“FREQUENCY” : UNO DE LOS MEJORES PILOTOS DEL OTOÑO

REVIEW : Frequency 1×01 – Pilot.

¿Quién nos iba a decir que uno de los mejores pilotos de la nueva temporada televisiva, nos llegaría desde CW? La pequeña de las networks americanas, sigue acertando con sus nuevas propuestas, una de las claves en sus últimos años de crecimiento. Frequency es el último ejemplo. La serie, una adaptación de la película homónima protagonizada por Dennis Quaid y Jim Caviezel, nos propone una nueva aventura de dualidades temporales y efectos mariposa, algo siempre interesante dentro de la monotonía actual. Liderada por una maravillosa Peyton List (Mad Men), hablamos de una serie llena de ambición y sentimiento, la cual, en su episodio piloto, marca perfectamente las pautas que quiere seguir, con una trama atractiva, llena de giros, sorpresas y buenas actuaciones. Otro caso de la evolución de la CW en los últimos tiempos.

frequency3

Escrito por su creador Jeremy Carver (Supernatural), su episodio inicial nos traslada a Queens (New York), en donde conocemos a la detective Raimy Sullivan (Peyton List), una chica que vive feliz con su prometido Daniel Lawrence (Daniel Bonjour), mientras sigue intentando olvidar el rencor que guarda hacía su padre, un policía corrupto que, tras prácticamente abandonar a ella y su madre (Devin Kelley), acabó asesinado en 1996. Mientras investiga el caso de un asesino en serie que parece que ha vuelto a matar tras casi dos décadas inactivo, la vida de Raimy cambia cuando, una noche de tormenta, el viejo transistor de su padre, el cual tenía casi olvidado en el garaje, empieza a recibir una transmisión. Tras unos momentos de incertidumbre, perfectamente construidos por los guionistas, tanto ellos como nosotros nos damos cuenta de que al otro lado de dicho aparato se encuentra Frank Sullivan (Riley Smith), el padre de Raimy, transmitiendo desde 1996.

Es entonces cuando Raimy descubre que aún está a tiempo de salvar a su padre de la muerte, un padre que resulta no ser tan malo como le habían contando ya que, como acabamos viendo, todo lo que le había ocurrido era una tapadera, un caso de corrupción policial, comandado por Stan Hope (Anthony Ruivivar) del que Frank acabó pagando las consecuencias. Tanto el guión de Carver como la dirección de Brad Anderson (Fringe) son impecables, tanto a la hora de reconstruir las relaciones personales de los personajes, como de llevarnos de una época a la otra de una forma lógica y natural. Estamos delante de un piloto muy trabajado en el que todos han dado el máximo.

frequency1

Con el pasado y el presente situado y las intenciones de la trama bien claras, vemos como Raimy falla en el intento de avisar a su padre sobre lo que le va a ocurrir esa noche, aunque Frank, tras escuchar sus primeras advertencias y convencerse de que esa misteriosa voz que decía ser su hija tenía razón, gracias a las historias que se habían contado sobre béisbol, se había preparado para lo peor. Tanto su jefe como su compañero Satch (Mekhi Phifer), quien, por cierto, es ahora el jefe y amigo de Raimy, habían preparado una historia redonda para quitárselo de en medio, pero esta vez Frank iba a sobrevivir, cambiando así el pasado, de forma totalmente impredecible.

En este momento es cuando Frequency brilla con su máximo esplendor. No es sólo el chocante efecto mariposa, sino la magnífica, tanto visual como narrativamente, forma en que nos es contado, lo que redondea un piloto fantástico. Poco se esperaba Raimy que salvar a su padre tendría unas consecuencias tan graves. Por un lado, vemos como Daniel ni se acuerda de ella, no es que ya no estén prometidos, sino que ni siquiera se conocen. Aunque lo peor de todo es cuando recibe una llamada de su jefe. El cuerpo que habían encontrado esta mañana ya no es el de una enfermera cualquiera, sino que es el de su madre, víctima del mismo asesino de la investigación original, tal y como vemos en los flashbacks. Destrozada, Raimy ahora tiene una nueva misión por delante, trabajar con su padre para volver a cambiar el presente… si es que eso es posible, para recuperar a la mujer más importante de la vida de ambos.

Pilot

Como conclusión final me gustaría señalar lo innovadora y fresca que es la idea que nos propone Frequency. En la actualidad, no hay muchas series que se atrevan a tocar este tipo de historias, sobretodo por la complejidad que adquieren sus tramas. Frequency demuestra no tener miedo a eso y explora los efectos mariposa y los cambios temporales de una forma impecable y estudiada. Estoy seguro de que esta será una serie en la que los detalles serán muy importantes y en la que cada pequeña cosa que veamos podrá tener repercusiones en el episodio siguiente. Una serie de esas de parar atención, algo que, personalmente, echaba mucho de menos.

El viaje de Raimy en este piloto es fascinante, pero por delante nos queda muchísimo por explorar todavía. Al estilo Beauty and The Beast, la serie tendrá una base procedimental, pero su mitología es tan densa que promete ser mucho más que eso. Las relaciones personales entre personajes, sobretodo en el pasado, pueden dar mucho juego, igual que la inmediata química surgida entre Peyton List y Riley Smith. Otras de las claves será el personaje de Mekhi Phifer ya que él es el responsable de hacernos viajar y entender dichas relaciones en ambas lineas temporales. Creo que estamos delante de una de las series más atractivas de este año y, por supuesto, os recomiendo ver su piloto de inmediato. Su potencial es tremendo.

NOTA DEL PILOTO : 8.5/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s