“QUANTICO: SURVEILLANCE”

El estreno de temporada de Quantico prometía una cosa, la serie iba a seguir con el recurso de alternar pasado/entrenamiento, con el futuro/desastre, algo que puede caer en una rutina aburrida, pero que, de momento, ha funcionado con la segunda entrega.

Y es que los entrenamientos de la CIA y del FBI son diferentes. Como dice la propia Alex en un momento del capítulo, mientras que en Quantico les enseñaban a trabajar en equipo y hacer el bien, en The Farm se trata de mentir, manipular y cuidarse de uno mismo. El primer paso, aprender a seguir y espiar a una persona sin ser detectado; y a detectar y deshacerse de un seguimiento. La primera en vivirlo en sus carnes fue Alex, que pudo perder a los compañeros que la estaban siguiendo después de tomar algo con Harry, otro recluta, pero falló en detectar que su compañero de bebidas también formaba parte del seguimiento.

Otra de las preocupaciones de nuestra protagonista era su misión con el FBI, tanto ella como Ryan tienen que hacer un perfil de todos sus compañeros, pero se trata de un trabajo individual, y cada uno con su propio responsable y vínculo a la CIA. En el caso de Ryan, se trata de Nimah, que le advierte sobre el riesgo de quedar con Alex a escondidas; mientras que Alex tiene a Shelby, que le ofrece apoyo en sus preocupaciones por la misión. Pese a tener un día duro, Alex consigue respeto por parte de Lydia, la instructora que la había criticado duramente, quién le dice que sabe que trabaja mejor bajo presión. Y parece que se le avecinan más problemas, puesto que Harry ha descubierto que la fan que había parado a Alex por la calle en realidad es Shelby.

quantico-alex-owen-harry

En cuanto a la trama futura, Raina y Ryan se dan cuenta de que los terroristas van moviendo a la gente, y cambiando a los presos, y deducen que son ellos mismos quitándose las máscaras y rotando su posición entre terrorista y falso rehén. Para detectar a uno, Raina le hace un rasguño en la muñeca, así podrán saber quién es cuando aparezca como rehén. Pero los terroristas detectan el plan, y hieren a todos los rehenes en la muñeca, sin embargo, Raina se extraña de que no la hayan matado, no tiene sentido.

Por otro lado, Alex consigue la ayuda de un policía, que la lleva hasta un bunker subterráneo donde hay un teléfono que funcionará. El agente se sacrifica para que los terroristas no la descubran y Alex llama a Miranda, que le pide que consiga información del número de terroristas y rehenes y la situación en general. Justo después, Miranda envía un mensaje a través de un teléfono satélite a uno de los terroristas, avisa que Alex está allí. Todo apunta a que forma parte del ataque, pero la larga temporada que queda por delante y la obviedad de la situación da que pensar que será una cortina de humo; el mensaje será para otro agente del FBI infiltrado entre los terroristas, o algo parecido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s