‘LIFE SENTENCE’ : REVIEW

REVIEW : Life Sentence 1×01 – Pilot (Series Premiere). 

Con Jane The Virgin y Crazy Ex-Girlfriend quemando sus últimos cartuchos, CW sigue buscando un nuevo dramedia de éxito para su parrilla. Desde el momento en el que los responsables de la cadena decidieron intentar hacer algo más que series sobrenaturales para adolescentes, su experiencia con este tipo de producto más light y divertido ha sido suficientemente aceptable. Hart Of Dixie llegó a las cuatro temporada y posteriormente llegaron los éxitos (y los premios) con la anteriormente mencionada pareja de series. Tras el fiasco que supuso No Tomorrow el año pasado, la elegida para esta temporada es Life Sentence, la cual trae consigo a una protagonista de lujo como es Lucy Hale (Pretty Little Liars), una chica que, tras superar de forma inesperada un cáncer, tiene que empezar a lidiar con las consecuencias, propias y ajenas, de haber vivido los últimos años como si fuera a dejar este mundo enseguida.

El piloto, escrito por los creadores de la serie Erin Cardillo y Richard Keith, nos introduce rápidamente a la historia de Stella (Hella). Pasan muchísimas cosas en estos cuarenta minutos. Stella es una joven a la que en su día se le diagnosticó un cáncer terminal. Tras el dramático anuncio, su hermano Aiden (Jayson Blair) la animó a vivir sus últimos años al máximo. La idea era clara : disfrutar, pasarlos bien y hacer en poco tiempo lo máximo posible antes de dejar este mundo de una forma tan prematura. Stella aprendió a montar en bici, se tiró en paracaídas y disfrutó del mundo de la noche junto a su hermana Elizabeth (Brookye Lyons) pero, seis años después, aún le quedaba una asignatura pendiente, el amor verdadero. Para encontrarlo, Stella viajó a París, lugar en el que conoció a Wes (Elliot Knight). Perdido, él tenía miedo a vivir, mientras que Stella tenía miedo a morir. Eran tal para cual y ahí empezó una relación que terminó en una bonita boda. Total. para lo poco que le quedaba de vida tampoco importaba mucho comprometerse. Dejando de lado que se iba a morir pronto, todo había salido perfecto….hasta el momento en el que todo cambió. La vida tenía una última sorpresa para Stella, su cáncer había remitido y ya no tenía los días contados. ¡Sorpresa!

Aquí es donde empieza la verdadera historia de la serie, la cual pone rápidamente en juego el curioso pero a la vez divertido concepto de que igual habría sido mejor irse al otro barrio que enfrentarse a lo que le venía ahora encima a Stella. Resulta que para no empeorar su estado, todos sus seres queridos han estado mintiéndole durante los últimos años. Su padre (Dylan Walsh) está arruinado, su madre (Gillian Vigman) ahora es bisexual y mantiene una relación con una amiga de la familia , su hermano es una especie de parásito cuyo único propósito en la vida es el de perseguir a mujeres casadas y su hermana es una neurótica ama de casa, la cual dejó de perseguir sus sueños para formar una familia, que no soporta a sus hijos. Y eso es sólo el principio. Lógicamente, su matrimonio tampoco es lo perfecto que parecía aunque, al final del día, Wes seguirá siendo su gran punto de apoyo a la hora de afrontar la segunda parte de su vida. Por lo pronto, problemas varios aparte, Stella necesita un trabajo y su familia una casa ya que los van a echar de forma inmediata. ¡Menudo caos!

Por desgracia, pese a todo lo contado, la realidad es que si dejamos de un lado el encanto natural y el buen trabajo de Hale, poco nos queda para llevarnos a la boca. La serie parte de la idea de intentar conquistar al espectador a base de tramas semi-absurdas protagonizadas por gente demasiado excéntrica y estrafalaria, algo que, por ejemplo, la ya mencionada Hart Of Dixie hacía de maravilla, obteniendo pocas veces el resultado deseado. Siguiendo con el paralelismo, el personaje de Hale juega un papel bastante similar al de Rachel Bilson. La gran mayoría de las tramas giran a su alrededor e incluso las secundarias están influenciadas por ellas. La diferencia principal radica en que Bilson estaba arropada por un grupo de secundarios mucho más logrados y mucho menos enervantes que los que acompañan a la protagonista de Life Sentence. El piloto tampoco sugiere ninguna intención de explorar algún concepto más profundo (siempre dentro de su tono) al estilo Chasing Life (otra serie centrada en una chica con cáncer, en este caso con Italia Ricci como protagonista), algo que también podría darle un toque interesante y sobretodo más relevante. En resumen, la experiencia ha sido un poco decepcionante. Personalmente esperaba más de esta serie. Al final, es posible que consiga su público, aunque todo indica que necesitará mucho más que lo ofrecido si no quiere caer rápidamente en el olvido.

NOTA DEL PILOTO : 5/10

Anuncios

Un comentario en “‘LIFE SENTENCE’ : REVIEW”

  1. Coincido contigo en todos los puntos,Hart of Dixie para mi fue lo maximo, de hecho la vuelvo a ver desde principio a fin de vez en cuando, sin embargo viendo el piloto de Life Sentence tuve una especie de “deja vu” pero no en el buen sentido, porque senti que estan repitiendo la formula pero no en la manera correcta. Si habra gente que la va a seguir, sobre todo por Lucy Hale, pero de verdad necesitan inyectarle algo mucho mas sustancial o no tendra mucha vida

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.