‘FARGO’: REVIEW (T4)

REVIEW: Fargo 4×01 – Welcome To The Alternate Economy.

Más de tres años después del cierre de su cuarta entrega, Fargo está de vuelta con su cuarta temporada. Ha costado, incluso se tuvo que posponer su estreno por culpa de los problemas generados en su producción por la pandemia, pero, por fin, Noah Hawley y su equipo regresan con una nueva historia. Chris Rock (Top Five) es el elegido para encabezarla. Dos grandes mafias, la italiana y la afroamericana, controlan la otra cara de la economía: la de la explotación, los chanchullos y las drogas. Con el fin de prosperar y mantener una relativa paz, los líderes de ambas familias deciden intercambiarse a sus hijos primogénitos y criarlos como suyos. Una vez más, una nueva historia con nuevos personajes tan patéticos como heroicos. Puro Fargo. Una historia de supervivencia, inmigración y de lo que somos capaces de hacer por dinero.

FARGO (FX).

Este primer capítulo, escrito y dirigido por el propio Noah Hawley, arranca con un extenso y necesario repaso por la historia criminal de Kansas City (Missouri), ciudad en la que transcurrirá la acción de esta nueva temporada. Desde las mafias rusa y hebrea hasta el sindicato irlandés liderado por Owney Milligan, múltiples organizaciones de diferentes orígenes han dominado las calles del lugar durante las últimas décadas. A principios de los cincuenta, época en la que se ambienta esta historia, son los italianos los que manejan el cotarro. Dieciséis años atrás, Donatello Fadda (Tommaso Ragno) conquistó la ciudad tras destruir a los Moskowitz. Los líderes de ambos bandos intercambiaron un hijo, un rito que, aunque de puertas para fuera equivale a una especie de pacto de respeto, en el fondo no es más que el primer paso de una guerra inevitable. Ahora la historia se repite con la llegada de Loy Cannon (Chris Rock), el jefe de un clan de origen afro-americano, el cual destaca por su gran visión de futuro. Cannon considera que “los italianos son cosa del pasado” y no tarda demasiado en empezar a mostrar sus cartas para hacerse con el control absoluto de la zona. Este personaje está ligeramente basado en James “Doc” Dearborn, uno de los rostros principales de la conocida como Purple Capsule Gang, la organización que controló la zona este de Kansas City durante décadas.

Ethelrida Pearl Smutny (E’myri Crutchfield), la hija de los dueños de una concurrida funeraria local, los cuales poco a poco vemos como van encajando en el puzzle que forma la trama global, es quien sirve como narradora de gran parte del episodio. En su cuarta entrega, Hawley y compañía han decidido darle una nuevo vuelta de tuerca a su premisa principal, focalizando por primera vez su historia en la comunidad afro-americana, algo que les permitirá explorar varios conceptos de rabiosa actualidad bajo ese prisma tan particular que siempre ha caracterizado a Fargo. De hecho, esta primera toma de contacto ya empieza a examinar los conflictos raciales de la época de una forma constante. En cuanto al resto, la serie sigue siendo la de siempre. Esa mezcla tan característica de acción, suspense y humor negro siempre está presente. Una nueva guerra por hacerse con Kansas City ha comenzado por lo que, si tomamos las anteriores temporadas como referencia, el baño de sangre llegará más pronto que tarde.

FARGO (FX).

Recientemente, Noah Hawley ha señalado en más de una ocasión que esta es la temporada más ambiciosa de Fargo hasta la fecha, tanto en escala como en personalidad, por lo que este primer episodio debería ser toda una declaración de intenciones. La verdad es, al menos por ahora, lo parece. Tanto su puesta a punto como su ambientación, por no hablar de esa maravillosa banda sonora que nos acompaña durante su hora de duración, logran elevar el nivel de una producción que siempre ha rebosado calidad. Esos personajes excéntricos que más de una vez han rozado lo estrambótico y esas escenas tan retorcidas como sorprendentes continúan siendo uno de los grandes emblemas de una ficción que sigue luchando por superarse año a año. Chris Rock es una magnífica elección para liderar esta cuarta etapa, la cual promete ser incluso un poco más coral que las anteriores. Personajes como la enfermera Oraetta Mayflower (Jessie Buckley) o el gran Doctor Senator (Glynn Turman), mano derecha de nuestro protagonista, rebosan potencial desde su primer momento en pantalla. Por no hablar de algunos que ya hemos empezado a conocer como Josto Fadda (Jason Schwartzman) o Rabbi Milligan (Ben Whishaw). Y seguro que aún nos quedan muchos por descubrir.  Si mantiene el ritmo establecido, Fargo volverá a coronarse como una de las mejores series del año, no tengo ni la más mínima duda.

Esta cuarta temporada arranca el 1 de octubre en Movistar+.

NOTA DEL CAPÍTULO: 8.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .