“AGENTS OF SHIELD: BEFORE THE FINALE”

La trama en el Framework y sus consecuencias está siendo una de las mejores que ha pasado en Agents of SHIELD. Esa realidad virtual ha permitido el regreso de personajes de los que la serie se había despedido hace tiempo, así como aprovechar tramas que se habían abierto con anterioridad. A lo largo de las últimas semanas se han puesto las piezas para un final de infarto y que va a dejar más de una secuela en los protagonistas. Repasemos lo ocurrido:

JASON O'MARA

Después de haber matado a Agnes, era más que evidente que Fitz estaba controlado por AIDA/Ophelia. La androide le ha explicado su propia versión del “otro mundo”, en la que la tenían esclavizada y la amenaza que supone la llegada de Daisy y Simmons; y es por ello que él no hace caso de lo que Daisy le dice cuando la visita en su celda. Incapaz de sacar información de la chica, Fitz deja que sea Ophelia la que la interrogue; y ésta le explica el funcionamiento del framework. Según dice, ella sólo eliminó aquello de lo que cada uno se arrepentía más, y el resto es resultado de los algoritmos, justo como Radcliffe hubiera querido. Para intentar llevarse a Daisy a su lado, ofrece devolverle a Lincoln, pero Daisy lo rechaza y afirma que a veces lo que la gente quiere no es lo mejor para ellos. La chica pregunta a AIDA qué espera conseguir con todo eso, y la respuesta es fácil para la androide, quiere tener una elección, libre albedrío; paradójicamente, para conseguirlo ha eliminado las libertades de todo el resto. Y por fin vemos cuál es el gran cambio que desencadenó la vida de Fitz en el Framework. Aparentemente, consiste en tener una buena relación con su padre, que es otro científico de HYDRA y, pese al mejor estatus del hijo, el padre le tiene completamente controlado.

Por otro lado, el Mace del framework tiene poderes de verdad, sin ayuda del sérum, y es un verdadero héroe en ese mundo. Sin embargo, el sérum sigue existiendo, y en este caso es May la que se lo inyecta, para poder luchar en igualdad de condiciones con Mace. La agente de HYDRA lo localiza en un centro de lavado de cerebro, al que Mace y Coulson han ido en misión de rescate. El prisionero es nada más y nada menos que Antoine Triplett, otro regreso bienvenido. Durante el rescate, Coulson descubre que algunos de sus estudiantes son llevados a un edificio para lavarles el cerebro y él y triplett inician el rescate mientras que Mace se enfrenta a May. Pese al sérum, la agente no es capaz de vencerle y Mace le dice que si realmente fuera el villano, ya la habría matado; sin embargo, May sigue fiel a HYDRA y pide un ataque aéreo en el edificio. Sin embargo, la agente tiene una gran sorpresa cuando descubre que está lleno de jóvenes.

Después del ataque, Mace se sacrifica para que todos puedan escapar y -por primera vez- tenemos confirmación de que la muerte en el framework supone lo mismo en la vida real. El sacrificio de su supuesto enemigo provoca un cambio en May, que se presenta en la celda de Daisy con un cristal de terrigenesis, preparada para darle sus poderes. La muerte de Mace es, de entre todos los personajes de esta temporada, la que quizás haga un menor impacto en el mundo real, especialmente porque Simmons ya había predecido que el uso del sérum le traería el mismo final; pero es altamente efectiva para avanzar la trama en el framework y para demostrar que los personajes corren un riesgo real pese a estar en un mundo virtual.

SIMON KASSIANIDES

Con Daisy y sus poderes, la chica y May escapan del cuartel de HYDRA, y por el camino, Daisy lanza a Ophelia por una ventana y hasta el suelo, varios pisos más abajo. La caída provoca que se desconecte del Framework y AIDA se despierte en el mundo real. Allí la espera Ivanov, que está frustrado porque, como robot, no puede matar a ningún humano. De todas formas la androide le explica que, como son una amenaza para el mundo virtual, tienen que localizar la Daisy y Simmons en el mundo real. Mientras tanto, en SHIELD se debaten entre el choque de la muerte de Mace y la esperanza que supone el cambio de bando de May; en este sentido, Ward decide ir en busca de la agente y Daisy y Coulson toma las riendas del equipo en sustitución de Mace.

Por su parte, Simmons -con ayuda de Trip- investiga el proyecto secreto de HYDRA y descubre que está relacionado con el Darkhold. Se desplazan hasta una de las bases de Ivanov, donde descubren que AIDA está construyendo el proyecto en el mundo real, y que se trata de una máquina que la convertirá en humana, aprovechando lo que había creado Eddie para crear materia de la nada; y la máquina está casi a punto. Cuando sea humana, ya no habrá nada que la pare. Mientras tanto, el padre de Fitz interroga a Radcliffe para saber dónde han ido Daisy y May, pero el científico no quiere decir nada, por lo que Fitz le ofrece volver “al otro lado” usando la misma máquina que Ophelia.

Y en SHIELD, pese a que Daisy y Simmons insisten en que el Framework no importa, Coulson decide que la manera de escapar es salvando el mundo. Para ello, asaltan al estudio televisivo de HYDRA y emiten la verdad sobre lo ocurrido con Mace, el sacrificio para salvar a los niños. Ward se ofrece para luchar contra los agentes de Hydra para que no interrumpan la señal. La despedida con Daisy es una manera perfecta de cerrar el arco del personaje (aunque en realidad, y visto este último ejemplo, siempre puede volver a aparecer). Después de las imágenes de Mace, es Coulson el que se dirige al público, pidiendo que se unan a la resistencia y destapando los “datos alternativos” que les ha dado HYDRA hasta el momento (haciendo una clara referencia a Donald Trump).

DAVID O'HARA

En el mundo real, vemos como la nave en la que están Simmons y Daisy está en peligro. La cantidad de energía necesaria para mantenerlas en el Framework hace que tengan que conservar recursos y no han podido contactar con nadie para que les ayude; sin embargo, Yo-yo no está dispuesta a desconectarlas, lo importante es que se salven todos.

Mientras, en el mundo virtual, Fitz convence a Radcliffe para que les diga dónde está SHIELD a cambio de la inmortalidad que le daría la máquina que han creado para AIDA/Ohpelia. Y Simmons descubre que el cambio en la vida de Fitz, es la presencia de su padre, por lo que aprovecha para ir a visitarlo y amenazarlo con una pistola. La chica le pide que llame a Fitz para que vaya, pero el padre tiene otros planes. Llama al científico y le dice que la fugitiva está allí; intenta deshacerse de ella, pero Simmons acaba disparándole mientras que Fitz lo oye todo por teléfono. Cuando llega al lugar de los hechos, Fitz sólo piensa en una cosa, acabar con Simmons, y le exige a Radcliffe que le lleve hasta ella.

El equipo llega al punto de huida, y se lo encuentran “escondido” por AIDA, pero Daisy es capaz de abrir el portal con sus poderes de Quake. Ante el escepticismo de Mack y May, Coulson decide ser el primero en escapar, algo que se hace más urgente con la llegada de agente de HYDRA, que le disparan antes de que May pueda deshacerse de ellos. De todas formas, Coulson salta al vacío y despierta en el mundo real, y poco después también lo hace May. Coulson se prepara para acabar con AIDA con un bisturí, al tiempo que la androide está en proceso de volverse humana con la máquina del Darkhold. Todavía en el Framework, Mack no quiere saltar, así que le toca a Simmons, pero es interrumpida por la llegada de Fitz. El chico desata su furia en la “asesina” de su padre, y ella insiste en que AIDA no es real y ese mundo tampoco. Finalmente, Radcliffe interviene y arrastra a Fitz hasta el portal, donde le dice que no todo es por su culpa, y que Fitz no es responsable de lo ocurrido.

De vuelta al mundo real, el chico está muy confundido y horrorizado por lo que hizo en el Framework. Con la llegada de AIDA, ya convertida en persona, el chico todavía la llama Ophelia, y no deja que May dispare, algo que AIDA aprovecha para teletransportarse junto a Fitz a un lugar desconocido. Por su parte, Simmons y Daisy también consiguen escapar, pero son incapaces de convencer a Mack, que no tiene intención de abandonar a su hija; aunque podemos apostar a que esa decisión no va a durar mucho…

CHLOE BENNET, NATALIA CORDOVA-BUCKLEY

Al ver como desaparecían Ophelia y Fitz, Coulson en seguida deduce que la chica no sólo se ha creado un cuerpo, si no que se ha convertido en una Inhuman, pero antes de poder reaccionar, él y May son atacados por el nuevo robot de Ivanov, libre ya de la prohibición de matar. Coulson consigue pararlo con un escudo que sale de su mano robótica, pero pronto ven que hay más réplicas del ruso listas para atacarles, así que se encierran en la sala del Framework, donde Mack sigue conectado. Allí, May le pregunta a Coulson por lo ocurrido mientras estaba secuestrada (recordemos que eso fue al final de la trama de Ghost Rider), y aunque Coulson le explica bastante, no quiere entrar en detalles sobre cómo el LMD de May le tuvo engañado tanto tiempo, y la relación “romántica” que empezaron a establecer. Por otro lado, en la nave Zephyr, Daisy y compañía están siendo atacadas, y consiguen reactivar las armas justo a tiempo para destruir al enemigo. Superado ese obstáculo, Yo-yo recrimina que no sacaran a Mack del Framework y, aunque entiende un poco lo ocurrido cuando Daisy le explica que allí Hope está viva, se empeña en entrar en el mundo virtual para sacarle de ahí. Pero Daisy le dice que no lo haga, es un lugar demasiado peligroso para un Inhuman.

En cuanto a Fitz, tiene problemas para adaptarse a la vuelta al mundo real. El chico se atormenta por lo que hizo en el Framework, y Ohpelia -en estado de éxtasis por poder sentir realmente todas las sensaciones como una humana- intenta consolarle. Fitz la acusa de haberle manipulado, pero ella le explica que el único cambio que hizo fue la relación con su padre y presentarse el primer día en la academia de HYDRA (algo que en el mundo real pasó con Simmons en la academia de SHIELD). Pese a su confusión, Fitz admite que Ophelia parece que ha cambiado, y la chica lo demuestra cuando se alarma porque prometió a Ivanov que podría matar al resto de agentes de SHIELD.

Y se da cuenta justo a tiempo, porque la base submarina en la que Ivanov estaba atacando a Coulson y May acaba de estallar y se está hundiendo en el océano. Los dos agentes logran salir a la plataforma de la superfície a tiempo -donde acaban de llegar Daisy y compañía- y Ophelia salva a Mack con sus poderes de teletransporte. Justo después, Simmons deja inconscientes a Ophelia y a Fitz y les encierran en un módulo de aislamiento en el que los poderes de la chica no funcionan. EL hecho de que Ophelia haya salvado a Mack crea un debate entre los agentes, que se plantean si -ahora que tiene sentimientos- es buena persona, aunque Simmons no se lo cree. Y las sospechas de la chica se confirman un rato después; Fitz habla con Ophelia sobre sus sentimientos confusos al tener recuerdos de su relación amorosa tanto con Simmons como con Ophelia y, pese a que no cree que le vaya a perdonar, el chico admite que sólo quiere a Simmons. Eso desata la furia de Ophelia, que acaba de experimentar lo que es que le rompan el corazón.

Simmons intenta sacar a Fitz del módulo de aislamiento antes de que Ophelia le haga daño, pero en ese momento llega el general Talbot, que está convencido de que los agentes de SHIELD fueron los responsables de la destrucción del cuartel general y de la muerte de Mace. Coulson consigue convencerle de lo ocurrido con los LMDs, mientras que May y unos agentes sacan a Fitz del módulo; pero Ophelia escapa gracias a otros poderes que tiene, concretamente los eléctricos de Lincoln. Fitz explica que experimentaron en muchos Inhumans, y la chica tiene los poderes de todos ellos, al tiempo que Ophelia comienza a matar a todos los que se le ponen por delante. El equipo consigue escapar y Ophelia se reúne con Ivanov, dispuesta a acabar con todos. Pero lo más jugoso es cómo se presenta la season finale: por un lado, Yo-yo ha entrado en el Framework, donde despierta atada a una camilla en medio de un laboratorio en llamas; y por otro, en el cuartel general destruido de SHIELD, el portal original del Darkhold se abre para devolver a Ghost Rider al mundo real, parece que los protagonistas tendrán algo de ayuda “divina” para derrotar a Ophelia en lo que promete ser una gran season finale. Y GRACIAS a ABC por haber renovado la serie, la subida que ha tenido creativamente realmente lo merece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s