“WICKED CITY” : REVIEW

Wicked City es el último de los estrenos de la ABC para este otoño, una serie en formato antología, cuya primera (y apuesto que única) temporada, nos contará la investigación y repercusiones de la caza de un asesino en serie en la Los Angeles de 1982.

Creada por Steve Baigelman, debutante en el mundo de la televisión tras haber escrito algunas películas de poco renombre, Wicked City pretende llevar a una network ese formato oscuro y distinto que nos proponen las series del estilo en la televisión de cable, aunque en realidad no lo consigue en ningún momento y pese a tener un elenco bastante aprovechable (Taissa Farmiga, Erika Christensen o el mismo protagonista Ed Westwick) sus personajes no logran destacar en ningún momento, a pesar del intento de los guionistas de darles a cada uno de ellos sus momentos en escena. La serie pretende ser tantas cosas a la vez que al final se queda en un quiero y no puedo.

wicked-city-10

Este piloto, dirigido por Tom Shankland (Ripper Street), además de carecer de una personalidad propia, no consigue captar la atención del espectador en casi ningún momento, pese a intentarlo con sexo y sangre de nivel network, en una combinación de querer ir demasiado hacía lo oscuro y quedarse a medio camino. La trama que presenta sigue en gran parte a Kent Grainger (Ed Westwick), clásico seductor capaz de manipularte sólo con su voz, que en realidad es un asesino en serie, cuyo ritual es el de pedir una canción dedicada en la radio, para, mientras la escucha en su coche, matar a la chica de turno cuando esta le está practicando sexo oral. Por si fuera poco, luego mantiene relaciones con el cádaver, antes de deshacerse del mismo.

A su vez, Grainger mantiene un romance con Betty Beaumontaine, una enfermera, madre soltera, interpretada por Erika Chistensen.

33

En el otro lado de lo que parece que será una clásica historia de gato que persigue a ratón, el otro lado está formado por los detectives Paco Contreras (Gabriel Luna) y Jack Roth (Jeremy Sisto), un duo sin química alguna, en la que ambos compiten por ver quien es el que menos carisma tiene de los dos. Además de odiar a su nuevo compañeroRoth engaña a su mujer Allison (Jaime Ray Newman) con Dianne (Karolina Wydra), una agente que trabaja bajo cubierto en el Whisky’s, el bar de moda en el que Grainger escoge víctimas.

Junto a ellos, nos encontramos a Karen McClaren (Taissa Farmiga), una joven que aspira a ser una gran reportera y la única que ha tenido contacto con las dos partes de la historia. Su papel por ahora es el de ayudar a la LAPD, aunque veremos si toma algún tipo de giro, ya que desde buen principio queda clara su fijación por Grainger.

1445978231_ed-westwick-erika-christensen-wicked-city-zoom

Como podéis ver, Wicked City no brilla ni por su originalidad ni por aportar nada nuevo al mundo seriéfilo. Ni Westwick ni Christensen están mal en sus roles, pero lo poco bueno que consiguen, queda en entredicho cuando nos ponen en escena a la pareja de policias. una de las peores que recurdo haber visto. Los secundarios tampoco han aportado nada por ahora y parece complicado que tengan tramas demasiado interesantes para ser desarrollados. Lo poco de bueno que tiene este piloto es su música, aunque al final resulta cansino que la usen sin parar para recordarnos que estamos en los ochenta.

NOTA DEL PILOTO : 5.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .