“QUANTICO : NOT WITH YOU”

En lo que llevamos de temporada, Quantico ha jugado con la idea de que el grupo de atacantes es algo más que una simple organización terrorista, ya sea el AIC, o algo diferente, y el capítulo de esta semana se ha encargado de sembrar más dudas si cabe en este aspecto.

Pero antes, repasemos lo ocurrido en el pasado. Los reclutas tienen que decidir si se va a realizar un ataque dron contra un supuesto terrorista. Cada uno analiza un aspecto para dar el sí al ataque, y sólo se realizará si la decisión es unánime; el giro es que se trata de una situación real, y el tiempo corre. Alex se opone desde el principio, alegando que no tienen manera de saber si la información es o no creíble y que necesitan más datos, hay un punto en el que es la única que se niega a autorizar el ataque.

Uno de los motivos es el día en el que ocurre todo, el aniversario de la muerte de Simon (de la temporada pasada), algo por lo que Alex se siente culpable. Ryan se solidariza con su compañera, y Harry, que sigue empeñado en descubrir por qué el FBI tiene agentes entrenando para la CIA, decide añadirse a la negativa y de paso ayudar a cubrir la relación de la pareja. Como no llegan a una decisión unánime, los reclutas deciden no realizar el ataque, pero Owen lo autoriza igualmente, y les dice que cumplía los requisitos.

La decisión de Harry de ayudar a Alex y Ryan indica que el agente del MI6 puede tener compasión por los reclutas, pero también hemos podido ver que no duda en usar las emociones de los demás para conseguir sus objetivos, el veredicto sigue abierto en su caso. Por otro lado, el flirteo entre Shelby y Leon ha escalado a un relación en toda regla, y la chica lo mantiene en secreto al guardar el teléfono de Leon con el nombre de Caleb (una pena que no lo hayamos visto en esta segunda temporada), pero Nimah lo descubre y le propone aprovecharlo para investigar al recluta por su lado.

En el futuro, Lydia convence a Alex de que está de su parte y le explica que los terroristas tienen unos discos duros con información importante y tienen que ir a buscarlos. Por el camino, se deshacen de algún atacante y Lydia casi es estrangulada por el collar que llevan todos los rehenes; pero cuando recuperan los discos duros, Alex descubre que Lydia había activado el collar a propósito para que Alex confiara en ella, aunque es demasiado tarde. La chica deja a la protagonista maniatada y se lleva los discos, al tiempo que activa una alarma para que los terroristas puedan capturar a Alex. Es posible que Lydia no esté con el grupo de atacantes, pero está claro que con Alex tampoco, ¿habrá otro grupo con planes propios? De regalo, esta semana descubrimos que, en el pasado, Lydia fue la responsable de que echaran a Alex de The Farm, mientras que Ryan parece que triunfó, y en algún momento Owen acabó encarcelado.

En otro lado, los rehenes acaban en una sala donde se ponen a discutir para averiguar qué tienen en común, algo que les hace valiosos para los terroristas. Varios de ellos viajaron a Indonesia en algún momento del año anterior, y Leigh menciona haber hecho una escala en Surabaya; justo cuando menciona eso, los terroristas se la llevan a otra sala, y al salir empieza a explicar que la han interrogado sobre sus viajes, pero su collar se activa y pronto muere desangrada delante de todos los rehenes. Una muerte que hemos visto con bastante detalle, buen punto por parte de la serie. Después de la muerte de Leigh, Dayana le confiesa a Raina que ella también estuvo en Surabaya y no quiere que la maten, y justo en este momento, los terroristas llevan a las dos a la misma sala que Leigh, y las separan. Una vez a solas con los terroristas, Raina explica a los terroristas que tenían razón, Dayana podría ser uno de ‘ellos’. Al mismo tiempo descubrimos que la que está hablando es realmente Nimah, y Raina está maniatada en otra sala.

No queda claro en qué momento se ha producido el intercambio entre las gemelas, pero sí que parece que hay más de una facción enfrentada en el mismo lugar. Si no fuera porque han decapitado a la Primera Dama, sería fácil asumir que el ataque terrorista se trata de un montaje para desenmascarar al AIC, pero con lo que hemos visto hasta ahora, todavía no podemos dejar de desconfiar de Miranda y compañía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s