“QUANTICO : ASSESSMENT”

La teoría que dice que el grupo de atacantes en Quantico forma parte de un grupo rebelde de la CIA que quiere recuperar la libertad de operaciones se ha hecho más fuerte con el capítulo de esta semana. Al mismo tiempo, la serie está haciendo un buen trabajo para mantener a los personajes en la ambigüedad, y dejar a los espectadores con la duda sobre quién está de cada lado.

En el pasado, Alex y Ryan aprovechan la lección de la semana, estar siempre atentos a su alrededor, para conocer más profundamente a sus compañeros, incluida la recién incorporada Leigh Davis. El objetivo es decidir cuál es más susceptible de formar parte del AIC; el grupo de rebeldes que intentan desenmascarar; para plantar un micrófono y espiarle. El elegido es León, un fotoperiodista que estuvo seis meses encerrado en una prisión de México, aunque Alex no está de acuerdo porque el chico le ha explicado que se dejó detener a propósito para desvelar lo que ocurre en esas prisiones. El desacuerdo entre Alex y Ryan empieza a crear una brecha en la relación de la pareja, y ya sabemos qué futuro les espera. De todas formas, el micrófono falla por interferencias, lo que significa que ya hay otro implantado.

En cuanto a sospechosos, Lydia llama a alguien para decirle que acepta ‘algo’, y que le digan qué más tiene que hacer, podría referirse a entrar en el AIC. Y por otro lado, Harry está obsesionado con Alex y Ryan, hasta el punto de contactar con Will, a quién no veíamos desde la temporada pasada, y fingir que es otra persona; añadiendo esto a su investigación de Shelby del capítulo pasado, resulta evidente que el chico tiene más que curiosidad sobre sus compañeros. Y probablemente sea parte del motivo por el cual él y Ryan no se llevan bien en el futuro.

quantico-alex

Un futuro en el que Alex se ha infiltrado entre los atacantes con un traje que ha encontrado, pero el plan no le ha salido del todo bien. Ryan convence a Harry de orquestar una pelea para desenmascarar a uno de los terroristas, con tan mala suerte que quién está más cerca es Alex. Los terroristas se llevan a cada uno por un lado y Alex se las arregla para vencer a su captora. Ésta resulta ser una de las instructoras de la CIA, y se suicida tomando una pastilla que, aparentemente, tienen todos los trajes. Alex aprovecha para avisar al resto de terroristas, tira el cadáver a través de un techo acristalado con una nota ‘2 down’, dos eliminados, ¿cuántos más quedan?

Fuera del perímetro de los terroristas, Shelby le explica a Miranda que, pese a que la misión para desenmascarar la AIC fue cancelada, escribió un informe con todos los motivos y objetivos que podrían tener los agentes rebeldes. Miranda le pide que le traiga el informe directamente a ella, e intenta eliminarlo con un virus informático, pero la ultra-eficiencia de Shelby es mayor y todo el  FBI recibe una copia del informe.

Es interesante como Quantico ha conseguido mantener la posición de Miranda en la ambigüedad hasta el final del capítulo; pero finalmente han dejado claro que no quería que el FBI enfocara su investigación en el AIC. Ahora sólo queda esperar que Shelby salga de su ingenuidad y descubra a Miranda. Por otro lado, este capítulo nos ha desvelado que Harry no está en la CIA en el futuro, pronto veremos el motivo, pero su investigación sobre Alex y Ryan tiene muchos puntos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s