‘SHAMELESS : ADIÓS FIONA’

REVIEW : Shameless despide a Fiona Gallagher. 

Shameless (Showtime) cerró este pasado fin de semana su novena temporada con Found, capítulo que, a su vez, significaba el adiós de Emmy Rossum (Fiona Gallagher) de la veterana serie. Tras ocho largos años de alegrías, dramas, amores y desamores, fiestas, resacas, risas, lágrimas y, sobretodo, una constante lucha tanto por sacar adelante a su familia como para encontrar su lugar en un mundo cada vez más complicado, la mayor de nuestra querida familia ha abandonado Chicago para empezar desde cero en un nuevo lugar (Orlando según ha comentado el creador de la serie John Wells). Cuando todo parecía perdido, después de haber caído una vez más, ahora desde la cima, Fiona recibió una inesperada nueva oportunidad por parte de la vida, una oportunidad que, como hemos visto, pretende aprovechar como su fuera la última. Cerrando un episodio lleno de emociones y sentimientos encontrados, Fiona ni siquiera se quedó a la fiesta de despedida que Lip (Jeremy Allen White) le había organizado. Se fue en silencio, sin querer ser la protagonista. Eso si, pese a que eligió no despedirse de los suyos, Fiona no quiso irse sin hacerles un último regalo. Tal y como vimos, esta dejó un sobre con 50.000$, la mitad de lo que había conseguido, para que sus hermanos pudieran dejas atrás, al menos de forma temporal, los problemas económicos que estaban fracturando su convivencia. Esperemos que Debby (Emma Kenney) sepa qué hacer con ellos. Asumir el rol de su hermana mayor es sin duda su reto más complicado hasta la fecha. Por ahora, no creo que su labor como líder del hogar haya sido demasiado destacable. Por el bien de todos y del pequeño Liam (Christian Isaiah) en particular, ojalá las cosas hayan cambiado cuando la serie regrese con su décima temporada.

Tal y como ha venido pasando en las últimas temporadas de la serie, la verdad es que esta novena entrega tampoco ha sido nada del otro mundo. Shameless sigue resintiéndose de un cada vez más evidente desgaste creativo, algo totalmente lógico si tenemos en cuenta el tiempo que lleva en emisión. El hecho de que esta temporada fuera ampliada a catorce capítulos tampoco ha ayudado, igual que la decisión de dividirla en dos partes. Sus creadores ya han confirmado que la siguiente volverá a constar de doce capítulos y que estos se emitirán del tirón. Parece que en Showtime también se han dado cuenta de que su estrategia ha sido errónea. La serie mantiene su esencia y sigue teniendo cierta habilidad para explorar temas relevantes desde su siempre única perspectiva. Su problema es la frescura. Lo que nos muestran ya no es lo mismo. Las tramas elegidas este año para nuestros amados Kevin (Steve Howey) y Veronica (Shanola Hampton) son un claro ejemplo. Cada vez parecen más forzadas. Tampoco el camino elegido para Frank (William H. Macy) ha conseguido aportar ese toque de locura habitual que tanto nos gusta a los fans de la serie. Frank siempre ha sido un especialista en salvar los muebles cuando la serie decaía, pero eso también han ido desapareciendo con el tiempo.

En cuanto al resto de la familia, la gran incógnita que se nos presenta para el futuro es como afectará el ya anunciado regreso de Ian (Cameron Monaghan) a la serie. Sabemos que, si no hay cambios de última hora, Lip será padre en breve, mientras que tanto la también mencionada Debby como Carl (Ethan Cutkosky) tendrán que seguir navegando por los problemas clásicos que les supone empezar sus etapas como jóvenes adultos. Desde hace unos años, Shameless tiene la costumbre de dejar bastante abiertos sus finales de temporada, algo que permite a sus creadores hacer una especie de reset cada año. Podemos imaginarnos por donde irán los tiros, aunque tendremos que esperar para saber exactamente cuales serán las nuevas aventuras de los Gallagher.

¿Qué podemos esperar de una serie sin Fiona? Me parece que esa es la pregunta que nos hacemos todos ahora mismo. Desde que la serie se estrenara en 2011, Emmy Rossum no sólo ha sido una protagonista impecable para la misma, también ha sido su auténtico motor y una de las principales responsables de su éxito. Personalmente me cuesta mucho imaginarme una Shameless sin Fiona. Es cierto que, en el fondo, la serie siempre ha sido muy coral, dando mucho tiempo en pantalla a todos sus protagonistas, pero estoy convencido de que su baja se notará muchísimo. William H.Macy comentó recientemente que, al menos por ahora, estaría dispuesto a hacer una o dos temporadas más. Esa es la buena noticia. Si la cosa no sale bien, al menos la agonía será breve. Dudo que la cadena quiera continuar sin él. Shameless tiene toda la pinta de ser una de esas series que terminará pronto para tener un reboot dentro de unos años. Siempre que este concepto no pase de moda, claro.

Aprovecho para recordar que podéis ver esta novena temporada de la serie en Movistar+.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.