‘LA LIGA DE LA JUSTICIA DE ZACK SNYDER’: REVIEW

REVIEW: Zack Snyder’s Justice League. 

Mucho, muchísimo, por no decir todo, ha cambiado -tanto en el panorama audiovisual como en el mundo en general- desde aquel 17 de noviembre 2017 en el que se estrenó en nuestro país Justice League, probablemente la película más ambiciosa de DC hasta la fecha. Lo que prometía ser toda una declaración de intenciones, además de una firme apuesta para poner su universo cinematográfico a la altura de la competencia, acabó siendo un auténtico fiasco en todos los sentidos; crítica, taquilla, etc.

A estas alturas, todos conocemos la tumultuosa odisea que sufrió el film detrás de las cámaras. Zack Snyder tuvo que abandonar el proyecto por una tragedia familiar y Warner Bros contrató al ahora cancelado Joss Whedon, el cual venía de triunfar en Marvel como director de las dos primeras entregas de “The Avengers”, para terminar lo que él había empezado. Whedon, con el apoyo del estudio, le dio un giro radical a todo, reorientando el film hacía algo mucho más comercial y ligero, restándole ese toque oscuro tan característico de Snyder. Su propuesta fue un desastre. Nadie acabó de entender sus intenciones, ni siquiera los propios actores protagonistas. Ahí nació uno de los grandes “movimientos fan” de los últimos años, el conocido como #ReleaseTheSnyderCut. Apadrinado por el propio Zack Snyder con el apoyo casi incondicional de la gran mayoría de su elenco, incluido Ray Fisher, el cual sigue viviendo su particular guerra contra la compañía, su meta era muy clara: después de todo, el público merecía ver plasmada en su pantalla la idea original de Snyder, algo que, tras años de rumores, especulaciones, polémicas y “trending topics”, se ha acabado haciendo realidad, principalmente gracias a la existencia de HBO Max. La nueva plataforma de WarnerMedia es el escaparate perfecto para un producto de este calibre. Todo el mundo sale ganando. La empresa añade un gran reclamo a su catálogo, ampliando sustancialmente su cada vez más extensa lista de suscriptores, y el cineasta recibe una libertad de desarrollo que nunca hubiera tenido si la película hubiera sido estrenada en cines. Condenados a entenderse.

Zack Snyder’s Justice League (HBO).

¿Es para tanto el Snyder Cut? Tal y como he dicho recientemente, mi valoración global es que hablamos de un auténtico regalo para los incondicionales del universo cinematográfico de DC y de una muy buena película de superhéroes para el público en general. La historia es casi calcada a la de la película original pero, lógicamente, tiene un tono y una puesta en escena totalmente distintos. Cuatro horas dan para mucho y Snyder las aprovecha de maravilla para darle el desarrollo merecido a todos y cada uno de sus personajes, mejorar extensamente sus motivaciones, y añadir al metraje todas las ideas que quedaron previamente en el tintero. ¿Juega con ventaja con tal duración? Por supuesto, pero también había que hacerlo.

A grandes rasgos, la trama es la misma. Steppenwolf llega a nuestro planeta con la misión de conseguir juntar las tres Cajas Madre para redimirse ante su maestro Darkseid. Mientras tanto, consciente de que una gran amenaza se aproxima, Bruce Wayne (Ben Affleck) empieza a reclutar a los héroes más poderosos de la tierra para la causa. Con la ayuda de Diana Prince (Gal Gadot), consciente también de que la guerra contra las fuerzas del mal es inminente, logran formar equipo con Barry Allen (Ezra Miller), Arthur Curry (Jason Momoa) y el recién llegado a su particular mundillo, Victor Stone (Ray Fisher), más conocidos por todos como The Flash, Aquaman y Cyborg, respectivamente. Este último, junto a su padre, Silas Stone (Joe Morton), juega un papel primordial en esta versión de la película. Cyborg es lo más parecido que encontraremos en ella a un protagonista. Personalmente, creo que este ha sido uno de los grandes logros de la cinta de Snyder, dar una voz a su historia con la que el público puede empatizar sin demasiadas complicaciones. Es el personaje perfecto para ello; tiene drama, tiene un interesante pasado para explorar y unas motivaciones reales y humanas.

Su padre era el científico responsable de examinar la nave con la que el fallecido Superman (Henry Cavill), llegó a la tierra. Durante sus pruebas, encontró la tercera Caja Madre, la cual utilizó para “revivir” a su hijo, hecho literalmente pedazos después de un trágico accidente de tráfico. Tras arrebatarle las otras dos cajas a las Amazonas y a los Atlanteanos, los Stone se convierten en el objetivo final de Steppenwolf. Por suerte, ya no están solos. A partir de aquí, una intensa batalla entre el mal y los grandes héroes de nuestro mundo, una batalla contrarreloj plagada de grandes luchas, mucha acción, y más de una bonita sorpresa. Que cada uno lo descubra por sí mismo. Ahí está la magia de este tipo de producciones. Siempre he pensado que hacer un extenso repaso a trama y argumento quita más que aporta.

Zack Snyder’s Justice League (HBO).

En resumen, La Liga de la Justica de Zack Snyder es justo lo que me esperaba; una versión bastante mejorada de su fallida antecesora. Es cierto que el CGI es, en muchas ocasiones, bastante mejorable, pero imagino que los recursos y el presupuesto adicional daban para lo que daban. Hay fallos, o al menos escenas a mejorar, pero llegan a ser perdonables. También hay grandes secuencias merecedoras de todos mis elogios. Es muy de agradecer que todos los personajes, incluso secundarios como Alfred Pennyworth (Jeremy Irons) o Lois Lane (Amy Adams), tengan su tiempo merecido en pantalla. Esta es una historia muy coral en todos los sentidos y eso siempre es una buena noticia. Eso si, Gal Gadot está muy sola entre tanta testosterona. Solucionar eso debería ser el gran objetivo a corto plazo del universo cinematográfico DC. En la acera de enfrente venimos de “Wandavision” con Elizabeth Olsen, Kathryn Hahn y Teyonah Parris, y vamos hacía “Black Widow” con Scarlett Johansson y Florence Pugh. Ya no estamos en 2015. Es necesario dar un salto en cuanto a diversidad. ¿Qué esta no era su guerra? Correcto, pero nunca está de más ponerlo encima de la mesa. Pese a que el Batman de Ben Affleck luce de maravilla y que The Flash o Cyborg me hayan gustado mucho tanto a nivel de presencia como de protagonismo, me sigo quedando con ella. Wonder Woman es mi debilidad personal y aquí, una vez más, está maravillosa.

Estoy muy contento de que, por fin, Zack Snyder haya podido mostrarle su visión al mundo. Se lo merecía. Visto lo visto, espero que no sea lo último que veamos. Han pasado pocas horas desde su lanzamiento y muchos ya están pidiendo el regreso del “Snyderverse”, algo que, aparentemente, no parece que vaya en una línea contraria a la del director. Sólo hay ver el epílogo del film para confirmar que tiene ideas e intenciones de continuar lo que ha empezado. A mi me gustaría. ¿A vosotros?

Desde hoy mismo podéis verla en HBO España.

NOTA DE LA PELÍCULA: 8.5/10

MVP: Gal Gadot (Wonder Woman)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .