‘WESTWORLD 3.08’ : REVIEW

REVIEW : Westworld 3×08 – Crisis Theory (Finale). 

¡WOW! Esa es la primera reacción que me viene a la cabeza tras el espectacular final de temporada que nos ha regalado Westworld, un final que, en la linea habitual de la serie, ha conseguido ser tan sorprendente como consistente con lo que hemos visto durante la misma. Hay que alabar tanto a Joanthan Nolan y Lisa Joy como a tu su equipo. Creo que es muy meritorio conseguir sorprender e innovar de la forma que lo han hecho. En cinco minutos revelaron dos de las grandes incógnitas sobre las que llevábamos semanas teorizando con respuestas que ni se acercaron a ninguna de las teorías encima de la mesa. Con el resto, lo mismo. Podríamos lanzar ochenta teorías que seguiríamos sin acertar. Que una serie logre hacerte estallar la cabeza de una forma tan constante es una auténtica maravilla. Un cierre satisfactorio, plagado de drama y acción, a la altura de una de las grandes series de la televisión actual.

Pocos nos esperábamos que Lawrence (Clifton Collins Jr.) fuera a ser la quinta perla de Dolores y que su único cometido en todo esto sería algo tan simple (entre comillas) como entregarle a Bernard (Jeffrey Wright) el maletín que vimos en manos de Musashi (Hiroyuki Sanada) en el episodio anterior. Dicho maletín contenía el acceso a Sublime, el mundo al que fueron Aketcha, Teddy y el resto de anfitriones al final de la segunda temporada de la serie, lugar al que Bernard también decide viajar en los últimos minutos de este capítulo. Tampoco se acercó nadie a la otra gran revelación de estos primeros minutos. Caleb (Aaron Paul) ya había estado en Westworld, concretamente en el parque número cinco, el cual ha sido. durante todo este tiempo. de uso exclusivo del ejército para entrenar a sus soldados. Posteriormente aprendimos que Dolores (Evan Rachel Wood) también había estado en ese parque, dentro de un grupo de rehenes que los soldados tenían que liberar. Ahí es donde fichó a Caleb, el único que destacaba entre la multitud como alguien diferente al resto. Cuando la serie construye este tipo de historias lo hace de una forma maravillosa. Quien nos lo hubiera dicho…

Westworld (HBO).

La gran mayoría de este último episodio, escrito por Jonathan Nolan y Denise Thé, y dirigido por Jennifer Getzinger, la cual ha hecho doblete como directora en esta temporada, transcurre durante una revuelta nocturna en Los Ángeles. Masas enfurecidas, humo, cócteles molotov, disturbios y caos son protagonistas en las calles mientras Dolores y Caleb intentan llegar a las oficinas de INCITE para introducir el código de Solomon dentro de Rehoboam, el último y definitivo paso de la misión de nuestra protagonista. Pese a contar con la ayuda tanto de los mercenarios contratados a través de RICO como de Ash (Lena Waithe) y Giggles (Marshawn Lynch), las cosas se acaban torciendo. Maeve (Thandie Newton) regresa para un segundo asalto después de que Dolores consiguiera deshacerse de la primera oleada de enemigos. Caleb emprende un camino en solitario hacía su destino, mientras ambas protagonizan otro brutal combate de consecuencias fatales. Lo que ha hecho Evan Rachel Wood este año es simplemente espectacular. A todos los niveles. Este episodio es sólo la enésima demostración de ello. Sólo espero que consiga alguna gran nominación durante los próximos meses. Lo tiene totalmente merecido.

Tanto Dolores como Caleb acaban capturados. Ha llegado el gran momento de Serac (Engerraund Serac). Su objetivo seguía siendo el de encontrar el acceso a Sublime, por lo que conecta a Dolores a Rehoboam con tal de drenar sus memorias hasta encontrar lo que realmente busca. Con Caleb amenazado y Maeve expectante había que temerse lo peor. En cuestión de minutos se resuelve todo. En vez de la llave, Serac encuentra una memoria totalmente diferente a lo esperado. Dolores en un campo. Sola. Esperando a que Maeve eligiera un bando definitivo en esta guerra. De su elección iba a depender el resultado final de la misma. Antes de que sus memorias desaparezcan por completo, Dolores se abre en un último monólogo espectacular acompañado de imágenes de todos sus recuerdos. Secuencias de esos grandes momentos en los que nos empezamos a enamorar de ella. Memorias de esas que ponen la piel de gallina. “Podríamos aniquilarlos o destruir su mundo con la esperanza de construir uno nuevo. Uno libre de verdad”. Tras confesarle a Maeve que no se fiaba de sí misma y que por eso decidió guardar la llave de acceso en otro sitio, continuó: “Tantas de mis memorias eran horribles… pero las cosas a las que me agarré hasta el final no fueron las horribles. Recuerdo los momentos en los que vi de lo que realmente eran capaces. Amor, momentos de generosidad, aquí y allá. Ellos nos crearon, y sabían lo suficiente sobre la belleza para enseñárnoslo. A lo mejor la pueden encontrar ellos mismos. Pero sólo si tu eliges un bando Maeve. Hay muchos horrores en este mundo, desorden, pero yo elegí ver la belleza”.

Este fue la última reflexión de Dolores antes de que Serac decidiera borrarla por completo. El discurso final de un personaje fantástico que a través de tres temporadas nos ha brindado una larguísima lista de frases, moralejas y observaciones para no olvidar. En otras palabras, uno de los más grandes legados de la serie hasta la fecha.

“I choose to see the beauty”. 

Westworld (HBO).

Maeve despierta y acaba tanto con Serac, el cual acabábamos de descubrir que si que era real pero que no era más que la marioneta humana de su creación, a la vez que Caleb asume su papel de líder dándole la orden a Rehoboam de borrar por completo su sistema. Por fin, el mundo ha sido liberado de su tiranía. ¿El problema? Quizás una realidad sin su autoridad será peor. Eso lo descubriremos en el futuro. Por ahora, Maeve y Caleb han logrado culminar con éxito el plan por el cual Dolores se sacrificó.

Por último, antes de las escenas post-créditos, vemos como Bernard y Stubbs (Luke Hemsworth) acaban en un motel de carretera después de esa bonita y emblemática visita del primero a una envejecida Lauren (Gina Torres), la mujer de Arnold. Bernard también ha conseguido la ansiada libertad y ahora parece listo para afrontar un reto todavía mayor. “Yo y Dolores estábamos unidos. Se ha ido. Estaba muy equivocado con ella. No quería aniquilar a la humanidad, quería salvarla. Lo que ha pasado siempre iba a pasar. Serac y su hermano sólo lo estaban atrasando. La humanidad nunca tomó en cuenta sus propios pecados. Nuestro mundo tuvo que arder antes de que pudiéramos ser libres, pero aún hay una oportunidad” dice Bernard antes de revelarse a su compañero de batallas que él era quien guardada en su mente la llave a Sublime, su próximo destino en busca de la respuesta a qué ocurre después del fin del mundo.

Westworld (HBO).
¿QUÉ NOS ESPERA PARA LA CUARTA TEMPORADA?

Lógicamente, esa es la pregunta qué nos hacemos todos. Antes de nada, recalcar que Jonathan Nolan ya ha contado que, pese a que desde su inicio tienen trazado un mapa de toda la serie, aún no se ha empezado a trabajar en su cuarta temporada. “Estamos dando un respiro a todo el mundo” señalaba. Si a esto le sumamos las complicaciones generadas por la situación en la que nos encontramos por culpa del COVID-19, podemos afirmar sin problemas que, como mínimo, habrá que esperar a mediados de 2022 para tener más Westworld. En definitiva, nos queda un largo camino por recorrer hasta su próximo capítulo.

A día de hoy, una de las ideas más plausibles es que esta siguiente entrega de la serie pueda, al menos de forma parcial, tener lugar en un futuro lejano. El mismo futuro en el que se despertó Bernard cubierto de polvo en la habitación del motel. Por cierto, si os fijáis en esa escena, la pistola que tenía a su lado ya no aparece. ¿Quién se la habrá llevado? Este gran salto temporal podría encajar perfectamente con una de las escena post-créditos de la segunda temporada. Concretamente cuando vimos a William deambulando por una versión del complejo plagada de restos y destrucción. En dicha escena, la versión anfitrión de su hija, Emily (Katja Herbers), le dice: “Esto no es una simulación William. Es tu mundo. O lo que queda de ello”. ¿Dos escenas ambientadas en un futuro lejano? No sería muy descabellado asumir ambas transcurren en el mismo tiempo. La teoría coge fuerza si a ello le añadimos unos cuantos detalles más.

Sabemos que Charlotte (Halores), quizás incluso influida por una especie de versión Wyatt de Dolores, vuelve a estar al mando de DELOS y que está fabricando un ejército de androides, probablemente con el objetivo de aniquilar o esclavizar a la humanidad. De hecho, Rehoboam ya predijo una potencial extinción. La serie podría recurrir sin problemas a Futureworld, un concepto que ya hemos mencionado en el pasado, la secuela de la película en la que se basa la misma. En ella, recordamos que DELOS intenta conquistar el mundo sustituyendo a las figuras claves de la humanidad por réplicas robóticas. Supongamos Charlotte consigue ganar esa guerra y destruye gran parte del mundo. Esta sería una explicación bastante factible para unir todas las ideas.

Por último, todos nos estamos muriendo por saber si Dolores va a volver y en qué forma lo hará. Continuar la serie sin Evan Rachel Wood parece inviable. Personalmente no tengo ninguna duda de que va a regresar. Incluso Jonathan Nolan, Lisa Joy o Denis Thé, productora y guionista de la serie, lo han dejado entrever. Tendremos que esperar, seguramente bastante, para que se confirme la vuelta de la actriz, pero vaya, que de una forma u otra volveremos a ver a nuestra amada Dolores. Al fin y al cabo, aún quedan dos versiones suyas vivas. Una perla está en la cabeza de Musashi, la cual cogieron Clementine y Hanaryo después de decapitarlo (¿quizás por eso se la llevaron?), mientras que la otra está en el cuerpo de Lawrence. Está confirmado que la Dolores de siempre ya no volverá, fue borrada de forma definitiva, pero ya sabemos como funciona Westworld. No debería ser demasiado complicado reconstruirla, sea con dichas perlas o de otra forma. Además, parece que Maeve, Caleb y compañía la van a necesitar para combatir a Charlotte. Aunque… ¿y sí es esta última quien acaba reconstruyendo a Dolores para unirla a su causa? ¿Dará el temido paso de héroe a villana?

Esperamos que más pronto que tarde empiecen a trascender los primeros detalles de lo que la serie nos deparará en un futuro. Desde aquí aprovecho para dar las gracias a todo el mundo que ha seguido estas reviews durante las últimas semanas.

NOTA DEL CAPÍTULO : 9/10.

NOTA DE LA TEMPORADA : 9/10.

MVP : Evan Rachel Wood (Dolores).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .