“FARGO : HOW LOW CAN YOU FALL?”

REVIEW : Fargo 3×10 – Somebody To Love (Finale). 

Un año más, nos toca decirle adiós a Fargo y esta vez parece que este será un adiós bastante más largo de lo que muchos deseamos. Es probable esta haya sido la temporada más floja de la serie, pero, aún así, deja un gran vacío en nuestras pantallas. La historia de los hermanos Stussy, esa historia que empezó años atrás con una simple disputa por la herencia de un sello, se ha acabado resolviendo de una forma mucho más sangrienta y trágica de lo que podríamos haber pronosticado hace unas semanas, llevando a la mayoría de sus personajes a un infierno que tampoco habrían sospechado explorar nunca en la vida. Fargo nos ha dejado otra de esas historias que sólo Noah Hawley sabe contarnos.

Somebody To Love, escrito por el propio Hawley y dirigido por Keith Gordon, responsable también de Aporia y de varios capítulos de series como The Leftovers, Homeland o Dexter, sirve como un buen final de temporada, sobretodo gracias a su habilidad de haber cerrado de forma acertada la mayoría de los flancos abiertos. Mientras que Gloria (Carrie Coon) y Larue Dollard (Hamish Linklater) estrechaban el cerco sobre V.M.Varga (David Thewlis) y su organización criminal, vimos como Nikki (Mary Elizabeth Winstead) y Wrench (Russell Harvard), armados hasta los dientes, daban el golpe definitivo a la mencionada organización, con una masacre antológica que les sirvió para llevarse el botín que tanto ansiaban. Una temporada más, esta ha sido una de las grandes virtudes de Fargo, convertir a personas corrientes en gente capaz de coger las riendas de una situación complicada en la que no había pedido estar y hacerlas capaces de enfrentarse a los criminales más peligrosos. Por desgracia, la ambición de Nikki, su deseo final era el de acabar con un Emmit Stussy (Ewan McGregor) cada vez más hundido por las circunstancias, la llevaron a terminar con una bala en la cabeza, tiroteada sobre el asfalto en medio de la nada.

Hawley opta por un epílogo, el cual incluye un salto de cinco años adelante en el tiempo para cerrar el episodio. Primero vemos a Emmit comiendo tranquilamente con los suyos. Tras declararse en bancarrota y asumir su parte de culpa en todo lo ocurrido este consiguió juntar de nuevo a su familia, aunque la alegría no duró mucho más ya que Wrench interrumpe la misma y lo acaba asesinado, consiguiendo así cerrar el círculo, vengando a su amiga Nikki. Por último, Gloria Burgle, ahora empleada de seguridad nacional, acude a la cárcel para entrevistarse con Varga, único superviviente del magistral plan de la mencionada Nikki. Ella le cuenta que pasará el resto de sus días entre rejas, mientras que este se muestra confidente de que enseguida vendrán a liberarlo. Así acaba el capítulo. Es posible que nunca sepamos el destino final de Varga. Esta vez han preferido dejar algo a nuestra interpretación en lo que. aún así, repito que me parece un final satisfactorio.

Fargo despide su tercera temporada dejando la sensación de que se podría haber sacado algo mejor, tanto de la trama propuesta como de su brillante elenco. Mary Eliabeth Winstead ha sido la auténtica alma de esta entrega, interpretando a una Nikki Swango que no sólo nos ha dejado la mayoría de grandes escenas de la misma, sino que, además, pese a su fatal final, ha sido la salido como la gran vencedora de la historia. Su muerte ha sido la más dolorosa e inesperada de todas. Junto a ella, Ewan McGregor ha cumplido con lo que se le pedía, mientras que Carrie Coon ha demostrado, una vez más, ser una de las mejores actrices del panorama actual. El guión podría haber hecho algo más por su personaje pero, dentro de lo que cabe, su arco ha sido satisfactorio. Junto a ellos, David Thewlis ha servido como un antagonista más que decente, quizás el personaje “más Fargo” de esta temporada. Probablemente, el principal problema con el que se ha encontrado la serie es que ha tardado demasiado en encontrar su camino. Los mejores capítulos han llegado cuando el tiempo estaba a punto de agotarse. Por otro lado, esta consiguió mantener su esencia en su temporada más fatalista hasta la fecha, la cual nos ha llevado al lado más oscuro de su mundo. Está claro que no se ha mantenido el nivel de las anteriores entregas pero, pese a ello, Fargo sigue siendo una de las mejores antologías de la televisión.

Noah Hawley ya ha comentado que la segunda temporada de Legion  ocupará la mayor parte de su tiempo a corto plazo y que, por ahora, aún no tiene ideas para una potencial cuarta entrega. FX le dará todo el tiempo necesario y ya se ha hablado de 2020 como una posible fecha para seguir con la serie. Si por casualidades de la vida esto es lo último que hemos visto de Fargo, no nos queda más que felicitar a Hawley por lo conseguido durante estos años. Siempre es mejor una retirada a tiempo que arruinar tu legado estirando el chicle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s