‘PLL : THE PERFECTIONISTS’ (REVIEW – PREMIERE)

REVIEW : The Perfectionists 1×01 – Pilot (Premiere). 

Bienvenidos a la Universidad de Beacon Hights, un lugar en el que la excelencia no es una opción sino un requisito. Así es como arranca Pretty Little Liars : The Perfectionists, el segundo spinoff de la emblemática serie de Freeform, el cual también se basa en una de las novelas de Sara Shepard. Las elegidas para protagonizar la serie son dos caras muy conocidas. Sasha Pieterse y Janel Parrish retoman en ella sus icónicos roles de Alison DiLaurentis y Mona Vanderwaal respectivamente. Lógicamente, esta es una nueva etapa ellas, ambas buscan empezar su vida como adultas lejos de los escándalos del pasado, aunque, como todos sabemos, por mucho empeño que se ponga en ello, el pasado nunca desaparece del todo. Sus nuevos status como potenciales mentoras de una nueva generación de mentirosos y mentirosas es un buen punto de partida para darle una nueva vuelta de tuerca al universo que en su día fue la gran obsesión de una larga lista de espectadores. La serie mezcla de una forma bastante eficiente la esencia de la serie original y las nuevas tramas que la novela en la que se inspira aporta. Para los que buscan un nuevo guilty pleasure, esto es un auténtico regalo. Parece que I. Marlene King lo ha conseguido de nuevo. Ahora sólo falta que el público responda.

PLL : The Perfectionists (Freeform).

Escrito por ella misma y dirigido por Elizabeth Allen Rosenbaum, este primer episodio sirve como una firme puesto a punto para lo que nos pretenden ofrecer con la serie. La estrategia usada para el mismo es tan clásica como práctico. La primera parte del capítulo nos presenta a los personajes y sus respectivas realidades, mientras que su recta final nos introduce al retorcido misterio que seguiremos en ella. Todo arranca con la llegada de Alison a Beacon Hights, un lugar en el que todo parece perfectamente perfecto, desde el centro de élite está en su centro, hasta sus jóvenes, guapos y adinerados residentes. Entre ellos nos encontramos con gente como Ava Jalali (Sofia Carson), una aspirante a diseñadora que también destaca por sus habilidades como hacker, Caitlin Lewis (Sydney Park), la hija de la mujer que aspira a ser la nueva Presidente de los Estados Unidos, o Dylan Walker (Eli Brown), un joven prodigio de la música. Estos tres amigos son parte fundamental de la serie. Eso si, el gran protagonista del piloto es Nolan Hotchkiss (Chris Mason), el típico cliché andante, chulo, guapo y con dinero, el tío con el que todas las chicas quieren acostarse, algo que, por cierto, tampoco es demasiado complicado de conseguir. Por si fuera poco, Nolan también es el hijo de Claire Hotchkiss (Kelly Rutherford), la fundadora de la universidad. Eso lo convierte casi una celebridad, una auténtica arma de doble filo, tal y como no tardamos en descubrir. En el fondo, es un tipo muy odiado.

Con este panorama empieza la nueva vida nuestras protagonistas. Requerida expresamente por parte de Mona, la cual cumple las funciones de mano derecha de Claire (mano derecha y, probablemente, algo más), Alison llega para empezar a trabajar como asistente de profesor. Aunque ambas pretenden mostrar una imagen mucho más madura de ellas mismas, los vicios del pasado no tardarán en aflorar. Mona sigue siendo una especialista en doble juego. En un lugar donde nada es lo que parece, ella es la reina. Por otro lado, Alison no tarda en darse cuenta de que algo se cuece debajo de la perfección que la rodea. Enseguida empieza a inmiscuirse en los asuntos de sus alumnos, influenciando sus decisiones en más de una ocasión. La verdad es que introducirlas en una obra que no tenía nada que ver con Pretty Little Liars ha sido un acierto. La pareja aporta lo necesario para que lo que sin ellas sería una simple serie de instituto, tenga muchísimos alicientes.

PLL : The Perfectionists (Freeform).

A grandes rasgos, The Perfectionists es justo lo que la mayoría esperábamos, una especie de Gossip Girl retorcida en la que la muerte con la que termina el capítulo servirá como catalizadora de un misterio que promete muchas sorpresas y emociones. La fórmula es muy similar a la que en su día se utilizó con las mentirosas, sólo hemos cambiado los muebles. Ojo, eso no es malo. Si no cae en los mismos errores que su predecesora, la cual acabó agotando tanto al personal como a su trama dando vueltas y más vueltas entorno a algo que tendría que haber durado la mitad de lo que llegó a durar, tenemos enfrente un éxito casi asegurado. ¿Estamos delante del inicio de una nueva obsesión? Pronto lo sabremos. Los elementos para que eso ocurra están encima de la mesa.

Recordamos que podéis seguir la serie en HBO España. 

NOTA DEL PILOTO : 7/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .