‘LOST IN SPACE’ LLEGA A NETFLIX ESTE VIERNES

PREVIEW : Lost In Space – Temporada 1 (Netflix). 

Sólo era cuestión de tiempo que Netflix se metiera dentro de uno de los géneros más clásicos de la televisión : las series de aventuras por el espacio. Para esta primera toma de contacto con el mismo, la elegida es Lost In Space, una versión moderna de la clásica serie de los años sesenta, la cual viene de la mano de la pareja formada por Matt Sazama y Burk Sharpless (Dracula Untold). Además de un alto presupuesto y de una ambientación muy atractiva, para ella se han elegido a directores de primera linea como son Neil Marshall y David Nutter (Game Of Thrones), entre otros. Poco más hay que añadir para ver que estamos delante de un proyecto ambicioso con el que Netflix pretende seguir manteniendo el alto nivel de sus producciones recientes.

Tras ver sus dos primeros capítulos, la sensación general que deja la serie es bastante positiva. Ambos están dirigidos por el mencionado Neil Marshall (Game Of Thrones) por lo que podemos tomarlos como una especie de doble piloto. Ambientada en el futuro (2046), la serie sigue a los miembros de la familia Robinson. Estos habían sido elegidos para formar parte de una misión que pretendía establecer una colonia en el espacio, misión que nunca llegaron a completar ya que, a medio camino, su nave se estrella en un planeta desconocido donde el hielo y el frío predominan. John (Toby Stephens) y Maureen (Molly Parker) forman el matrimonio que encabeza la misma. Él es un veterano militar mientras que ella es científica. Junto a ellos, nos encontramos con sus tres hijos, Will (Maxwell Jenkins), Judy (Taylor Ruseell) y Penny (Mina Sundwall). Todos tienen algo en común, han sido preparados y entrenados para afrontar un gran número de situaciones de vida o muerte. Los tres demuestran rápidamente que, pese a que en algún momento pueden ser un lastre para sus padres, en general no deberían tener problemas para tomar las riendas en cualquier situación que requiera un paso adelante por su parte.

Con una familia disfuncional al frente, la serie consigue establecer sus bases de forma rápida y eficaz. A través de flashbacks aprendemos que, dentro de la misma, no todo es tan bonito como nos podría parecer en un principio. Desde el momento en el que aterrizan, este planeta desconocido se dedica a poner a prueba a nuestros protagonistas de forma constante. Esta es una forma perfecta para empezar a profundizar en sus relaciones y dinámicas. Como es habitual en este tipo de series, se pretende explorar como las dificultades y la lucha por sobrevivir consiguen reparar viejas rencillas, fortaleciendo sus desgastados lazos bajo un fin común. A medida que vamos conociendo a los protagonistas también vamos descubriendo más cosas sobre el planeta en el que han acabado. Junto a los múltiples peligros que esconde, hablamos de un lugar lleno de bellas estampas en el que la dirección de Marshall no deja de mostrarnos una serie de escenarios envidiables. Lógicamente, sólo hemos rascado la superficie en este sentido, por lo que tendremos que esperar a ver el resto de capítulos para descubrir lo que verdaderamente esconde el lugar.

El aspecto más notable de este arranque de la serie es la aparición de un robot de alta generación el cual salva a Will cuando este está a punto de morir en un incendio. Todo parece apuntar a que el robot también se ha extraviado en el planeta. La verdad es que tanto su apariencia como su puesta en escena están muy logradas y la relación de protector que establece con Will promete ser una de las tramas más relevantes de esta primera temporada. Como ya nos habían contado en los diversos trailers y presentaciones de la serie, los Robinson no están solos. Su segundo episodio nos introduce a dos personajes que seguro que tendrán una gran repercusión en el futuro. Estos son Don West (Ignacio Serricchio) y la Dra. Smith (Parker Posey), un personaje mucho más oscuro que el resto, cuya agenda es todavía un misterio para todos. Desde su primera aparición nos queda claro que habrá que tener mucho ojo con ella.

En resumen, a grandes rasgos, Netflix ha vuelto a dar en el clavo. Se ha conseguido hacer una serie entretenida, la cual combina de forma eficiente acción, drama y misterio. Lo más importante es que, al estilo Stranger Things, tenemos delante a un producto apto para la gran mayoría de públicos. Todo el mundo puede ver Lost In Space y la serie cuenta con atractivos para todo tipo de espectadores. Como suele ocurrir dentro de este género, el mundo a explorar es inmenso. Si a ello le sumamos unos personajes con los que se empatiza de forma bastante rápida (sobretodo con los jóvenes) y el aliciente que supone contar con un robot gigante capaz de cualquier cosa, no hay duda de que nos encontramos con una serie con suficiente potencial como para conquistar a quienes decidan verla. Por cierto, Lost In Space es perfecta para ver en formato maratón así que ya sabéis, su primera temporada estará disponible este viernes 13 de abril en Netflix.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.