‘JOURNEY INTO NIGHT’ (WESTWORLD REVIEW)

REVIEW : Westworld 2×01 – Journey Into Night (Premiere). 

504 días. Ese es el tiempo transcurrido entre la season finale de la primera temporada de Westworld y el estreno de su segunda entrega. La espera ha sido larga, pero merecerá la pena. De eso no tengo ninguna duda. Westworld ha vuelto este fin de semana con Journey Into Night, primer capítulo de su segunda temporada, escrito por Lisa Joy y Roberto Patino, con Richard J. Lewis como director. Si la primera temporada de la serie fue la de la sorpresa, esta tiene que ser la de su consolidación. No sólo hablamos de una de las mejores series del momento, también tenemos entre manos a uno de los productos más ambiciosos de los últimos años. Bajo el pretexto de que el caos ha tomado el control, la serie vuelve con la idea de superar en todos los sentidos su excelente temporada inicial. Todo el mundo ha hablado de ello. Como era de esperar, tenemos mucho de que hablar tras ver este primer episodio. Tenemos algunas respuestas, pero también muchísimas preguntas.  A continuación, vamos a repasar sus claves.

BERNARD

Bernard aka Arnold (Jeffrey Wright) es quien nos sirve de narrador en este primer capítulo de la temporada. A través de sus ojos y memorias exploramos la nueva realidad de Westworld además de los eventos ocurridos desde que Dolores (Evan Rachel Wood) le volara la cabeza a Ford (Anthony Hopkins) en la escena final de la primera temporada de la serie. Después de presenciar una de sus profundas y reveladoras charlas con Dolores, nos encontramos, a través de sus recuerdos, con un Bernard devastado en las orillas del agua. Han pasado dos semanas desde el inicio de la revuelta y las fuerzas de seguridad del complejo están rescatando supervivientes y destruyendo a todos los hosts que se encuentran. Aquí se nos introducen dos nuevos personajes. El primero es Karl Strand (Gustaf Skarsgård), jefe de operaciones de Delos, mientras que el segundo es Antoine Costa (Fares Fares), un técnico, especializado en la tecnología del lugar, que colabora con él.

Posteriormente, examinamos algunos de los hechos ocurridos durante las últimas semanas. Bernard consiguió escapar de la masacre junto a Charlotte Hale (Tessa Thompson). Ambos acaban refugiados en un búnker secreto con Bernard luchando por sobrevivir. Vemos como algo dentro de su cabeza ha sido gravemente dañado y que, según el ordenador, le quedan pocas horas de vida funcional. Si esa cuenta atrás llegara a su fin o se acercara a ello, Charlotte descubriría la naturaleza real de Bernard, uno de los grandes temores de este desde el inicio del capítulo. El tema está en que Bernard está muy confundido y lleno de dudas. Él está en el centro de la acción. Realmente, no pertenece ni a un bando ni a otro y eso le está empezando a pasar factura mental.

DOLORES

Si algo queda claro desde el primer momento que vemos a Dolores es que esa dulce y amable chica que conocíamos ya no existe. Nuestra androide favorita se ha convertido en una vengadora y, por lo que parece, en la líder de la revolución. Teddy (James Marsden) no se aparta de su lado y entre sus “subordinados” nos encontramos con personajes conocidos como Angela (Talulah Riley), a la cual, dicho sea de paso, tengo muchísimas ganas de ver en su nuevo rol. La primera escena de Dolores es toda una declaración de intenciones. Los guionistas usan de forma maravillosa muchas de las frases clásicas de la primera temporada de la serie para reflejar lo mucho que ha cambiado el juego. Ahora son los humanos los que viven en el sueño de los hosts. Ahora son los dirigentes de Delos los que deben cuestionarse la naturaleza de su realidad. Ahora son los dominados los que toman las decisiones.

MAEVE

Hemos tenido una buena dosis de Maeve (Thandie Newton) durante el capítulo, pero la verdad es que tampoco nos ha dejado demasiado para llevarnos a la boca. Tras encontrar a Hector (Rodrigo Santoro) y adoptar a Lee Sizemore (Simon Quarterman) como mascota temporal, vemos como Maeve decide emprender de una vez por todas la búsqueda de su hija. Ella misma es consciente de que no será una misión fácil pero también tiene totalmente claro que ese es su cometido. Igual que Bernard nos ha servido de guía a través de los eventos, parece que Maeve será la responsable de mostrarnos los entresijos del lugar y el esperadísimo Shogun World.

WILLIAM AKA M.I.B.

Una temporada más, el hombre de negro (ahora ya podemos llamarle oficialmente William) promete ser uno de los grandes alicientes de la serie. Las cosas se han vuelto reales y cada acto dentro del parque tendrá sus consecuencias. Justo lo que llevaba años pidiendo.

JOURNEY INTO NIGHT

Como sabréis, el título de este primer capítulo es el mismo que el de la nueva narrativa de Ford. Pues bien, tras el encuentro entre William y el pequeño Ford (Oliver Bell) ya tenemos las primeras pistas sobre lo que está ocurriendo. Sustituiremos el misterio de The Maze por el de The Door y una vez más, William (MIB) estará en el centro de la partida. Eso si, esta vez hay una diferencia, el juego ha sido concebido especialmente para él.

Sobre la nueva narrativa me gustaría añadir un par de apuntes. Tras ver el episodio dos veces, una de mis conclusiones es que la posibilidad de que todo lo que está ocurriendo forme parte de la historia que Ford quiere contar no me parece descabellada. La temporada pasada nos despedimos de Maeve con la teoría de que no era ella misma quien tomaba sus decisiones, teoría que casi se convirtió en hecho cuando decidió bajarse del tren. En este capítulo hay varias escenas que sugieren que los demás también están siguiendo un plan previamente establecido. Dolores le dice a Teddy que “aún no tienen una elección dentro de lo que están haciendo”. Anteriormente, cuando decide ejecutar a los miembros de Delos, esta les dice que “aún le queda por interpretar a un último personaje, el de ella misma”. Finalmente, volvemos al encuentro entre William y el joven robot. Este, además de dejarle claro que “todo es un juego” recalca que “todo es código”. Conociendo a los responsables de la serie, dudo que la respuesta sea blanca o negra así que tendremos que esperar para seguir evolucionando la idea.

PETER ALBERNATHY

Sin quererlo, este host se ha convertido en una de las piezas clave de lo que estamos viendo. Recordamos que en la primera temporada fuimos testigos de como Charlotte y Lee escondieron una serie de datos en él, unos datos que, tal y como descubrió Elsie (Shannon Woodward), querían sacar del complejo. Ahora hemos descubierto que, quien sea el que está detrás de la conspiración, está en contacto con Charlotte, esperando la “llegada del paquete”. La peor noticia es que nadie va a enviar ayuda hasta que Albernathy (Louis Herthum) haya sido enviado a quien corresponde. ¿La misión de Charlotte? Dar con él como sea. Veremos si Bernard es capaz de ayudarla.

LINEAS TEMPORALES

Una de las características principales y grandes virtudes de la serie hasta la fecha ha sido su habilidad para jugar con varias lineas temporales al mismo tiempo. Sin confiarnos demasiado, parece que ahora mismo tenemos tres de ellas. La primera sería la del inicio del episodio, cuando Bernard habla con Dolores. Desconocemos en que momento se sitúa. La segunda, el presente, empieza en el momento en que encuentran a Bernard. En ella aparecen tanto Strand y Costa como Stubbs (Luke Hemsworth). El resto, sería la tercera. Esta narra los eventos ocurridos durante las dos semanas transcurridas entre el inicio de la revuelta y el presente. Parece demasiado fácil así que tendremos que estar preparados para alguna sorpresa…

LA ESCENA FINAL 

El capítulo termina con una escena bestial en la que todos los hosts están flotando sin vida sobre el agua. Recalcar que esa zona de mar no está en el mapa por lo que todo apunta a que su aparición podría ser otro as en la manga de la nueva narrativa de Ford. Esto me lleva a la escena grabada por un host eliminado por Dolores al principio del capítulo. Antes de dispararle, ella le dice que “no todos merecemos llegar al valle de más allá (valley beyond)”. Por cierto, dicho lugar también lo menciona el joven del establo. ¿Tendrá alguna relación? ¿Existe la posibilidad de que haya una purga entre los hosts en la que sólo los elegidos sobrevivirán? ¿Es ese valle la meta de la historia? Finalmente, mientras nos recuperamos del asombro causado por dicho panorama, Strand le pregunta a Bernard por lo ocurrido. Entre murmullos, Bernard no duda en decirle que él es el responsable de la escena, que los ha matado a todos. ¿Está diciendo la verdad? ¿Es real lo que estamos presenciando? ¿Qué habrá pasado para llegar a este final?

Este inicio de temporada también nos ha servido para aprender varias cosas que aún no conocíamos sobre Westworld, además de confirmarnos / darnos más información respecto a algunos temas que teníamos pendientes desde su última entrega.

– Número de parques y funcionalidad : Ahora sabemos a ciencia cierta que el complejo cuenta con un mínimo de seis parques. Que yo recuerde, desconocemos el número adjudicado a Westworld. Respecto al resto, sabemos que la hija de Maeve se encuentra en el número uno y que la temática del número seis tiene relación con los tigres de bengala, tal y como confirma Stubbs cuando encuentran el cadáver de uno. También hemos aprendido que dentro de los diferentes parques hay zonas destinadas a distintos tipos de viajeros. Lee Sizemore le cuenta a Maeve que la localización donde se encuentra su hija (Park1-Sector15-Zone5) está destinada a gente que quiere una aventura más tranquila y familiar. 

EDITO : Según la web de Delos Corporation los parques Westworld y Shogun World son los número 1 y 2 así que la temática del lugar de origen del tigre (6) es aún más misteriosa.

– Dentro de la cabeza de los hostsUna de las grandes novedades del capítulo es que, por primera vez, hemos visto los “cerebros” de los hosts. Debajo de una réplica muy elaborada de un cerebro humanos, encontramos una especie de aparato bañado en un líquido blanco. Ese mismo líquido es el que Bernard se inyecta más adelante por lo que debemos suponer que este es capaz de regenerar o al menos preservar los daños que puedan llegar a ocasionarse.

– Robots sin conexión : No todos los hosts son como los que conocíamos. En esa especie de búnker secreto donde Charlotte lleva a Bernard, descubrimos que existen otro tipo de androides, conocidos como Drone hosts. Estos son más primitivos y con muchos menos detalles, los cuales trabajan offline haciendo todo tipo de funciones para los responsables de Delos.

– Las verdaderas intenciones de Delos : Terminamos con la que, probablemente, haya sido una de las grandes revelaciones de este capítulo. En dicho lugar, con Bernard como testigo, nos revelan que el parque no sólo almacena las experiencias de sus visitantes sino que, además, guardan el ADN de los mismos. La idea de que Westworld y el resto de parques sólo serían una excusa para un propósito mucho más grande (desconocido por ahora) sigue cogiendo fuera.

Durante los próximos días veré los cuatro siguientes capítulos de la temporada (gracias HBO España) por lo que antes de que termine la semana miraré de colgar una preview (sin spoilers) de lo que nos espera en un futuro a medio plazo. Mientras, no os perdáis el trailer con lo que veremos durante lo que resta de temporada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.