“THE LIFE WE’VE CHOSEN” (BANSHEE 4×03)

REVIEW : Banshee 4×04 – Innocent Might Be a Bit of a Stretch.

Banshee suma y sigue. La semana pasada cerramos el capítulo con dos avances muy importantes para la trama. Hood acabó detenido, acusado del asesinato de Rebecca tras el descubrimiento de que esta estaba embarazada de él, mientras que, por fin, asistimos al más que esperado rescate de Job por parte de sus amigos, una misión que trajo de vuelta a Fat Au (Eddie Cooper) como parte fundamental de la misma y que nos demostró, una vez más, que Banshee es capaz de maravillar incluso con las cosas más comúnes. Si. Hablo de la gran secuencia de la persecución a Leo por el metro y las calles.

Sintiéndole mucho no tuve tiempo de hacer la correspondiente review del capítulo. algo que espero que no se repita.

s04e04_237

Innocent Might Be a Bit of a Stretch nos ha llevado al ecuador de esta última temporada de la serie. El capítulo sirve para seguir avanzando en la mayoría de las tramas y además nos ha presentado a una pareja de personajes nuevos, entre ellos el de Eliza Dushku, que seguro que darán mucho que hablar, pero deja la sensación de que ha sido uno de esos de transición más que otra cosa. El nivel general se mantiene, por supuesto, y un capítulo así a veces es necesario, pero te deja un poco frustrado, sobretodo teniendo en cuenta lo poco que queda.

Banshee se ha tenido que adaptar a este nuevo formato narrativo al que se ha acogido para esta temporada final y de momento cumple con creces su objetivo. Eso no quiere decir que todo sea perfecto, este capítulo lo demuestra, pero sus episodios siguen siendo de lo mejor que ofrece semanalmente la televisión americana. Las cosas están cada vez más tensas, las posiciones de cada uno van quedando cada vez más claras y queda claro que lo grande está por venir. Nos espera una segunda parte de temporada espectacular. Segurísimo.

s04e04_268

La gran sorpresa de este cuarto episodio ha sido que la serie nos ha revelado quienes son los responsables de los asesinatos que están ocurriendo en Banshee. En la primera escena del mismo, vemos a una pareja, practicando una especie de rito satánico con la chica que fue secuestrada al final del último episodio. Eso si, en los diálogos que tienen hablan de alguien como superior a ellos o responsable de lo que están haciendo, por lo que, aunque tenemos identificados a los autores materiales, lo más probable es que nos quede por descubrir quien es la mente pensante detrás de todo. Tras semanas sin lograr sacar demasiado del tema, la investigación de los mismos pasa a las manos de la última en llegar al pueblo, la agente Veronica Dawson (Eliza Dushku) del departamento de crímenes violentes del FBI.

Dawson es otro de esos personajes made in Banshee que tanto nos encantan. En pantalla nos encontramos a otro personaje peligroso y duro, pero a la vez roto y con sus propios secretos. ¿Tendrá esta agente algo más a esconder que su afición por las drogas?

Tras dejar claro el tema a un Brock Lotus cada vez más insoportable, Dawson decidió dejar a Hood encerrado en la comisaría, algo que se acabó convirtiendo en una acertada estrategia para proporcionarle una coartada, ya que el cuerpo de la última víctima apareció en el bosque mientras este estaba detenido. Esta claro que Dawson se ha fijado en Hood y que en el futuro les veremos juntos intentando resolver lo que pasó con Rebecca y las demás. Es una autétnica gozada tener a una actriz como Eliza Dushku en Banshee, su papel es perfecto para ella, algo que demuestra a los segundos de aparecer.

s04e04_512

Investigación aparte, también han pasado más cosas. Las misiones nocturnas de Carrie la están acercando cada vez más al peligro y parece cuestión de tiempo que Proctor acabe enterándose de que es ella la responsbale de la destrucción (¡brutal!) de su almacén, más cuando da la impresión de que Nina Cruz (Ana Ayora) no tardará mucho más en atar cabos dentro de la comisaría. ¿Podría llevarnos esto a un enfrentamiento Burton – Carrie? Junto a ella, tenemos a un Job que no acaba de rehacerse del infierno que pasó durante los meses que estuvo retenido. Las secuelas que le han dejado la tortura son inmensas y empiezo a dudar si volverá a ser el de siempre.

Carrie no es la única que está metida en problemas ya que también hemos visto como Randall Watts (Chance Kelly), el verdadero jefe de la hermandad nazi y suegro de Calvin Bunker (¡sorpresa!) acaba de salir de prisión gracias a la intervención de Proctor. Su presencia es ya de por si perturbadora y seguro que tendrá un gran papel en los eventos que veremos en las próximas semanas. Sólo quedan cuatro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .