Chicago PD 1×15 – Review

Imagen

Chicago PD 1×15 – A Beautiful Friendship (SPOILERS)


Anteriormente en Chicago PD…
Atwater entró en la Unidad de Inteligencia como sustituto de Sumner simplemente porque Burgess y Ruzek se gustan y Voight no quiere líos amorosos en su trabajo; Stillwell acordó con Voight que se llevaría el 25% de lo que sacase en la calle; Halstead y Olinsky impidieron que Voight matase a Pulpo lanzándolo al agua encadenado a unos bloques de hormigón; un antiguo colega de Lindsay regresó con ganas de liarla.

Chicago PD despidió su primera temporada con una season finale que podría haber sido mejor. No digo que no me haya gustado, sólo digo que era mejorable.

Empezando por la tontería de trama que ha tenido Lindsay.
Ya sabéis lo poco que me gusta que intenten meter emoción y misterio con algo para que luego tenga una solución estúpida, pero a estos les da igual y siguen haciéndolo.

El tema es que en sus años mozos, Annie, la amiga de Lindsay, se cargó a un tío y ella le ayudó a taparlo, y Charlie está dispuesto a contarlo todo ahora si Erin no borra sus huellas de los archivos policiales. Parece que Charlie cuidó de Lindsay cuando ella tenía 16 años y se siente en deuda con él.

Pero cuando detienen a Charlie al estar implicado en un robo de mataeriales explosivos en un edificio en construcción (donde además dejaron a un guardia de seguridad muerto) y lo llevan a la comisaría, Lindsay básicamente le dice que sus amenazas no van a servir de nada porque ella misma cargará con la culpa de haber matado a aquel tipo años atrás. Aun así, le dice que si colabora con ellos para encontrar a Red Radner, saldrá de prisión en un año.

La investigación del caso, ha servido para que Atwater se luciera en su primer día en la Unidad de Inteligencia, ya que gracias a un colega suyo, consiguen dar con Copeland Briggs, que les dice que Radner mandó a sus hombres a vigilar el edificio mientras robaban.

Imagen

Aunque Atwater ha estado genial, yo sigo diciendo que Burgess se lo merecía más. A la pobre le han puesto de compañero a un viejales al que le gusta parar el coche en callejones para echarse una siesta y roncar a gusto. Cuando los mandan a una cafetería en la que había sonado la alarma sileciosa, Burgess se da cuenta de que el tío que les atiende es en realidad el atracador y no duda en perseguirlo por el local, noquearlo y arrestarlo.

Antonio ya está de vuelta en el trabajo, y Voight le obliga a hacer de secretaria mientras termina de recuperarse. De paso, Lindsay lo manda a buscar a Nadia, que salía del centro de rehabilitación, ya que ella tenía que encargarse de investigar el caso.

Me ha encantado Antonio haciendo de niñera yendo a buscar a Nadia, y me ha encantado la reacción de Nadia al verlo. No se la puede culpar por ser desconfiada y preferir coger el autobús antes que irse en coche con Antonio. Por suerte cambia de opinión cuando él le enseña la nota de Lindsay.

Precisamente es Nadia la que consigue descifrar el significado de “B.Y”, la zona en la que Radner tiene un almacén, según le dijo Charlie a Lindsay. Y si esto no os ha hecho querer aún más que Nadia sea regular en la segunda temporada y la metan también en la Unidad de Voight, no tenéis remedio.

Los chicos llegan hasta el almacén de Radner donde tardan poco en empezar a liarse a tiros. Para variar. Lindsay y Halstead siguen a la furgoneta que sale de allí. Cuando la furgoneta vuelca, Lindsay dispara por detrás a Red, que iba directo a por Halstead.

No quiero cabrear a las shippers de Severide y Lindsay (si es que las hay), pero parece que cada vez van dejando más claro el acercamiento entre Halstead y Lindsay. Ya veremos qué pasa en la segunda temporada.

Imagen

Por ahora los que sí han terminado de acercarse han sido Burgess y Ruzek. Él se presenta en casa de ella para disculparse por lo de no conseguir el puesto de Sumner, pero entre una cosa y otra, acaban enrollándose.

Pero por supuesto, no todo tiene un final feliz.
Antonio y Laura han estado teniendo problemas porque a ella no le gusta que vuelva al trabajo después de lo que pasó, y quiere que se muden a Crystal Lake junto a su hermana. Cuando Antonio vuelve a su casa, lo único que encuentra es una carta de su mujer.

Aunque supongo que el que ha terminado peor parado ha sido Jin.

Voight descubre que Jin ha estado informando a Asuntos Internos de todo lo que hacía, y no tarda en llevárselo a dar una vuelta en coche y regalarnos una escenaza clavada a la que vimos en el episodio piloto. Me encanta cuando hacen eso. Jin se excusa diciendo que Stillwell ha estado usando en su contra los problemas de adicción al juego de su padre y su deuda con un casino, justo después de que Voight le diera uno de esos guantazos que tanto que me gustan.

Voight se reúne con Stillwell para darle un sobre con 5.000 dólares, y lo siguiente que vemos es a Jin todo apurado guardando cosas en un pendrive que mete en un sobre, mientras le dice por teléfono a su padre que salga de la ciudad. Pero en la última escena vemos a Hank en el lugar de un crimen con Stillwell observando el cadáver de Jin.

¿Ha tenido Voight algo que ver? Personalmente pienso que no, por varias razones.
Han usando tantas veces esto, que no me sorprendería que lo volvieran a hacer.
Yo voto por que fueron los mismos tíos a los que el padre de Jin les debía dinero.

Imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .