‘SHAMELESS’ CIERRA OTRA EXCELENTE TEMPORADA

REVIEW : Shameless – Temporada 8. 

Shameless ha cerrado este pasado fin de semana su octava temporada en Showtime. Un año más, los Gallagher y compañía se despiden con buena nota, resolviendo la mayor parte de las tramas que hemos ido explorando durante la misma y dejándonos con ganas de saber qué será lo próximo en su respectivas vidas. Pasa el tiempo y, como es lógico, cada miembro de la familia sigue su camino hacía la madurez y la independencia. Cada vez quedan más lejos esos tiempos en los que todos formaban un grupo casi indivisible. Fiona (Emmy Rossum) es el ejemplo más claro de ello. Esta temporada apenas ha parado por casa. Ya liberada de la carga de cuidar a un grupo de críos, la gran mayoría de sus historias han estado ambientadas en el bloque de pisos que regenta o en su trabajo. Para Ian (Cameron Monaghan) y Lip (Jeremy Allen White) más de lo mismo. Ambos continúan la pauta marcada desde hace un par de temporadas, superando sus respectivos problemas (y metiéndose en nuevos) como hombres que ya son. Carl (Ethan Cutkosky) será el siguiente. Incluso Debbie (Emma Kenney) evoluciona a pasos agigantados, Lástima que en su caso casi siempre lo haga hacía el lado erróneo. Esta es una de las grandes claves de la serie. Los hemos conocido de pequeños y nos hemos enamorado de todos ellos. Ahora toca seguir a sus versiones adultas con todo lo que eso implica. Acompañados de un personaje tan carismático y recurrente como Frank (William H.Macy) y de una pareja de la que se consiguen sacar tantas cosas como son Kevin (Steve Howey) y Veronica (Shanola Hampton), es imposible no seguir enganchado a Shameless. Cada una de las partes sigue complementando a las otras de forma perfecta. Nunca te aburres y el entretenimiento siempre están garantizadas.

Como decía, este ha sido, seguramente, el gran año de Fiona. Todo su esfuerzo y sacrificios se han visto recompensados. Le ha costado un mundo y en el camino se ha encontrado muchas adversidades pero su edificio cada vez tiene mejor pinta. Ahí ha creado una nueva familia con Ford (Richard Flood), Nessa (Jessica Szhor) y compañía. Personalmente pensaba que la serie apostaría por explorar un acercamiento de Fiona con el sexo femenino pero, en cambio, hemos visto como de su relación ha surgido una bonita amistad. El próximo paso natural de Fiona debería ser el de instalarse en el edificio de forma permanente. Mucho más loca (como siempre) ha sido la temporada del otro adulto de la familia. Frank empezó la misma embarcándose en un camino de redención en el que incluso llegó a ser empleado del mes en su nuevo trabajo. ¡Hasta se hacía llamar Saint Francis! Eso si, el sistema le jugó una mala pasada y rápidamente volvió a las andadas. Dejó de lado el papel de padre perfecto de Liam (Christian Isaiah) para intentar ganar unos dineros llevando inmigrantes a Canadá, algo que no funcionó ya que casi fue detenido. Acto seguido decidió volver a ser el Frank que todos conocemos, intentando manipular a los demás con tal de sacar tajada de cualquier cosa. Veremos como nos lo encontramos cuando empiece la próxima temporada…

Los casos de Ian y Lip han sido similares. Ambos empezaron muy estables, llenos de buenos propósitos, los cuales, poco a poco, se fueron truncando a causa de los demonios del pasado. Ian estaba centrado en su trabajo de paramédico hasta que Trevor (Eliot Fletcher) volvió a aparecer en su vida. Por su parte, Lip eligió empezar a trabajar como mecánico mientras continuaba luchando por permanecer sobrio. Como viene siendo habitual, Lip ha pasado por otra temporada llena de problemas. Primero fue el accidente y la posterior muerte de su profesor (Alan Rosenberg) y después los problemas de su amigo de alcohólicos anónimos. Todo ello mientras lidiaba con una curiosa relación con su compañera de trabajo y su obsesión por Sierra (Ruby Modine). Después de un indicio de reconciliación las dudas han vuelto a la cabeza de Lip por lo que es una incógnita su status cuando la serie vuelva, caso similar al de Ian quien. tras coronarse como “Gay Jesus”, acabó detenido por la policía en la season finale. ¿Seguirá con este movimiento tan necesario que ha creado?

En el otro lado de la balanza tenemos a Carl y Debbie. Ambos han terminado bastante bien después de lidiar con sus respectivos problemas. El de Carl ha tenido nombre propio : Bonnie (Morgan Lily). La verdad es que se ha juntado con la loca del **** más importante de la temporada. Lo que parecía una relación perfecta y bonita se acabó convirtiendo en una pesadilla. Por suerte, hemos sido testigos de como, finalmente, se ha deshecho de ella para cumplir el propósito marcado a principios de temporada. Carl vuelve a la escuela militar. Por otro lado tenemos a Debbie, sin duda alguna el personaje más pesado de la serie. Lo suyo es un sin sentido. Tras verse abandonada por Neal, creer que se quedaba embarazada de nuevo, perder el trabajo y dedicarse a pasear perros, ha acabado la temporada sola, coja y lisiada. Lo peor es que, como decía al inicio, eso ha sido acabar bien para ella ya que al menos vuelve a estar tranquila sin nada ni nadie que le coma la cabeza y con todos los obstáculos importantes superados.

Mención aparte merecen Kevin y V. Pese a que en un principio parecía un poco pobre que se decidiera volver a meter a Svetlana (Isidora Goreshter) en su vida personal y laboral después de haber explotado el tema durante la última temporada, el resultado no ha sido malo. Esta trama ha servido para cerrar el triángulo vicioso formado por los tres ya que, como sabréis, Isidora Goreshter ha anunciado que no seguirá en la serie. Por supuesto que también hay que recordar esa neura de Kevin con el cáncer a principios de temporada, algo que le llevó a conocer a su familia biológica. Es tremendo como cada año nos vuelven a sorprender estos personajes. Cuando crees que ya lo has visto todo (¿os acordáis del negocio de limpieza en topless?) la siguiente trama es aún más desternillante. Frank y Veronica han sido un año más la guinda de un pastel genial. Seguro que esta no ha sido la mejor temporada de la serie pero no quedan dudas al respecto de que se ha conseguido lo que se quería con otra tanda de capítulos geniales que, por cierto, se han pasado volando.

¿Hasta cuándo durará esto? Probablemente esta sea la principal pregunta que nos hacemos todos respecto a Shameless. Sabemos que Showtime es una cadena que se caracteriza por alargar sus series (Homeland tiene confirmadas ocho temporadas) algo que, habitualmente, desgasta las mismas haciéndolas terminar a un nivel lejos del que ofrecían cuando empezaron. Shameless es la excepción que confirma la regla. Pasan los años y la serie sigue evolucionando con frescura, ofreciéndonos temporada tras temporada una larga lista de nuevas tramas igual de interesantes que las anteriores. Visto lo visto, Shameless puede durar mucho más, posiblemente hasta que sus protagonistas se cansen o decidan que ha llegado el momento de buscar algo nuevo. En cuanto a audiencias sigue siendo la serie número uno de la cadena. Por ahí tampoco habrá problema. La media de esta octava temporada ha sido de 1.49M de espectadores y un 0.54 de rating 18-49 por capítulo, cifras que significan un aumento del 5.8% respecto a su séptima entrega. En resumen, todo funciona de maravilla y eso, en una época de saturación como la que vivimos, es algo difícil de encontrar. El tiempo dirá. Por ahora, el siguiente paso es esperar. Los Gallagher regresarán con sus locuras en 2019. Ya tenemos ganas de disfrutar de su novena temporada.

Recordad que podéis ver Shameless en Movistar Series. 

NOTA DE LA TEMPORADA : 7.5/10

MVP : Frank Gallagher (William H. Macy)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s