“¿ES EL FUTURO O ES EL PASADO? TWIN PEAKS ESTÁ DE VUELTA”

Laura Palmer sentenció la vida del agente Dale Cooper con su famosa frase “Nos veremos de nuevo en 25 años” y así ha sido, vuelve la aclamada serie de televisión Twin Peaks y con más incógnitas que nunca. Gracias a Movistar Plus y Movistar Series pudimos asistir al gran evento del retorno de una de las mejores series que nos ha dado la televisión. El estreno de Twin Peaks fue simultáneo con su estreno en USA (4.00 AM hora española).

Los cuatro primeros capítulos ya están disponibles en Movistar+.

Una review de Tatiana G.

El regreso de Cooper (Kyle MacLachlan) a la pequeña pantalla ha sido de todo menos irrelevante, con unos años de más y unos amigos de menos, el agente más elegante del FBI aparece en las primeras imágenes de la serie con un estilo más propio de Sailor (Corazón Salvaje – David Lynch, 1990) que del propio Cooper. Pero no es el único que ha cambiado tanto de forma de ser como de vestimenta, puesto que en los dos primeros episodios de la nueva temporada emergen varios personajes de la época dorada de Twin Peaks. Shelly (Mädchen Amick), Margaret – La mujer de leño (Catherine Coulson), el Dr. Jacoby (Russ Tamblyn) o la mismísima Laura Palmer (Sheryl Lee) aparecen de nuevo en la serie para introducir nuevas tramas y diversos misterios que serán resueltos –o no- en el marco temático propio de David Lynch: ¿Qué es real y qué no lo es?

La digresión inabarcable de la serie permite al espectador perseverar en la inclusión de nuevos misterios dentro y fuera de Twin Peaks. Una de las novedades de esta nueva entrega es que la acción no sólo transcurre en el pequeño pueblo entre las montañas, también se suceden inquietantes revelaciones en un lugar llamado Buckhorn y en Nueva York; algo novedoso dentro del patrón argumental de la serie. El cambio de escenarios y de la relación entre los personajes conocidos y algunos nuevos como Bill (Matthew Lillard) o  Tracy (Madeleine Zima) permite tratar de atar cabos desde el comienzo de los primeros capítulos, sin embargo, todo se complica cuando se descubre al verdadero agente Cooper dentro de la Logia Negra; de donde ‘no llegó a salir’.

En los primeros minutos del primer capítulo se divisa la importancia que tendrá la tecnología dentro de esta nueva temporada, Laura Palmer fue asesinada en los años 90, y la serie transcurre en la actualidad, ¿tendrán los avances tecnológicos repercusiones sobre la historia? Seguramente sí. El aclamado creador de Twin Peaks, David Lynch, ha querido arriesgar en la tercera temporada introduciendo elementos futuristas y actuales; Twin Peaks no es el mismo pueblo, los personajes no son los mismos de siempre, las cosas han cambiado y con ellas el entorno de la serie.

Kyle MacLachlan and Sheryl Lee in a still from Twin Peaks. Photo: Suzanne Tenner/SHOWTIME

Tras el visionado de los dos primeros capítulos, he reconocido la esencia plena del espíritu de la serie, no obstante existirán opiniones adversas que juzguen el cambio radical de algunos aspectos formales de Twin Peaks: las tramas se desarrollan en diversos escenarios y tras el arranque de la serie se espera ver algo distinto, y lo es, pero el escabroso caso de asesinato que se plantea parece no tener demasiada relación con la historia que se esperaba. Aún es pronto para desentrañar qué tipo de relación existe entre el indudable protagonista (Dale Cooper) y lo que sucede a su alrededor sin ser demasiado consciente de ello; lo que está claro es que conociendo la trayectoria de Lynch, no dejará indiferente a nadie.

Aparentemente la numerología tendrá relación con los misterios que acontecen, puesto que se le da una especial importancia a ciertos números que no han aparecido en la serie con anterioridad. De igual forma, la serialidad a la que se da paso tras el capítulo final de la segunda temporada, continuará suscitando sorpresas a los espectadores, mediante el personaje de Bob a través de la Logia Negra y la dualidad del agente Dale Cooper. Uno de los elementos más sorprendentes dentro del comienzo de la nueva temporada es el de la sexualidad, no sólo en lo concerniente a los desnudos femeninos, sino al aire sórdido que inhala el espectador a través de las diversas imágenes de mujeres atractivas y con varios secretos guardados en su ropa interior. En contraposición a las dos entregas anteriores de Twin Peaks, en su tercera temporada se muestra un tono más adulto que permite al espectador no perder de vista el tiempo que ha pasado desde la finalización de la serie hasta el día de hoy.

Nicole LaLiberte and Kyle MacLachlan in a still from Twin Peaks. Photo: Suzanne Tenner/SHOWTIME

La deliciosa banda sonora de Angelo Badalamenti es uno de los elementos formales de Twin Peaks que sigue intacto dentro de la serie, tanto en los títulos de crédito como durante los capítulos. No obstante, existen algunos cambios con respecto a la música en el sentido de haber una concordancia casi perfecta entre la música de siempre y temas novedosos que permiten ser conscientes de que la tercera temporada traerá consigo una tecnología más avanzada y que esto repercutirá en la serie. Los efectos sonoros inquietantes permanecen intactos, lo que aporta continuidad al extraño universo Lynch y por descontado, a la atmósfera de Twin Peaks.

Se suceden una gran variedad de elementos fantásticos e incluso fantasmagóricos dentro de la nueva entrega de Twin Peaks, como novedad, aparece la figura de un humanoide distorsionado cuyo comportamiento se antoja extremadamente violento. También como elemento novedoso brota un extraño árbol parlante dentro de la Logia Negra, que se permite dar algunas claves al agente Cooper para huir del mismo escenario, sin embargo, los mensajes del ‘más allá’ se antojan confusos en un primer momento; de modo que habrá que esperar para conocer qué es esta presencia insólita y qué papel juega dentro de la trama del protagonista.

Kyle MacLachlan in a still from Twin Peaks. Photo: Suzanne Tenner/SHOWTIME

Lo que sí es cierto es que, indudablemente, la nueva temporada de Twin Peaks es una delicia visual no sólo para los seguidores de la serie, sino para la calidad audiovisual y narrativa que porta una serie con muchos años de historia a sus espaldas. Por ahora tendremos que esperar hasta la siguiente emisión para desentrañar uno a uno los misterios que suceden en los diferentes escenarios de la serie.

Veinticinco años después, Dale Cooper y Laura Palmer vuelven a la pequeña pantalla para contar una historia inquietante y con un tono muy distinto al de las primeras entregas, aunque siempre con el toque mágico de sus creadores: David Lynch y Mark Frost.

Experimentos secretos, sicomoros, cortinas rojas y muchas incógnitas que resolver, así comienza la nueva era del pueblo de Twin Peaks, posiblemente con algún habitante más que los 51.201 que marca su censo. Fin de la transmisión, Diane.

Cornelia Guest in a still from Twin Peaks. Photo: Suzanne Tenner/SHOWTIME
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s