‘THE AMERICANS’ ARRANCA SU ÚLTIMA TEMPORADA

REVIEW : The Americans 6×01 – Dead Hand (Premiere).

Con Don’t Dream It’s Over de Crowded House sonando, arranca Dead Hand, el primer capítulo de la sexta y última temporada de The Americans, uno de los grandes dramas de los últimos años, el cual se despide a finales de esta primavera. Tras una temporada de transición, temporada que sirvió para liquidar algunos asuntos pendientes y sobretodo dejarlo todo listo para esta última tanda de capítulos, la serie regresa con un salto temporal de tres años, lo que permite a sus responsables hacer una especie de reset a gran parte de su trama además de incorporar algunas nuevas dinámicas a la misma, tal y como se ha hecho con el personaje de Paige (Holly Taylor). Lógicamente, el paso del tiempo también trae consigo varios cambios en el marco político en el que se ambienta la serie. Esta temporada final se ambienta en el último año del mandato de Ronald Reagan, coincidiendo con la recta final de la guerra fría. En el otro lado, las diferencias son cada vez más grandes, hasta el punto en el que una gran parte de la KGB y del gobierno duda sobre la capacidad de Mikhail Gorbachov para seguir haciendo lo requerido. Son tiempos complicados para todos y eso es algo que este primer capítulos consigue reflejar enseguida. Como siempre, la realidad juega un papel muy importante en The Americans y este año no será una excepción.

Mucho ha cambiado para los Jennings durante este tiempo. Tal y como había pedido, Philip (Matthew Rhys) se ha retirado del mundo del espionaje, por lo que ahora dedica sus días a dirigir la agencia de viajes que durante todo este tiempo había servido como la tapadera perfecta para sus actividades. En cambio, Elizabeth (Keri Russell), sigue dentro del juego. Sus misiones son similares a las que hemos visto durante el resto de la serie : vigilar y seducir a altos cargos americanos en busca de información. Su plan para reclutar a Paige ha sido todo un éxito. Madre e hija trabajan codo con codo mientras esta compagina sus labores con sus obligaciones como universitaria. Claudia (Margo Martindale) ha vuelto a escena y se dedica a supervisar las operaciones de ambas. De cara a la galería todo parece funcionar más o menos bien aunque la realidad es que Philip y Elizabeth están cada vez más alejados. La pareja ya no tiene casi nada en común y eso ha hecho huella en su relación. El mundo que tanto los había unido en el pasado ya no es compartido y Paige, aunque apunta maneras, no llena el hueco que ha quedado libre al lado de su madre.

El capítulo sirve para introducirnos a las que serán las nuevas tramas en las que ambos protagonistas se verán metidos. Por un lado, Elizabeth es contactada para realizar un trabajo fuera de los que serían los canales habituales de la KGB. Su misión es la de trabajar para impedir que los rusos intercambien con los americanos algo conocido como Dead Hand, una bomba que figura como uno de los últimos recursos de la guerra. Incluso se habla de que hay gente dispuesta a asesinar a Gorbachov con tal de que esta no acabe en las manos equivocadas. Por su parte, Philip es contactado por un viejo conocido de la serie, Oleg Burov (Costa Ronin). Enviado por miembros de la facción dura de la KGB, este ha viajado expresamente a los Estados Unidos, poniendo en grave peligro su existencia, para convencer a Philip de que trabaje para ellos espiando a una Elizabeth cada vez más brutal y temeraria. La chocante escena en la que no duda ni por un momento en asesinar en plena calle a un joven marine que había estado jugando con Paige es un claro reflejo de lo que podemos esperar de ella esta temporada. Las cartas están encima de la mesa y los próximos movimientos serán claves para ver hacía donde se encamina esta última temporada de la serie.

The Americans ha vuelto renovada y con fuerza. Tras el sabor más bien agridulce que nos dejó su última entrega, estos diez capítulos finales deben ser los que consigan que la serie se despida por todo lo alto, tal y como se merece. Enfrentar de esta forma al matrimonio Jennings parece una idea suficientemente atractiva como para hacerlo. Las grandes actuaciones y las sub-tramas en las que se vean involucrados los personajes hará el resto. Cerrar una serie veterana de forma satisfactoria es siempre una tarea complicada pero si algo se han ganado los responsables de la serie con el paso de los años es nuestra confianza. The Americans será recordada por mucho tiempo. Esperamos que también lo sea por haber tenido un final memorable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.