“GOT 7×05 : EASTWATCH”

REVIEW : Game Of Thrones 7×05 – Eastwatch. 

Jon Snow, Gendry Waters, Jorah Mormont, Tormund Giantsbane, Sandor Clegane, Beric Dondarrion y Thoros Of Myr. Como si de la Compañía del anillo se tratara, ellos son los siete elegidos para llevar a cabo la osadía de ir más allá del muro al encuentro del ejército de la noche. ¿Su misión? Conseguir una prueba de que los caminantes existen para convencer a Cersei de que esta deje de lado su batalla por el trono y se una a la guerra contra los muertos. Eso si, para ello, primero tendrán que sobrevivir. Así termina Eastwatch, este quinto capítulo de la temporada, el cual ha servido de transición entre las últimas grandes batallas y lo que promete ser una espectacular parte final de dicha entrega. Un episodio más tranquilo pero lleno de momentos destacables, algún que otro reencuentro y una vieja teoría de la que nos acaban de dar nueva información.

La formación de este nuevo grupo también supone confirmar que Jon no regresará con los suyos, algo que deja vía libre a un siempre paciente Littlefinger. Ya sabemos que su objetivo es el de enfrentar a las hermanas Stark. Para ello, listo como pocos, Littlefinger le tendió una trampa a Arya para que esta encontrara la carta que Sansa envió a Robb en la primera temporada. En ella, le pedía a su hermano que jurara fidelidad a Joffrey en un intento desesperado para salvar la vida de su padre Ned Stark. Si algo reina ahora mismo en Winterfell es la tensión y la desconfianza. Hay demasiadas dudas sobre el plan de Jon y el liderazgo de Sansa. Sólo falta la gota que colme el vaso, una gota que, posiblemente, ya esté cayendo. Hay muchos personajes relevantes en el lugar e imagino que cada uno sigue teniendo un rol por desempeñar así que habrá que estar muy atentos a los eventos que ocurran en los próximos capítulos. ¿Conseguirá Littlefinger salirse con la suya? ¿Es Arya tan lista como cree? ¿Será capaz Sansa de convertirse en una nueva Lady Stark a la altura de su madre?

Hablando de la familia Stark, pese a que en el capítulo nos lo dejaron caer como si fuera algo sin demasiada importancia, tenemos nueva información, la cual apunta a que Jon podría ser tan Targaryen como Daenerys. Mientras Sam desahoga sus frustraciones, Gilly le cuenta que había leído que, años atrás, Maynard había anulado el matrimonio de Rhaegar Targaryen para volver a casarlo en secreto en Dorne. Recordamos que Rhaegar era el hijo mayor del Rey Aerys y por lo tanto el hermano mayor de Daenerys. Él se casó con Elia Martell, aunque hace tiempo que sabemos de su romance con Lyanna Stark. Esto nos lleva a la visión de Brann durante la temporada pasada. Dicha visión, prácticamente confirmaba que Rhaegar y Lyanna eran los padres de Jon Snow. Eso le convertía en un bastardo Targaryen pero si lo que cuenta Gilly es cierto y Lyanna, como asumimos todos, fue la que se casó con Rhaegar en esa ceremonia secreta, el tema está en que Jon sería su hijo legítimo, lo que lo convertiría en el verdadero heredero al trono. Por cierto, ¿estaría Dany pensando en alguna cosa de este estilo cuando observaba a Jon tocando a Drogon o esa escena tiraba más hacía el lado amoroso?

– What’s an annulment?

– It’s when a man sets aside his lawful wife.

– Maynard says here that he issued an annulment for a Prince Rhaegar and remarried him to someone else at the same time in a secret ceremony in Dorne. Is that a common thing in the south…

En otro orden de cosas, la serie, además de seguir regalándonos viajes a la velocidad de la luz por todo poniente, nos continúa proporcionando varios reencuentros destacados una semana más. El primero de ellos fue el de Dany y Jorah, quien, ya curado, llegó a Dragonstone ofreciéndose volver a servir a su amada reina. El segundo fue mucho más destacable. Con la colaboración de Bronn, Tyrion y Jaime vuelven a verse las caras. Jaime ya sabe que su hermano no mató a Joffrey pero aún así le guarda un lógico rencor. El mensaje de Tyrion es claro, los Lannister tienen que saber que el invierno acecha y que los caminantes son una amenaza totalmente real. Esto no fue lo único que nos dejó el viaje a King’s Landing. Otra gran revelación, aunque personalmente prefiero cogerla con pinzas por ahora, es que Cersei está embarazada. Eso es lo que le cuenta a Jaime. Igual que está pasando con otros personajes, su relación es cada vez más tensa, así que también habrá que estar atentos a los próximos acontecimientos. Por otro lado, Davos aprovechó su viaje para llevarse al anteriormente mencionado Gendry Waters, quien recordamos que es el último hijo legítimo de Robert Baratheon.

Por último tenemos a Sam. Cansado de sentirse infravalorado y de perseguir un sueño que parece que no llegará nunca, este decide abandonar Citadel con Gilly y el crío. ¿Cuál será su próximo destino? No tardaremos en descubrirlo. ¿Tardará mucho en averiguar que Daenerys acaba de quemar vivos a su padre y hermano? Nos quedan sólo dos capítulos por delante y tenemos una infinita lista de tramas y temas abiertos.

NOTA DEL CAPÍTULO : 8/10

MVP : Jon Snow (Kit Harrington)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s