SALVAD LOS MUEBLES – CASTLE REVIEW 8X03

Sin que todavía nos hayamos recuperado de la hecatombe emocional (y argumental) de la semana pasada, llega un nuevo episodio de Castle. Uno clásico, de los que facilitan situaciones divertidas y un tanto agridulces. Sí, amigos y amigas, estamos de vuelta en la temporada cuatro. O tres. Podéis elegir.

Antes de ponerme en materia con nuestra parejita y el caso, tengo que resaltar al personaje estrella de esta temporada: Alexis. Si la CIA está buscando una nueva recluta, aquí tienen a la mujer idónea. Ha cambiado sus niñerías por frases precisas, certeras y agudas. Como buena hija de su padre, le encanta la idea de meterse en todos y cada uno de los embolados que le ponen delante con tal de resolver el caso. Tiene el gusanillo, las ganas de ser más lista que nadie y la ligera prepotencia marca Castle que me han hecho volver a adorarla. La edad del pavo le dio fuerte, pero parece que la hemos recuperado y es genial. Sus intervenciones son uno de los nuevos puntos que verdaderamente merecen la pena de esta temporada y que la están salvando de la aniquilación total (aunque todavía queda mucho tiempo para arreglar y fastidiar). Antes de que le salieran granos era un buen personaje, más lista, más calmada y más racional que su padre, pero con su buen humor. Me alegra mucho tenerla de vuelta.

Alexis 8x3

Eso sí, quien me sobra tanto, tantísimo que no lo puedo explicar con palabras es Vikram. No sé muy bien qué pinta ahí, no sé por qué, de repente, se ha convertido en el niño bonito de Beckett y ella le confía absolutamente todo. Morena, que le conoces de dos días o tres. El tío dice dos o tres frases ingeniosas, le miras a los ojos y tu intuición ya te dice que es completamente de fiar. Incluso le cuelas en la NYPD como analista dejándonos sin Tory. Y claro, el chaval es super incondicional contigo y es omnipresente. Dato curioso: por lo que veo, sale un montón en la trama, por culpa del tema Loksat, y al contrario de lo que sucedió con el personaje de Hayley, casi no nos han contado nada de él ni se le ha dado apenas bombo. Pues hombre, aquí algo raro hay. Espero que no sea de esos que las mata callando, literalmente.

Y hablando de personajes que me sobran, ahí está Lanie, que creo que ha inhalado demasiados fluidos tóxicos de nuevo, porque mantiene con Castle y Beckett las dos conversaciones más incongruentes de la historia de la serie. Primero, a ella le dice que Castle ya es mayorcito, que sabe que ella le quiere y que seguro que está perfectamente bien. ¿Esta chica sabe de qué va la relación que tienen estos dos? Si la analizamos, vemos que son altamente codependientes. Están acostumbrados a pasar las 24 horas del día juntos, 7 días a la semana, y nunca se cansan, se aburren o buscan un espacio privado, al menos desde que están casados. Entonces, querida forense, ¿tú como crees que estará un hombre a quien en la segunda escena vemos claramente que el vacío de su casa se lo come? Ya solo sea por costumbre, el amigo NO PUEDE ESTAR BIEN. Beckett lleva siendo su todo prácticamente ocho años. Es el declarado amor de su vida (y será por amores en la lista) y hasta una pirámide robótica se burla de él con todo el descaro que ofrece la fría electrónica. Pobre hombre, que solo puede desahogarse con ella y con los cristales de su casa, porque la puntería con arco, claramente no es lo suyo. No lo simplifiquemos, su mujer le ha dejado. Nadie esta estupendamente tras eso. Ah, por cierto, desde que me he enterado que fue la pirámide la que tuvo la maravillosa revelación de que Castle debe volver a ganarse a Beckett duermo mejor. En serio. Ahora ya podemos estar tranquilos.

Pirámide 8x3

Por otro lado, entiendo que Castle interiorice, tras la sugerencia de Lucy The Pryramid, traerla de vuelta. No sabe qué pasa, así que, con tal de no estar en el limbo, quiere generarle una confianza tal, o una sobreexposición tal a su persona que ella termine por abrirse. La conoce perfectamente. Es lo que hizo la primera vez. No creo que sea tanto conseguir de nuevo su favor como entenderla, saber qué está pasando y que ella le explique a qué se debe. Hace lo que todo deprimido: buscar la explicación exacta de su sufrimiento para poder superarlo y seguir adelante o ponerle solución. Visto desde este punto de vista, debo mencionar la segunda conversación “brillante” que mantiene Lanie durante este capítulo, en este caso, con el escritor. Compara el hecho de que, cuando él desapareció, ella no hizo preguntas y simplemente, le aceptó como venía. Se creyó todo e intentó salir adelante con él. Es su forma de decirle que  debería estarse tranquilo y esperar a que nuestra capitana salga a la superficie y vuelva, casi asegurándole que lo hará, pero, chata, no me compares una situación de la que pudieron salir juntos con una mujer que se va a por tabaco porque quiere salvar al mundo y el pobre hombre no sabe ni por dónde le están dando. A todo esto, Lanie, desembucha ¿tú sabes lo que de verdad está pasando? Porque eso parece. ¿Ha confiado en ella y no en Castle? Raro.

Mientras descubre de qué va todo, vemos a un hombre tentativo, deseando hacer preguntas: ¿Qué he hecho mal? ¿Te sentías atrapada en nuestro matrimonio? Si me quieres podemos solucionarlo, haremos lo que sea. Me dejó descorazonada verle así. Y ella (Stana borda a la Beckett contenida) no puede más que decirle que es cosa de ella y le lanza una mirada entre sorprendida y triste cuando Castle se culpa de la situación. Me encanta esa mirada. Es como si quisiera decirle: pero si te adoro, tonto, si soy feliz de la vida contigo, pero es que me encanta meterme en todos los fregados. De hecho, Beckett en este capítulo es todo miradas. Las risas a medias e incluso completas viendo cómo él se esfuerza en colarse en el caso, cuando lo ve jugando al beer pong, cuando lo ve disgustado por haber fallado a la hora de encontrar al culpable. Ahí incluso no se corta y le acaricia la cara. Y cuando se va a subir en sus hombros ya es el no va más. Ahí realmente hay un momento de los de antes, de esas miradas devoradoras y románticas que los actores clavan. Pero, eso sí, después de teorizar juntos, como siempre, ella le quita la cara para evitar un beso. La Beckett consciente. La Beckett segunda-tercera temporada. Creo que se están esforzando en hacernos ver que para ella también es MUY complicado estar sin él. Es su Scotch Brite. Por eso toca una escena casi final llorando, acariciando el anillo, imagino que rememorando todo lo que les ha costado… cosa que, en cierto modo, le ha tenido que recordar Smith.

Castle Beckett 8x3

Sí, Smith, sale Smith, y ha sido un grito considerable el mío cuando lo he visto. Nuestro antiguo coleguita no puede menos que insistirle para que deje el caso antes de darle una pista. No seas intensa, te van a matar… sé feliz, consíguete una vida y déjalo estar. Y ella erre que erre, lo cual duele, porque supone elegir todo lo demás por encima de Castle una y otra y otra vez. Ahí, justo ahí, es donde falla el argumento porque no puedo creerme semejante cabezonería por la estupidez de los dos capítulos anteriores sobre los que ya me expliqué largamente. Ahí se rompe la magia que tanto querían crear los showruiners (para mí ya no son showrunners) porque me creo a una Beckett destrozada por dentro, aunque emperrada en seguir con su lucha. Me creo a un Castle más perdido que Frodo en una joyería porque su mujer no le ha dicho qué sucede, aunque imagino que pronto lo hará. Pero no me creo el motivo por el que están así, por lo que vuelvo al cabreo de la semana pasada.

En resumen, el capítulo estaba bien, el caso era interesante, aunque saltaba de un lado a otro con un montón de historias paralelas que casi no parecían interconectadas entre sí sobre la vida oculta que llevaba el muerto. Ingeniosas las maneras de meter a Castle en el ajo, las apariciones de Alexis y Martha (que son fiel reflejo del fandom cuando alucinan con el escritor queriendo recuperar a Beckett), muy bonitos y tiernos los momentos de una pareja separada por una fuerza mayor que se sigue adorando con locura, pero todo esto es una completa patada en el estómago y un insulto a la inteligencia si no somos capaces de olvidar el motivo real por el que hemos llegado aquí y su incongruencia. Si queremos disfrutar de lo que nos queda de temporada (y nos queda MUCHO), creo que la idea es interiorizar la esencia y olvidar exactamente el qué, porque de lo contrario, tiraremos objetos contundentes a la pantalla cada vez que suceda algo exagerado o fuera de contexto. Están intentando salvar los muebles, aunque no les termina de salir bien, porque, aunque consigan despertar empatía en nosotros, los personajes siguen sin ser aquellos de los que nos enamoramos, al menos no del todo. Todavía, teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, espero que Castle nos sorprenda con algo de dignidad cuando vea que Beckett no se deja convencer y cruzo los dedos por algún giro que nos recuerde que, ante todo, esto sigue siendo sobre una policía y un escritor que han recorrido un camino largo y maravilloso juntos, en vida y en amor.

Cuestiones finales de vital importancia: ¿Era verdaderamente necesario vestir a Castle de ese modo para su aparición como profesor? ¿Y a Ryan y a Espo? ¿Y A ALEXIS? Luke en este capítulo estaba on fire. ¿Qué le ha pasado al pelo de Smith? ¿Compartirá peluquero con el pelucón de Beckett o con el de Alexis rubia? ¿Por qué Martha tiene dos líneas en cada episodio y ninguna de ellas es trascendental? ¿Por qué Lucy The Pyramid reflexiona más con Castle que su propia familia y amigos? ¿Por qué Ryan y Espo parecen los reporteros más dicharacheros de la Cuore? ¿Por qué Lanie se pone a dar consejos si su vida personal ha demostrado ser un pequeño gran desastre? ¿Por qué me da la sensación de que Vikram es más malo que la tiña y se está aprovechando de la debilidad de Beckett? Ah, ¿y por qué cada vez que habla parece que acaba de subir siete pisos sin ascensor? (Gracias @GrumpyAnuski) ¿Por qué Smith siempre tiene que decir menos de lo que sabe pero más de lo que debe? ¿Por qué Castle inmediatamente asume que él se ha cargado su relación con su mujer? ¿Por qué este capítulo parecía una colección de cosas fuera de lo común: una pirámide parlante, arco y flechas, cachorritos en tu puerta, experimentos psicológicos, BDSM, Smith con novia…?

Un comentario en “SALVAD LOS MUEBLES – CASTLE REVIEW 8X03”

  1. Acabo de ver el capítulo ahora mismo, y la verdad es que también me ha dejado bastante perpleja y cuando menos confundida. Por lo que vamos viendo de momento de esta temporada, parece que remonta un rumbo total nuevo en la relación castle-beckett, pero lo que en realidad no entiendo es el desenfado generalizado por esta “ruptura” entre los fans. De verdad que no estabais artos de 3 temporadas (para mi de las peores exceptuando algunos capítulos de la quinta y de la sexta brillantes) de cariñitos, amor, besos, tramas (las no relacionadas con los asesinatos) totalmente aburridas, hasta el punto de dedicar un capítulo a que beckett se enfade por el cuadro de un león en la habitación de Castle? Particularmente estaba muy arta de este amor idílico irrompible y efímero que se desparramaba en los capítulos y que los hacian aburridisimos y pesadisimos, y desde mi punto de vista, siempre estuvieron mucho mejor las temporadas y capítulos donde existía esa tensión sexual no resuelta que te hacia que estuvieras mas pendiente de ellos que de los casos. No quito con esto que las ultimas tres temporadas tuvieran casos buenisimos, pero realmente ya comienzan a cansar las historias de los guionistas echas mal y deprisa, llenas de incongruencias, que al final no llevan a ninguna parte y que te dejan con unas ganas de gritar: ¿Pero esto que es? (Véase el vivo reflejo de esto ultimo que he dicho en los capítulo de la desaparición de Castle y de su posterior investigación). Realmente este comienzo de temporada me ha sorprendido y me ha devuelto a las temporadas 2,3,4 que son en las que realmente disfrutaba viendo Castle, no se como va acabar todo este caos (me refiero sobre todo al “nuevo” caso de beckett) ni a que extremos va a llegar, pero por lo menos me alegro de ver algo diferente. Totalmente de acuerdo contigo en la fuerza de la nueva caracterización del personaje de Alexis, la poca presencia de Marta en esta temporada, y lo insufribles que llegan a ser lannie,expo y bryan a veces. Veamos que rumbo coge este temporada. Saludos y gracias por publicar tus reflexiones sobre los capítulos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .