“BIG LITTLE LIES” : HBO REGRESA CON UNA ADICTIVA NUEVA MINISERIE

REVIEW : Big Little Lies – Temporada 1 (HBO).

En una época de evidente saturación seriéfila, HBO, además de haber recuperado su lugar entre las grandes con series como Westworld, siendo una de las cadenas más fiables si a miniseries nos referimos. Tras el exitazo de The Night Of llega Big Little Lies, la primera gran apuesta de la cadena para este año, una mini escrita por todo un veterano como es David E.Kelley (Ally McBeal, Boston Legal), dirigida por Jean-Marc Vallée, nominado al Oscar por su trabajo reciente en Dallas Buyers Club. Dicho equipo y su elenco de lujo, hacen de Big Little Lies una de las candidatas a ser una de las grandes series de este inicio de año.

Igual que hizo The Affair en sus inicios, en Big Little Lies sabemos que ha habido un asesinato pero no sabemos ni quien es la víctima ni quien es el responsable de este terrible acto. Una de las grandes virtudes de la serie es que, pese a que esta trama podría ser tranquilamente su gran baza y apuesta narrativa, hay momentos en los que incluso nos llegamos a olvidar de ella. Big Little Lies es mucho más que un drama criminal y tardamos muy poco en darnos cuenta de ello. Esta nos ofrece una exploración mucho más profunda y compleja de lo esperado de las vidas de los habitantes de Monterey (California), un idílico pueblo costero en el que dinero, poder, envidias y secretos de todo tipo son el pan de cada día.

Laura Dern,
Laura Dern, Reese Witherspoon, Shailene Woodley.

Otter Bay, el colegio local, un centro considerado tan excelente que incluso sirve como reclamo para mudarse al pueblo, es el lugar elegido para empezar con la historia. Es el primer día de curso y las familias acompañan a sus pequeños a la inauguración del mismo. Entre la multitud conocemos a nuestro trío de protagonistas principales, Madeline Mackenzie (Reese Witherspoon), Celeste Wright (Nicole Kidman) y Jane Chapman (Shailene Woodley), tres mujeres las cuales, cada una por diferentes motivos, dedican sus días a cuidar de la mejor forma posible de sus hijos. Madeline es la madre de la pequeña Chloe (Darby Camp) la cual tuvo con su actual pareja (Adam Scott). Ambos viven aparentemente felices junto a su hija adolescente Abigail (Kathryn Newton). Ella es fruto de su anterior matrimonio con Nathan Carlson (James Tupper) quien ha empezado de nuevo con Bonnie (Zoe Kravitz). Ellos, además de ser uno de los problemas principales en la vida de Madeline, son los padres de Skye (Chloe Coleman). Su mejor amiga es Celeste, una ex abogada, retirada a petición / obligación de su marido Perry Wright (Alexander Skarsgard) para dedicarse a cuidar de sus preciosos gemelos Josh y Max (Cameron y Nicholas  Crovetti). Tras un encuentro casual, sin demasiada importancia, Madeline enseguida hace amistad con la recién llegada Jane Chapman, una joven madre soltera que acaba de llegar al pueblo con su hijo Ziggy (Iain Armitage) con la intención de empezar de cero, alejándose de los demonios del pasado.

Hechas las presentaciones, el drama no tarda en arrancar y lo hace en una de las mejores y más tensas escenas de la serie. Al final de este primer día de escuela, con todas las familias reunidas en plena calle, Amabella (Ivy George), la hija de Renata Klein (Laura Dern), acusa al hijo de Jane de haberla estrangulado, algo que el crío niega. Este hecho, además de desatar las primeras tensiones, hace que todos los personajes se posicionen (Madeline, por ejemplo, ofrece su apoyo incondicional a Jane, no sólo por su recién empezada bonita amistad, también por su odio y rivalidad con Renata) y aunque parezca que este pueda quedar en un incidente aislado, es el gran punto de inflexión en la serie, el que enciende la llama y pone todo lo que veremos a continuación en marcha.

Reese Witherspoon, Nicole Kidman.
Shailene Woodley, Reese Witherspoon, Nicole Kidman.

Reese Witherspoon y Nicole Kidman son quienes, probablemente, tienen los papeles más principales, papeles que les permiten brillar en todo momento, cada cual a su manera, una con una trama mucho más oscura y psicológica que la otra, pero no tardamos en darnos cuenta de que como buena outsider, el personaje de Shailene Woodley es de lejos el más interesante. Cada escena de Jane despierta rápidamente un interés que no consiguen las demás, tanto por los misterios de su pasado como por la trama relacionada con su hijo. Jane es un personaje tremendamente complejo y altamente dañado, con una exploración fascinante por delante. En cuanto al resto del extenso y lujoso reparto de la serie, sorprende de forma muy grata la actuación de la joven Kathryn Newton, cuyo personaje siempre da un punto de vista diferente e interesante a la narrativa de su familia. Adam Scott y Sara Sokolovic son otros secundarios a tener en cuenta, dentro de un elenco en el que cada uno de sus miembros borda su papel.

Otra de las grandes virtudes de Big Little Lies es que, aunque en muchas ocasiones lo parezca, no es sólo una historia sobre las madres. En el segundo capítulo, entre flashes de entrevistas a sospechosos y demás declaraciones, escuchamos la frase “It wasn’t just the mothers“, una frase que nos define perfectamente lo que nos espera. Poco a poco, tanto los hijos como, sobretodo, los padres, empiezan a jugar un papel primordial dentro de la trama, afectando de formas mucho más oscuras de lo que podríamos haber imaginado a las vidas de sus esposas. Finalmente, llegaremos a la noche de la gala escolar basada en los personajes de Elvis y Audrey Hepburn y con ello resolveremos el crimen, pero, hasta que lleguemos a ello, la serie tiene muchísimas cosas que contarnos y explorar, dedicando tiempo y tramas a la gran mayoría de los personajes que vemos.

biglittlelies2
Kathryn Newton, Darby Camp, Adam Scott, Reese Witherspoon.

Desconozco como termina la serie (HBO nos ha facilitado los seis primeros capítulos, todos menos la finale) pero estoy seguro de que las expectativas generadas se cumplirán con un cierre satisfactorio en todos los sentidos. El viaje vale la pena. Big Little Lies es una de los grandes ejemplos que podemos utilizar cuando calificamos a una miniserie de película de X horas. Su continuidad es excelente y la serie consigue en cada capítulo que tengas ganas de ver el siguiente. Personalmente, tenía muchas ganas de ver esta serie y la verdad es que ha cumplido en todo lo que esperaba. HBO acierta de nuevo con lo que podría ser su respuesta femenina a True Detective, por lo que os recomiendo totalmente engancharos a esta nueva obsesión, todos los lunes en HBO España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s