‘INVENTING ANNA’: REVIEW”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.