“GAME OF THRONES : STORMBORN”

REVIEW : Game Of Thrones 7×02 – Stormborn. 

¡Espectacular! No hace falta mucho más para describir este segundo capítulo de la séptima temporada de la serie. Tras una premiere bastante tranquila, la cual, como ya comentamos, sirvió para poner las bases de esta nueva entrega, Game Of Thrones echa toda la carne en el asador para ofrecernos un auténtico capitulazo lleno de grandes momentos, nuevas alianzas, regresos, revelaciones y una batalla final que nos ha dejado a todo con la boca abierta. Stormborn ha tenido de todo y me parece que no es muy arriesgado decir que queda como uno de los grandes episodios de la serie hasta la fecha. ¿Lo mejor? Esto acaba de empezar. Tanto Bryan Cogman (guionista) como Mark Myold (director) han hecho un trabajo impecable, mismo caso que todo el elenco, aunque eso ya no es ninguna sorpresa. Si la idea es mantener este nivel durante el resto de temporada, nos espera algo simplemente bestial.

El capítulo arranca en Dragonstone, con Daenerys (Emilia Clarke) cuestionando la lealtad de Lord Varys (Conleth Hill) en una escena llena de tensión que, en algunos momentos, nos dejaba la sensación de que cualquier cosa podría pasar entre ambos. Tyrion (Peter Dinklage) juega de maravilla su papel de consejero y elabora un plan perfecto para el asalto a King’s Landing. Sólo falta un pequeño detalle. Una alianza con los Tyrell y los Martell es imprescindible para llevarlo a cabo. A diferencia de lo que hubiera pasado en otras temporadas, la trama se resuelve en cuestión de minutos, con las llegadas de Olenna (Diana Rigg) y Ellaria (Indira Varma), las cuales no tardan en aceptar unirse a Daenerys y los suyos. La jugada maestra es rodear King’s Landing con el ejército Tyrell y los barcos de Yara Greyjoy (Gemma Whelan), mientras que Grey Worm (Jacob Anderson) y las tropas de los unsullied irían a tomar Casterly Rock, la otra fortaleza de los Lannister. Por si este extenso grupo no fuera bastante, la última en llegar a Dragonstone ha sido Melisandre (Carice Van Houten), la cual viene con el mensaje de que Jon Snow (Kit Harrington) está defendiendo el norte y que el destino de Dany está, de alguna forma, ligado a dicha defensa. Ella decide pedirle a Jon que viaje para reunirse con ella. Bueno, reunirse y arrodillarse.

Pasamos a King’s Landing, lugar en el que poco ha cambiado. Cersei (Lena Headey) sigue planeando su defensa, mientras que Jaime (Nikolaj Coster-Waldau) continúa buscando aliados. Su última misión es la de intentar convencer a Radnyll Tarly (James Faulkner) para que sea uno de sus comandantes. Parece que, al menos de momento, los Lannister se tendrán que conformar con su alianza con Euron Greyjoy (Pilou Asbek). Cersei protagoniza una de las escenas más destacadas del capítulo cuando baja a los pilares de la ciudad, lugar en el que Robert Baratheon decidió guardar los esqueletos de los dragones de Areys Targaryen cuando le derrotó. Ahí es donde Qyburn (Anton Lesser) le muestra una arma que podría cambiar muchas cosas. Igual los dragones de Daenerys no son tan invencibles como pensábamos…

Citadel sigue siendo otro foco de atención. Tras encontrar a un precario Jorah (Iain Glenn) entre los enfermos del lugar, Sam (John Bradley) se decide intentar curarlo. No sabemos como acabará esto pero, al final y al cabo, tampoco hay otra esperanza por ahora. Es posible que a Jorah aún le quede una última carta por jugar en este juego. Otra a la que vemos siguiendo el camino empezando en Dragonstone es nuestra querida Arya Stark (Maisie Williams), aunque en su camino hacía King’s Landing descubre algo que cambia su percepción de las cosas por completo. Arya decide hacer una parada para visitar a su viejo amigo Hot Pie (Ben Hawkey), quien le cuenta que Jon Snow es ahora el rey del norte y que los Bolton fueron derrotados en la batalla de los bastardos. La noticia ilumina a Arya, la cual decide cambiar su punto de destino para dirigirse a Winterfell. Posteriormente, Arya nos deja otra de las escenas más memorables del capítulo. En medio del bosque, esta es rodeada por un grupo de lobos. Entre ellos encontramos a Nymeria. ¡Cuanto tiempo llevábamos esperando este reencuentro! Por desgracia, pese a que la reconoce lo suficiente como para no atacarla, la loba decide seguir su propio camino. “That’s not you” susurra ella, recordando así la frase que de su padre. Arya, lejos de estar domesticada, es un espíritu libre, igual que Nymeria.

En el muro, han llegado noticias tanto de Dany como de Sam. Pese a las múltiples reticencias de los suyos, Jon está empeñado a viajar al sur para reunirse con Daenerys. Es la única solución para derrotar al ejército de la noche y él es plenamente consciente. Davos (Lian Cunningham) será quien le acompañe, dejando a Sansa (Sophie Turner) como máxima responsable del lugar. La verdad es que cuesta de entender la decisión de Jon, más teniendo en cuenta de que Littlefinger (Aidan Gillen) parece estar esperando el momento ideal para hacer de las suyas. Esperemos que Brienne (Gwendoline Christie) sea capaz de seguir protegiéndola. ¿Cómo estarán las cosas cuando Jon regrese?

El capítulo cierra en alta mar, con Yara y Theon (Alfie Allen) acompañados de Ellaria y las serpientes de arena. Por si lo habíamos olvidado, la serie se encarga de recordarnos que, aunque a veces lo dudamos, estamos en un mundo en el que los malos (casi) siempre ganan. Sus naves son asaltadas por Euron y sus soldados, lo que desencadena en una brutal y épica batalla llena de fuego, muerte y destrucción. Game Of Thrones preparaba una nueva masacre y ni nos habíamos dado cuenta. Obara (Keisha Castle-Hughes) y Nymeria (Jessica Henwick) fueron las dos primeras en caer. Ellaria y Tyene (Rosabell Laurenti Sellers), única de las tres serpientes restantes, fueron capturadas, mismo caso que Yara, gracias a la inutilidad y cobardía de Theon, el cual prefirió tirarse al mar que enfrentarse a su tío para intentar salvar a su hermana. Sin duda, Euron tiene una serie de trofeos muy destacables para presentarle a Cersei.

La guerra ha empezado y las cartas están sobre la mesa. Por sorpresa, Cersei ha sido la primera en mover ficha. ¿Cuál será la reacción de Daenerys? Parce que ya no hay vuelta atrás y que nos quedan cinco capítulos de auténtico infarto por delante. ¿Qué pasará con Ellaria, Yara y Tyene? ¿Qué se encontrará Jon Snow en Dragonstone? ¿Cuándo atacaran los caminantes? Las respuestas, en breve, ¡Que llegue pronto el próximo capítulo!

NOTA DEL CAPÍTULO : 9.5/10

MVP : Euron Greyjoy (Pilou Asbek).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s