‘TRUTH BE TOLD’: REVIEW (TEMPORADA 2)

REVIEW: Truth Be Told – Temporada 2.

Un año y medio después, Poppy Parnell regresa a nuestras pantallas para investigar un nuevo caso. Correcto, Apple TV+ estrena este viernes la segunda temporada de Truth Be Told, su antología criminal protagonizada por Octavia Spencer. La plataforma lanzará un capítulo por semana hasta completar los diez que componen esta segunda entrega de la ficción.

Truth Be Told es otro claro ejemplo de lo que quiere ser AppleTV+, una plataforma que no ha parado de crecer desde su lanzamiento hace poco menos de dos años, gracias a su firme apuesta por la calidad por delante de todo lo demás. Sus originales podrán gustar más o menos, eso siempre es una cuestión personal, pero lo cuidadas que están la gran mayoría de ellas -su alto nivel visual o los impecables elencos que las protagonizan- es innegable. Hablando de ello, para esta temporada contamos con la adición al cast de Kate Hudson, una actriz cuya presencia en pantalla ya le da un impulso espectacular a lo que siempre ha sido una serie más que decente.

TRUTH BE TOLD2
Truth Be Told (Apple TV+).

AVISO: SPOILERS DEL PRIMER CAPÍTULO.

“Other People’s Tears Are Only Water” es el episodio que abre esta nueva etapa de la serie. Tras una bonita y estilizada secuencia en la que “A Storm is Comin” de Liv Ash suena a todo volumen, probablemente a modo de advertencia de lo que nos espera a continuación, nos reencontramos con Poppy, la cual disfruta de lo que parece una tranquila velada con unos amigos de toda la vida. Acompañada por Ingram (Michael Beach), su marido y uno de los múltiples personajes que retoman su rol de la temporada anterior, nuestra protagonista acude a un evento de homenaje a su amiga de la infancia, la magnate de los medios de comunicación Micah Keith (Hudson). Pero, como suele ocurrir en estas series, lo que iba para una noche festiva entre copas y anécdotas varias acaba sacudida por una tragedia: al llegar a casa de la anfitriona, Poppy e Ingram encuentran dos cadáveres en un grotesco charco de sangre. Uno de ellos es el de Joshua (Jason O’Mara), el marido de Micah.

Este trágico evento sirve como punto de partida de lo que veremos durante las próximas semanas. Pese a las crecientes dudas del inspector Aames (David Lyons), la policía decide cerrar el caso bajo el veredicto de que la muerte de Joshua y su acompañante fue un asesinato-suicidio, algo que ni Poppy ni una devastada Micah aceptan como posible. Rápidamente, la serie nos recuerda eso de que no todo lo que reluce es oro y que las apariencias engañan. Micah acumulaba acosadores, haters, obsesos y demás enemigos a raudales. Sacos y sacos de anónimos amenazantes se acumulan en una de sus oficinas. Visto lo visto, cualquiera podría haber matado a Joshua, incluso sus dos personas de confianza en el mundo empresarial, su asistente Ramon (Anthony Lee Medina) y su mano derecha Ivy (Alona Tal). 

Decidida a tomar cartas en el asunto, Poppy recurre a otro viejo conocido, su amigo Markus Knox (Mekhi Phifer), para que este se ocupe de la seguridad personal de Micah. También decide contarle la movida a su habitual colaboradora y productora Noa Havilland (Katherine LaNasa), con tal de que le eche una mano. Con la banda reunida de nuevo, Poppy se da cuenta de que ha llegado el momento de volver a encender el micrófono. Su exitoso podcast tiene que volver para ayudar a su amiga. La verdad tiene que ser contada de nuevo. El desarrollo de los acontecimientos someterá a su amistad con Micah a la prueba definitiva e incluso veremos como la ‘podcaster’ lo arriesga todo (hasta su vida), en su búsqueda de la justicia. Todo ello a la vez que lidia con sus constantes problemas familiares… ¿Valdrá la pena?

TRUTH BE TOLD1
Truth Be Told (Apple TV+).

En resumen, la segunda temporada de Truth Be Told es totalmente recomendable. Una vez más, la serie cuenta con todos los elementos necesarios para que el espectador que decida invertir su tiempo en ella disfrute de una producción llena de misterio y constantes revelaciones. Grandes nombres como Aaron Paul o Lizzy Caplan son reemplazados por otro elenco de primer nivel en el que, tal y como mencionaba al inicio de la crítica, Kate Hudson brilla de una forma magistral por encima del resto. Se come la pantalla. Literalmente. Ella y Octava Spencer son ese plus tan necesario para una producción de este estilo, un drama criminal que, al fin y al cabo, siempre estará lejos de ofrecernos algo novedoso. Tampoco lo intenta. Truth Be Told sabe cuales son sus cartas y las juega de una forma fantástica.

NOTA DE LA TEMPORADA: 7/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .