Person of Interest : Recap (S3)

c313d4dd2469e356a90787a753898fcd

Tres años atrás, en estas mismas fechas, aún teníamos calientes unos Upfronts en los que se había dado luz verde a Once Upon a Time, Scandal, Grimm o New Girl entre muchas otras, alguna que ya no están y otras que siguen, la CBS había anunciado un nuevo drama
creado por Jonathan Nolan en colaboración con J.J.Abrams, ella era Person of Interest.

Lo que empezó como una procedimental a la que pocos nos enganchamos desde el primer día acaba de cerrar su tercera temporada, confirmándose como mucho más que una serie
“caso semanal”, haciéndose un hueco en las listas y convirtiéndose en una número uno.

Person of Interest nos empezó contando la historia de un extravagante billonario que había construido para el gobierno a raíz de los atentados de las torres gemelas, una máquina que tenía acceso a todas las llamadas, correos, conversaciones y demás de todos los habitantes de los Estados Unidos para buscar y encontrar entre la población a potenciales terroristas.

Este hombre, conocido como Harold Finch, se permitió el lujo de instalar una puerta trasera
en dicha máquina para que esta le diera acceso a la gente denominada irrelevante, personas
corrientes como cualquiera de nosotros de los que también se detectaba si corrían peligro,
ya fuera como víctimas o perpetradores, pero que el gobierno no consideraba importantes.

Junto a John Reese, un ex “black ops” de la CIA dado por muerto por dicho gobierno, ambos se dedican a salvar a esta gente irrelevante, gente de la que sólo reciben un número de la
seguridad social para luego empezar el proceso de investigación e intervención en su caso.

Una premisa que sonaba más a ciencia ficción en su momento pero que durante el transcurso de la serie hemos descubierto que, salvando las distancias, no era más que la pura realidad
después de que el informante Edward Snowden destapara el programa PRISM de la NSA.

PRISM es como la máquina de la serie, un programa de vigilancia que da al gobierno el poder de leer cada correo y escuchar cada llamada para buscar entre ellas a posibles amenazas.

Como podéis ver en la foto las referencias a PRISM en la serie han sido constantes.

Mi favorita sin duda es la de Arthur Claypool, más abajo os hablo de él, en una charla con Finch en la que decía “they let congress shut us down.. unless that piece of crap of prism.”

All In

ku-xlarge

Person of Interest fue durante su primera temporada, y parte de la segunda, uno de los mejores procedimentales, principalmente por su innovación y temática, que se podían ver en televisión, contándonos cada semana la historia de una persona catalogda irrelevante
por el gobierno pero que era relevante para alguien, concretamente para nuestros héroes.

“Everybody is relevant to someone.”

Durante este tiempo la serie empezó al más puro estilo Fringe en su primera temporada a construir un mundo único, lleno de aliados y villanos que en un futuro sabíamos que volverían para hacer algo mayor, para ser parte de una trama mucha más densa y grande.

Igual que en el caso de la mencionada Fringe la recta final de la segunda temporada fue el punto de inflexión para una serie que deseaba aparcar lo procedimental y darlo todo.

Personajes como Kara Stanton, Carl Elias o Nicholas Donelly son sólo algunos de los nombres propios de esta segunda temporada, con ellos hemos vivido grandes momentos.

Uno de los mejores capítulos de la serie, dirigido por el mismo Nolan y llamado Relevance, en el que además de ver por primera vez cómo funcionaba el lado relevante nos presentaron a Sam Shaw (Sarah Shahi), futura miembro del equipo y en ese momento agente de Control, fue seguramente la expresión más clara de este “game changer”. Aquí empezaba lo bueno.

Esta segunda temporada terminó con Shaw uniéndose al equipo del que ya formaban parte, cada uno a su manera los detectives Fusco y Carter de la NYPD, en una tanda de capítulos centrada en la lucha por el control de la máquina entre ellos, Root y Thornhill (Decima).

La máquina se cambió de sitio sola, nadie se pudo hacer con ella y los números seguirían llegando sin impedimentos. Root (Amy Acker), que fue durante unas horas interfaz analógico con la máquina, estaba encerrada en un manicomio y todo parecía calmado una vez más.

Nothing To Hide

3x01_-_Root_hospital

La segunda temporada fue el crecimiento, la tercera fue la confirmación.

POI tiene algo que pocas series tiene y en esta temporada lo ha demostrado.

¿Cuantos capítulos podrían ser tranquilamente una season finale?

¿Cuantos capítulos podrían ser tranquilamente una series finale?

La importancia que adquiere el personaje de Root a partir de la tercera temporada es uno de los más grandes aciertos de la serie bajo mi punto vista ya que realmente la máquina ha sido la protagonista principal de la historia y el poder ponerle cara,
ponerle voz, humanizar la máquina en definitiva, es algo que ha sentado genial a POI.

Amy Acker es una actriz increible que una vez más ha bordado el papel de turno.

Su dinámica y relación con Shaw ha sido otro de los grandes aciertos de la serie.

Dos polos opuestos que empezaron como rivales y que a través de los eventos ocurridos durante la temporada han acabado, primero porque no tenían más remedio pero finalmente casi por voluntad propia, siendo una de los mejores dúos que podemos ver en televisión.

La principal amenaza de la primera parte de esta temporada no fue nadie relacionado con la máquina sino que en el punto de mira teníamos al grupo criminal HR, grupo presentado en la primera temporada de la serie y que estaba liderado por un grupo de polis corruptos.

Carter era el principal objetivo de este grupo y acabó siendo la principal víctima.

Mientras, Root nos maravillaba en el manicomio volviendo loco al director con una última escena de regalo que nos recordó a nuestra querida River (Summer Glau) en Firefly.

Carter se puso al frente de la serie por unos capítulos en su batalla personal contra esa gente, liderada por el poderoso Alonzo Quinn, que había intentado arruinarle todo.

Ella empezó una peligrosa misión en solitario consciente de los costes que tendria.

En una trilogía de capítulos épica HR quedó derrotada pero todo cambió para siempre.

Es obligatorio mencionar a Fusco, el personaje que quizás más ha evolucionado dentro de la serie, un personaje que ha conseguido a la perfección redimirse y pasar de ser un simple policía corrupto a un compañero fiel, a un amigo, una persona totalmente distinta.

Kevin Chapman ha hecho un papel perfecto, Fusco ha pasado a ser casi imprescindible.

C.O.D.

MSERIES00747

A partir de aquí es donde empieza la historia que nos llevará hasta la season finale.

Conocimos a Arthur Claypool, un ex colega de Finch de sus tiempos en el MIT, que nos reveló la primera de una gran cantidad de sorpresas, en sus tiempos Arthur también había estado metido en el mundo de la inteligéncia artifical y su principal creación
fue Samaritan, otra máquina igual que la de Finch que por desgracia nunca funcionó.

Con Arthur le pusimos cara a Control, la persona responsable del proyecto Northern Lights o en otras palabras, la persona responsable de recibir los números relevantes para la NSA.

Samaritan todavía podía hacerse funcionar y es aquí dónde empezó la guerra por ella.

La guerra que Root venía anunciando desde hace tiempo confrontaría a nuestro equipo contra Decima, compañía liderada por Greer (John Nolan), un hombre cuyo objetvio era hacerse con esa segunda máquina y ponerla en funcionamiento fuera cual fuera el coste.

La tercera parte implicada era Vigilance, un grupo revolucionario anti-vigilancia liderado por Collier (Leslie Odom), otro de los grandes villanos de la temporada.

Root era la gran aliada de la máquina y Finch y compañía ya que como habíamos visto durante toda la temporada la máquina hablaba con ella, la había elegido como brazo ejecutor de sus necesidades, Root era algo así como la máquina hecha persona.

Repito, los momentos de Root han sido increibles.

Un personaje que nos recordaba continuamente a los Observers de Fringe ya que sabía qué iba a pasar, cuándo y dónde, pudiendo así adelantarse a movimientos y sucesos.

La mezcla de todo esto no podía acabar de otra forma y lo hizo explotando. Literalmente.

El punto de inflexión en esta trama fue en el capítulo Death Benefit.

La máquina dio el número de un congresista de los Estados Unidos, un hombre que estaba negociando con Greer la adquisición de Samaritan por parte del gobierno después de que Vigilance sacara a la luz pública el programa Northern Lights y este fuera desactivado.

Este congresista resultó ser la amenaza y Finch se negó a matarlo.

A partir de aquí el juego cambió y aunque ni ellos ni nosotors fuimos conscientes hasta los últimos minutos de la temporada, esta decisión cambió el plan global de ganar a sobrevivir.

Samaritan se encendió durante un día en modo beta para que Greer pudiera demostrarle al gobierno lo que podía llegar a hacer su máquina aunque esto no fue suficiente para que le dieran acceso a los sistemas de la NSA, sistemas a los que necesitaba acceso para poder tener a Samaritan completamente operativa, por lo que faltaba el último golpe, el grande.

Vigilance apagó las luces de toda la ciuadad y logró secuestrar a las cinco personas más importantes del planeta en este asunto de la máquina, empezaba el juicio de sus vidas.

Finch, Greer, Control, el senador Ross Garrison y Manuel Rivera, asesor del presidente en asusntos contra el terrorismo iban a ser juzgados por Collier y compañía en una sesión clandestina que iba a ser retransmitida para todo el planeta, ese era el golpe de Vigilance.

Deus Ex Machina

MSERIES01789

Llegamos a Deux Ex Machina, la season finale, un capítulo lleno de intriga y acción.

Con la ciudad apagada Reese y Hersh tenían que ir a la desesperada a rescatar a sus jefes (recordad que Hersh es el ex jefe de Shaw y mano derecha de Control) mientras que Shaw y Root tenían que completar el plan que Root y sus tres amigos hackers habían planeado para poder detener el avance de Samaritan, la amenaza que estaba a punto de encenderse.

En uno de los mejores giros de la temporada descubrimos que todo era plan de Greer.

Él había creado Vigilance años atrás esperando a que llegara este momento, aprovechándose de la debilidad de Collier en el momento en que su hermano fue condenado injustamente por un error del gobierno y sus sistemas de vigilancia que lo habían catalogado como terrorista.

Su golpe maestro era hacer volar por los aires ese edificio en el que se había celebrado dicho juicio causando un sin fin de víctimas mortales y cargándole el atentado a Vigilance, algo que de paso demostraría a la gente del gobierno que Samaritan era algo imprescindible.

Nadie había visto el juicio, la señal había sido interceptada. Un genio el señor Greer.

John Nolan ha interpretado este papel a la perfección, posiblemente haya sido uno de los mejores villanos de la temporada seriéfila, encajando siempre perfectamente en el rol de un hombre obsesionado con un fin, el clásico personaje siniestro, misterioso y genial.

A la vez que Greer mostraba sus cartas, Root y Shaw conseguían sustituir los servidores de Samaritan por esos siete servidores alternativos que Root y cia. habían manipulado.

Un inciso, nos encanta Root con bata de laboratorio.

Creo que todos estuvimos esperando durante todo el capítulo ver la forma en la que se lograba impedir el encendido definitivo de Samaritan, ver la victoria de nuestros protagonistas una vez más, aunque eso fue otro giro interesante que agradezco mucho.

POI nos enseñó que no siempre ganan los buenos, algo que no solemos ver mucho.

Los siete servidores que instaló Root eran para darle un punto ciego a Samaritan, siete nuevas identidades serían indetectables para la máquina de Greer y estas identidades son las tapaderas de Root, Shaw, Finch, Reese y los tres hackers, los rivales de Samaritan.

En ellos recaerá ahora la misión de luchar en una partida entre dos dioses.

– “I take it, your plan to stop Samaritan wasn’t successful.”

– “Any chance we had of stoping it ended when we didn’t kill the congresman, this was never about winning, it’s just about surviving.”

Un cierre increible para una temporada espectacular.

Person of Interest está dejando de ser esa serie semi-desconocida que ha sido durante sus primeras temporadas, cada vez son más sus adeptos, cada vez son más los que saben que están delante de algo grande, posiblemente de la mejor serie televisiva del momento.

Root y Shaw, Amy y Sarah, son uno de los principales motivos del crecimiento de POI; junto con sus guionistas y sus historias trepidantes, el resto del elenco perfecto como siempre desde el inicio otro y la calidad, el perfecto hilaje de las tramas y las historias.

No me olvido tampoco de la OST (música original) de la serie. Sublime.

La cuarta temporada promete aunque será difícil superar lo visto este año.

¿Qué será lo próximo?

10418666_744343978922152_1908629464_o

10305961_789090121123332_9221352447902202936_n

2 comentarios en “Person of Interest : Recap (S3)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .