CHICAGO FIRE – BAD FOR THE SOUL (4×15 REVIEW)

Tras 4 capítulos en los que apenas pasó algo interesante, Chicago Fire vuelve a dejarnos con un capítulo entretenido, algo que últimamente suele pasar muy de vez en cuando.

Gracias a un tornado, un concejal corrupto, y los ánimos e insistencias de Tamara Jones reforzados con los de Dawson, ahora a  Casey se le ha metido en la cabeza que quiere ser concejal, y ya ha recibido sus dos primeras ofertas de trabajo sucio, uno para ganar y otro para cuando gane. ¿Qué significa esto? Pues que seguramente la cosa va a acabar mal. Además de aburrirnos durante el proceso. Precisamente lo último que necesitábamos ahora era meternos en política.

El comportamiento de Chili tras la muerte de su hermana hace varios episodios  llegó hasta el extremo de querer quitarse a Brett del medio contándole mentiras a Boden. Por suerte para todos, sus problemas con el alcohol acaban por ganarle una estancia en rehabilitación, haciéndonos perderla de vista para siempre. Sigo sin enternder por qué simplemente no aprovecharon la trama de hace dos capítulos para matarla.

Para cubrir el despido de Chili deciden traernos a uno de esos personajes random que no aportan absolutamente nada, y al que no volveremos a ver nunca, un tío constantemente enfadado. Entre la payasa de Chili, la tontita de Brett, el borde este, el depresivo aquel, Choot Chout, y PeterMills, estoy empezando a pensar que en Chicago no hay paramédicos normales. Y para tres que tenían, van y matan a Shay, a Rafferty la largan para su casa, y a Dawson la hacen bombera.

A causa del cierre de otra Estación, la 51 se ve obligada a acoger en su camión a un bombero con más experiencia que JimBo, pero tranquilos que aquí siempre tienen solución para todo y como JimBo también es paramédico, se quedará en la ambulancia con Brett. No puedo decir que esta reubicación me sorprenda, ya que es algo que han usado demasiadas veces: Dawson pasando por la ambulancia, el camión, e incencios provocados; Cruz pasando del camión al escuadrón; y PeterMills haciendo un pleno pasando por el camión, el escuadrón y la ambulancia. Esta gente sabe hacer de todo.

Chicago Fire

Pero como iba a diciendo, tenemos nueva incorporación. Una bombera llamada Stella Kidd que resulta ser una amiguísima y excompañera de Dawson, y que parece tener un secreto con Severide. Espero que no sea el mismo secreto que tiene con toda la población femenina de Chicago, porque después de 4 temporadas el tema empieza a cansar… De hecho, el verdadero plot twist sería que Severide no se haya acostado ella.

Por otro lado, quiero ver a Kidd en acción, creo que es un personaje que puede llegar a molar si los guionistas deciden esforzarse un poco y dejarla en la serie. Sinceramente pienso que sería una tontería volver a cometer el error de desaprovechar a un personaje nuevo que podría aportar algo.

Y hablando de Severide, a quien en estos últimos 5 capítulos le dio tiempo a tener un rollete con una agente de Seguridad Nacional que no sé qué pintaba (si alguien lo entendió es libre de explicármelo), el Teniente salva el día cuando acusan a un bombero de haber empujado a su compañero edificio abajo y él resuelve el misterio.

Y para terminar, ahí va la ronda rápida de momentos random:
Capp y su libro para colorear.
El puntazo de Brett con el tío “repentinamente ciego”.
Cómo se han sacado de la manga que a Brett le mola JimBo.
Casey rescatando a un gatito super mono en un incendio.
Lo muy necesario que es matar a Cruz.

Chicago Fire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .